fbpx

¿Cuánto ha invertido Qatar para llevar su fútbol a dónde está?

Escucha este artículo

 

La participación de la selección nacional de Qatar en la Copa América 2019 es un logro más para el fútbol de este país, ¿cuánto han invertido en el proceso?

¿Cuánto ha invertido Qatar para llevar su fútbol a dónde está?

Ya está aquí la Copa América de Brasil 2019, y con ella, la mayor sorpresa de este certamen: la participación de la selección de Qatar como invitada. Esta selección, que históricamente ha estado muy por debajo del nivel del fútbol profesional mundial, ha ido progresivamente cambiando su historia frente al fútbol y al deporte en general, tanto así que este año logró coronarse como campeona de la Copa Asiática de Naciones, al pasar por encima de Japón en la final, el otro país invitado al certamen sudamericano. Su estreno en esta Copa América también fue de destacar, rescatanto un empate 2-2 contra la selección de Paraguay.

Read in english: How much has Qatar invested to take its football to where it is?

Frente a estos triunfos surge una pregunta: ¿cuánto ha invertido Qatar para llegar a este nivel? La respuesta es todo menos sencilla, pues el camino que ha recorrido este país se remonta casi a comienzos del 2000, cuando su economía comenzó a dar un vuelco y se estableció como un país con un alto poder adquisitivo, al menos en sus empresarios más exitosos.

En 2004, Qatar dio origen a la Aspire Academy for Sports Excellence, una escuela que tenía como objetivo principal entrenar jugadores a un nivel profesional de élite, no para enviarlos al extranjero, sino para formarlos en su propia casa. Esta sería la primera inversión a largo plazo, que en su momento estableció puentes con la Masía (la cantera del FC Barcelona) y que ya ha extendido sus puentes a equipos europeos como el FC Bayern o el PSG.

En búsqueda de un Mundial

Sin embargo, la verdadera carrera de Qatar comenzó cerca del 2011, cuando la campaña para ser la sede del mundial masculino de fútbol en 2022 empezó a tomar peso. Según reportes del Telegraph del momento, Qatar invirtió alrededor de 34 millones de dólares solo en esta campaña, con jugadas publicitarias tales como acercar a grandes jugadores de talla mundial (Gabriel Batistuta y Zinedine Zidane, entre otros) para su proyecto, o demostrar la ayuda que prestó Qatar a la Federación Argentina de Fútbol en su crisis del 2009.

Más adelante, Reuters anunciaba la intención de Qatar de convertirse en un centro del deporte mundial, teniendo el fútbol como bandera. El anuncio económico más importante fue el estimado de 100 billones de dólares que gastaría Qatar para ser el anfitrión de la copa mundial del 2022, poniendo su foco de atención en dos puntos importantes: crear una infraestructura de transmisión de eventos deportivos en Qatar, lo que para el mundial resulta fundamental, y la creación de una red de inversión extranjera que apoye tanto el deporte nacional qatarí como su proyección a nivel internacional.

Líderes en inversión futbolística

En 2018, El País identificó a Qatar como el país con la inversión más alta per cápita en el fútbol, relacionando su proyecto no solo con la proyección del mundial, sino con una realidad europea que, a lo largo de la década del 2010, ha sido cada vez más evidente: el poderío económico que ostenta el club parisino PSG.

Lea también: ¿Será esta la temporada de fichajes más cara de la historia? 

Este club francés ha tenido un proyecto económico agresivo y sin parangón, pues ha buscado establecerse como una referencia absoluta del fútbol de clubes a través de su proyección a largo plazo y su intención de captar a grandes, sino los mejores jugadores del mundo. Por supuesto, esta relación se da debido a que Nasser Al-Khelaifi, el multimillonario qatarí, es el presidente del PSG. Este proyecto se suma a otros como la adquisición del equipo español Cultural Leonesa o la fundación del canal deportivo beIn Sports.

Los últimos datos que han salido al público revelan el costo de la construcción de los estadios y la adecuación de las instalaciones para el mundial: alrededor de 6 billones de dólares. Estas megaconstrucciones, que no son ajenas al panorama deportivo si se recuerda lo ya hecho en Brasil 2014 o Rusia 2018, son solo otra muestra del poderío de Qatar que parece no descansar en su lucha por ser una referencia del fútbol y del deporte mundial. ¿Podrá toda esta inversión traducirse en títulos y rendimiento deportivo, como ya hicieron este año con la victoria en la Copa Asiática?

 

LatinAmerican Post | Jorge Ovalle

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…