fbpx

Laura Yeager y las mujeres en el ejército

Escucha este artículo


La estadounidense ha logrado lo que pocas mujeres en el mundo han hecho: resaltar en un ejército donde la mayoría son hombres y el género un impedimento

Laura Yeager y las mujeres en el ejército

El próximo 29 de junio, la estadounidense Laura Yeager se convertirá en la primera mujer al mando de una división de infantería. Este representa un hito para las mujeres en las fuerzas armadas, pues no solo en Estados Unidos, sino alrededor del mundo en general, esta labor es en su mayoría liderada por hombres.

Read in english: Laura Yeager and women in the army

Tras más de 30 años sirviendo para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, ha sido parte de momentos históricos como la guerra contra Irak, ha piloteado aviones en combate y de evacuación médica, y ha ganado condecoraciones como una Estrella de Bronce y una Legión del Mérito. Sin embargo, este es quizás el mayor reconocimiento que podrá tener Yeager en su devoción ante la vida militar. De acuerdo con El Espectador, “a pesar de formar parte de la reserva, la 40 División de Infantería de la Guardia Nacional, tomado parte activa en numerosos conflictos bélicos desde la Primera Guerra Mundial, por lo que no se descarta que Yeager acabe liderando a sus tropas en primera línea de combate”.

Este importante suceso para Yeager, y para las mujeres en general, nos hace cuestionarnos, ¿cómo está el panorama de las mujeres en los ejércitos?

Puede interesarle: El matrimonio igualitario es un hecho en Ecuador

Aunque recientemente es más común empezar a ver a mujeres hacer parte de las distintas Fuerzas Armadas de los países, este sin duda es un trabajo nuevo para ellas, pues en muchos países las mujeres son admitidas desde hace menos de 30 años. En el pasado, las mujeres podían hacer parte del ejército, pero en labores más relacionadas a la salud o el cuidado de heridos durante las guerras. Eso, sin embargo, está comenzando a cambiar.

Dado lo reciente que es la movilización de la mujer en los distintos campos de las Fuerzas Militares, es lógico que hasta ahora pocas lleguen a altos cargos como el de Laura Yeager, pues eso necesita de un amplio conocimiento y recorrido por distintos cargos y sectores.

En unos años, probablemente, se vean más mujeres en altos mandos alrededor del mundo. Mientras tanto, representan apenas un poco más del 10% de los diversos ejércitos, de acuerdo con el Observatorio Militar Para la Igualdad de España.

Estados Unidos, de hecho, fue uno de los países que empezó a tener mujeres en sus filas primero. Esto, ya que para la década de los 70 ya se empezaban a ver en algunos cargos no operativos o relacionados con la salud y enfermería. Por su parte, países europeos, salvo algunos como Alemania, lo empezaron a ver apenas a finales de los 80.

Para 2017, de acuerdo con la OTAN, la media estaba en 10.8% en cargos de campo (contando oficiales y suboficiales). En esta medida, Francia es el país con más mujeres, cuya cifra alcanza el 19%, mientras que hay países como Italia en el que las mujeres solo alcanzan el 3%.

Mujeres en los ejércitos de América Latina

En América Latina, la primera concepción de mujeres dentro del ejército se dio en 1974 en Chile, con el surgimiento de la Escuela de Servicio Auxiliar Femenino del Ejército y del Servicio Femenino Militar. Todos estos fueron grupos de mujeres en servicio más que todo operativo, mas no en campo ni combate y, mucho menos, en altos mandos. Desde allí, los países latinoamericanos han ido aceptando más mujeres en distintas líneas de las Fuerzas Militares.

De acuerdo con la Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal), no fue sino hasta inicios de los 2000 que la presencia de mujeres comenzó a dispararse. Esto se relacionó también al ascenso de mujeres a altos cargos públicos, especialmente en los ministerios de defensa. Con Michelle Bachelet de primeras, en 2002, como ministra de Defensa, este sector que antes estaba reservado para hombres comenzó a cambiar.

De acuerdo con el informe sobre mujeres en los sectores de Seguridad y Defensa de América Latina de Resdal, que es publicado cada dos años, las operaciones de paz como Misiones de las Naciones Unidas son las causas en las que más participan las mujeres. En este caso, “Uruguay es el país que mayor presencia femenina envía a las operaciones de mantenimiento de paz respecto del resto de la región, siguiéndolo Argentina, y luego Bolivia”. En este tipo de casos, Uruguay tiene misiones como la de Estabilización de Haití de la ONU, donde las mujeres ocupan el 46.34%, mientras que Brasil apenas el 3.66%.

Algunos países de la región como Argentina, Chile y Uruguay han fomentado políticas para facilitar reclitamiento, promoción y evitar discriminación de las mujeres que hagan parte de la seguridad y defensa de su país. Entre ellos, está precisamente el incentivo para que más mujeres participen en misiones de paz y se busca que en la próxima década se nombre la primera comandante en alguna misión de paz de la ONU.

Aunque esto puede sonar optimista, lo cierto es que América Latina está lejos de ser una de las regiones más adelantadas en términos de género. De hecho, “las mujeres representan menos del 7% de todas las fuerzas armadas de Latinoamérica”, según la revista Foreign Affairs Latinoamérica. Las cifras de Resdal muestran un avance en términos de mujeres que han llegado a trabajar en cargos de campo, como lo son las misiones de paz. Sin embargo, aún no hay un mayor número de mujeres que se destaquen en altos mandos, y ningún país de la región tiene aún mujeres en combate. Según la misma revista, solo 14 países en el mundo ya dejan que mujeres vayan a las zonas de combate y ninguno de ellos es de América Latina.

A pesar de que la cifra de mujeres en los ejércitos aumenta, en teoría, con el paso de los años, según Resdal, “la posibilidad de incorporación no es completa, estando restringidos algunos ámbitos y tareas”. Esto sucede sin contar que muy pocos países cuentan ya con una estrategia organizada para incentivar que las mujeres se enlisten en sus ejércitos. Igualmente, los países, con Francia como uno de los principales ejemplos, deberán ejecutar planes que fomenten la igualdad de los derechos a la hora de lograr promociones en los cargos.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…