fbpx

Eike Batista: cuando los millones y la corrupción se juntan

Escucha este artículo


El multimillonario brasileño está en la cárcel y ahora debe pagar una multa de $134 millones de dólares por los delitos de corrupción activa y lavado de dinero

Eike Batista detenido por la policía Brasilera en 2018

Hace tan solo unos años, Eike Batista era reconocido por toda una generación de empresarios como un hombre de negocios que construyó una fortuna a través de negocios relacionados a la minería de oro y el petróleo en Brasil. Ahora, su reputación se ha desplomado. Como parte de la operación "Lava Jato", que condenó a los expresidentes Dilma Rousseff y Michel Temer, Batista fue encontrado culpable de corrupción activa y lavado de dinero. ¿Cómo fue el ascenso y la caída de quien alguna vez fue el hombre más rico de Brasil?

Read in english: Eike Batista: when money and corruption come together

Una fortuna a partir de la minería

Tras asistir a la Universidad de Aachen en Alemania, el brasilero se dedicó a vender pólizas de seguro puerta a puerta. Sin embargo, tras enterarse del auge del oro en su país, invirtió, con un préstamo, en la compra de su primera mina de oro en Brasil, la cual le dejó de ganancia su primer millón de dólares, según datos de la BBC.

Con asociaciones y contactos estratégicos, para el 2000, el empresario ya era reconocido por haber construido su denominado Imperio “X”.  A 2012, ya era la séptima persona más rica del mundo, según la lista publicada para este año por la revista Forbes.

Con una fortuna que superó los 30.000 millones de dólares, Batista expandió su negocio de minería, petróleo y materias primas hacia países vecinos de Brasil, por lo cual logró exitosas asociaciones con grandes multinacionales como Rio Tinto.

El comienzo del fin

A partir del 2013, a causa de la crisis internacional del petróleo y por una mala gestión, el Imperio “X” reflejó un significativo declive financiero. Además, también se debe recalcar que los pozos petrolíferos no producían lo esperado y los proyectos en construcción tuvieron en significativos atrasos. Así, en vez de generar las grandes ganancias que se proyectaban, se convirtió en una pérdida económica. A partir de ese momento, Eike Batista vendió la mayoría de sus empresas, propiedades inmobiliarias y bienes de lujo.

En manos de la ley

La caída de Batista se materializó en el 2016, cuando se refugió en el exterior y fue declarado prófugo. Con la operación “Lava Jato”, la inteligencia operativa de Brasil reveló uno de los casos más sensibles de corrupción del país, en donde se describe que Batista utilizaba sus contactos en el sector público para salir favorecido en las licitaciones de dicho sector.

Tras estos hallazgos, Batista se entrega a manos de la justicia y al cabo de unas horas, según la BBC, ya se encontraba compartiendo celda junto a otros delincuentes comunes. Esto, debido a que no se le otorgó el derecho a una celda especial al no haber culminado sus estudios de formación universitaria.

Lea también: ¿Qué tan buena es la relación entre Carlos Slim y AMLO? 

Sin embargo, el carioca permaneció únicamente unos meses en la cárcel de Rio de Janeiro. La sentencia dictada por el juez federal Marcelo Bretas, determinó que el ex magnate debía cumplir una sentencia de 30 años en arresto domiciliario y debía cumplir con una sanción de 53 millones de reales (aproximadamente 134 millones de dólares).

Según Bretas, "Sus crímenes causaron profundas cicatrices en la confianza de inversionistas y empresarios que, en un pasado reciente, vieron a Brasil como una buena opción de inversión". Esto, después de dictar la sentencia a Batista por los delitos de corrupción activa y lavado de dinero.

La reinvención

A pesar de estar en arresto domiciliario, el empresario Eike Batista ha hecho un intento por reinventar su modelo de negocios tras la bancarrota, un proceso judicial y las evidencias de corrupción en el entorno de sus antiguas empresas.

En la actualidad, actúa como consultor y como youtuber, obteniendo más de 125.000 seguidores en el último año. Dentro de su canal, comparte con su audiencia las tendencias de los negocios, las inversiones estratégicas y los denominados “unicornios”, de los cuales ve ideas innovadoras que pueden traer ganancias exponenciales.

En entrevista con Bloomberg, Batista presumió acerca de los 15 "unicornios" que criaba en su hogar, refiriendose a las empresas con las que se propondrá recuperar su riqueza. Batista fue alguna vez la octava persona más rica del planeta, e incluso en su momento emitió una advertencia al multimillonario mexicano Carlos Slim, asegurandole que lo alcanzaría en el ranking.

Adicionalmente, Batista llevo a cabo la semana pasada su regreso a Twitter, en dónde se ha dedicado a responder mensajes de admiradores y a expresar su admiración por el magnate de la tecnología estadounidense Elon Musk.

 

LatinAmerican Post | Alejandra Caballero

Copy edited by Juliana Suárez