fbpx

La estrecha relación entre el suicidio adolescente y '13 Reasons Why'

Según un estudio publicado en abril, es posible que retratar el suicidio en las series tenga graves consecuencias en adolescentes vulnerables

Escena de la serie '13 Reasosn Why' / Netflix

Captura de una escena de la serie '13 Reasosn Why' / Netflix

Latin American Post | Juan Gabriel Bocanegra

Escucha este artículo

 

El 15 de julio, la página oficial de la serie 13 Reasons Why publicó que iba a editar la escena de suicidio de la primera temporada, ya que al parecer no ha tenido un efecto positivo en los espectadores que la ven. Este anuncio sucede después de que la segunda temporada se haya estrenado en mayo del 2018 y meses antes del estreno de la tercera temporada. 

Read in english: The close relation between suicide rates and '13 Reasons Why'

La serie trata sobre las razones que llevaron a Hannah Baker, una adolescente recién llegada al pueblo, a que se suicidara. Cada capítulo consiste en una grabación que deja a las personas que ella considera son responsables de su suicidio. Asimismo, la serie muestra lo que sucede con los destinatarios de las grabaciones después de que ella muriera. 

La serie plantea el suicidio adolescente con una escena explícita que no deja lugar a dudas de la gravedad del problema. Sin embargo, este mensaje aparentemente dejo puntos ambiguos, ya que justo después del estreno en abril del 2017 aumentarón las tasas de suicidio de jóvenes americanos. 

Puede interesarte: La escena explícita de suicidio de '13 Reasons Why' se eliminará de la serie

Esta fue la conclusión que sacó el estudio liderado por Jeff Bridges, director del Center for Suicide Prevention en Nationwide Children's y profesor de pediatría, psiquiatría y salud comportamental en la Ohio State University College of Medicine.

Publicado en el Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry en abril de este año, el estudio analizó datos del US Centers for Disease Control and Prevention en relación con el suicidio en EE.UU. desde el primero de enero del 2013 hasta el 31 de diciembre de 2017.

Los resultados no son buenas noticias noticias para la serie, ni para nadie. Según el estudio, las tasas de suicidio de jóvenes entre 10 y 17 años aumentaron un 28.9 % durante abril del 2017, el mes siguiente al que que se estrenó la primera temporada de 13 Reasons Why. La cifra fue de 0.57 por 100, 000 jóvenes en el rango mencionado y en los siguientes nueve meses sucedieron 195 suicidios más de lo que los patrones de los anteriores años mostraba.

Otro particularidad del estudio fue que el aumento sucedió principalente en hombres menores de edad y no tanto en mujeres adolescente o adultos.

Frente a este resultado que parece contraintuitivo, teniendo en cuenta que el personaje de Hannah es una mujer adolescente, la doctora Lisa M. Horowitz, científica de planta en el National Institute of Mental Health’s Intramural Research Program y una de las coautoras del estudio, dijo para The New York Times que "mujeres de todas las edades son tres veces más propensas a intentar suicidarse, pero los hombres son cuatro veces más propensos a completar el suicidio (...) Cualquier aumento entre las niñas pudo haber sido en intentos".

Un vocero de Netflix se pronuncio al día siguiente de la publicación del estudio y dijo que "este es un tema de importancia crítica y hemos trabajado duro para asegurarnos de manejar este tema responsablemente", en declaraciones recogidas por CNN. Además de la reedición de la escena de suicidio, la empresa de streaming también ha creado lineas de ayuda y hecho publicidad dentro de la misma para que se busque ayude en caso de tener pensamientos suicidas.

Con relación al resultado de la investigación, la Dra. Horowitz también dijo para NPR que "Los resultados de este estudio deberían crear consciencia de que la gente joven es particularmente vulnerable a los medios (...) Todas las disciplinas, incluyendo los medios, deben tener mucho cuidado de ser constructivos y considerados sobre los temas que se intersectan con las crisis de salud pública.

Bridges también habló sobre la importancia de ser cuidadosos en la reproducción ficcional de estos actos. "Hay bastante evidencia de que los retratos explícitos y sensacionalistas de suicidos en las noticias y en los medios de entretenimiento pueden incrementar el riesgo de contagio, especialmente entre jóvenes vulnerables", pero "cuando se hace con responsabilidad, las representaciones de suicidios pueden ayudar a reducir el estigma y promover la búsqueda de ayuda y el apoyo", dijo en un correo electrónico enviado a The Huff Post." 

Tanto fue el impacto del estudio que la National Association of School Psychologists publicó un comunicado advirtiendo a los padres sobre los peligros del contenido de la serie: "No recomendamos que la juventud vulnerable, especialmente, aquellos que tiene algún tipo de ideas suicidas, vea esta series. Su poderosa narrativa puede llevar a que los espectadores impresionables romanticen las decisiones hechas por los personajes y/o desarrollar fantasías de venganza".

Finalmente, hay que hacer una salvedad, tal como menciona el New York Times. El estudio señala que hay una correlación mas no una causalidad, con los aumentos de suicidio en abril del 2017 que menciona el estudio. Esto significa que "los autores no pudieron determinar si en realidad ver show influenció en el suicidio de cualquier espectador". Más allá de invalidar el argumento del estudio de Bridges, es importante tener en cuenta que pueden haber otra variables que den una imagen más completa de por qué aumentó en ese mes particular.

Aun así, lo que sí queda claro es que en series con un público así de masivo, las consecuencias de retratar temas tan sensibles y más con un público objetivo de jóvenes pueden salir de la esfera de la ficción y tener efectos graves en la realidad. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…