fbpx

Egan Bernal, el ciclista del futuro

Escucha este artículo


La era del ciclista colombiano de 22 años comienza a los pies del Arco del Triunfo. El primer latinoamericano en alcanzar el peldaño más alto en la historia del Tour de Francia inicia una nueva etapa en su carrera con fuerza y con mucho futuro

Colombia's Egan Bernal of Team Ineos, celebrates while crossing the finish line to win the Acht van Chaam cycling race in Chaam, Netherlands.

EFE | Juan Medina

La comunión del ciclismo colombiano con el Tour de Francia llevaba años fraguándose con corredores como Lucho Herrera, Fabio Parra o Nairo Quintana, pero ha sido un joven 22 años criado en Zipaquirá (centro del país) quien ha conseguido el primer triunfo de Colombia en la ronda francesa. La era de Egan Bernal comienza a los pies del Arco del Triunfo.

Que un colombiano ganará el Tour de Francia era una quimera hasta hace muy poco, aunque muchos lo hayan intentando. Pero el sueño se ha hecho realidad gracias a la proeza del joven Egan Bernal, el flamante vencedor de la ronda francesa, que a sus 22 años está llamado a ser el nuevo referente del ciclismo mundial.

“Es mi primera victoria en el Tour de Francia, espero que haya otras”, aseguraba un exultante Bernal desde lo más alto del podio de París, desde donde observaba los centenares de compatriotas que ondeaban las banderas colombianas, tiñendo la capital francesa de amarillo, más amarillo que nunca.

Cerca del nuevo ganador del Tour de Francia estaban sus padres, Germán y Flor, su hermano Ronald, y su novia Xiomara.

La felicidad era completa. “Es nuestro primer Tour de Francia. Se han disputado muchas ediciones, muchos colombianos lo han intentado, han ganado muchas cosas, muchas carreras, pero el Tour no llegaba. Creo que Colombia lo merecía”, señalaba el ciclista del Ineos.

EN LAS MONTAÑAS DE ZIPAQUIRÁ

El triunfo de Bernal recuerda su dura infancia, criado en Zipaquirá, localidad  situada a unos 45 kilómetros al norte de Bogotá y patrimonio histórico, cultural y religioso de Colombia. Entre sus aledañas cumbres, el joven Egan fue amando el ciclismo, gracias a su padre, guardia de seguridad, quién le animó a que practicara este deporte para compensar el sueño que él no pudo cumplir.

De esta manera, el destino de Egan Bernal, acompañado de sus grandes cualidades para la bicicleta, era destacar en el ciclismo, siguiendo la etapa de los grandes colombianos que marcaron el camino el Tour de Francia.

El ejemplo de Lucho Herrera, Fabio Parra, Santiago Botero o Fernando Gaviria, por citar algunos, marcó su preparación.

Aunque no han faltado obstáculos en su camino. Desde muy niño destacó y ganó varias carreras, tanto en pruebas de ruta como en “mountain bike”, pero con 16 años estuvo a punto de dejar la bicicleta para estudiar periodismo.

El empeño de uno de sus entrenadores impidió que el hoy ganador del Tour de Francia se dedicara a escribir noticias o crónicas de ciclismo.

“Me dijo que si no me iba bien, él mismo me pagaría los estudios de periodismo”, recordaba Egan.

Fabio Rodríguez, uno de sus primeros entrenadores en el club de ciclomontañismo de Zipaquirá destaca las características de Bernal y su gran profesionalidad. “Cuando todo el mundo hacía dos horas en medio del barro y la lluvia, él hacía casi el doble. Puro trabajo y entrega en busca de lo que quería”.

Su participación en los Mundiales de Lilehammer (Noruega), en 2014, en categoría junior, donde ganó la medalla de plata, llamó la atención del mundo del ciclismo.

Un año después, ya entrenaba en Mónaco a nivel del mar bajo las órdenes del italiano Gianni Savio, director del equipo Androni.

Lea también: Después de tremendas caídas, Egan Bernal gana el Tour de Francia 

En Europa, las cualidades del joven Bernal asombraron a sus nuevos entrenadores. A sus 18 años, sus valores eran similares a los de Miguel Induráin y superiores a Chris Froome o Alejandro Valverde.

En 2017, tras ganar el Tour del Porvenir, el nombre de Egan Bernal ya aparecía como entre los futuribles ganadores del Tour de Francia.

El tiempo ha dado la razón a esos pronosticadores y a los dirigentes del poderoso Ineos, su actual equipo, antes llamado Sky, donde ha coincidido con Chris Froome y Geraint Thomas, los últimos ganadores de la ronda francesa.

“Me sorprendieron de él dos cosas. Que no era un escalador como los otros. Sabía rodar, controlar el esfuerzo en contrarreloj y posicionarse bien en la bicicleta. Y que era tan maduro que solo pedía aprender”, recuerda Dave Brailsford, el hombre fuerte del Ineos.

Egan, nombre griego relacionado con el mito del fuego, abre una nueva página en el ciclismo, esta vez con un apellido latinoamericano, el primero en alcanzar el peldaño más alto en la historia del Tour de Francia. A sus 22 años, la era Bernal comienza con fuerza y con mucho futuro.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…