fbpx

Gobierno Duque, un año con más bajas que altas

En LatinAmerican Post repasamos los acontecimientos que más han marcado su primer año como presidente

El presidente de Colombia, Ivan Duque en Bogotá (Colombia).

Escucha este artículo


Read in english: Duque's Presidency, a year with ups and downs

El presidente de Colombia, Iván Duque en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara

El 7 de agosto se cumple un año desde que Iván Duque asumió la presidencia de Colombia. Si bien en su discurso prometió no polarizar más el país, lo cierto es que la realidad es otra. Desde LatinAmerican Post repasamos los acontecimientos que más han marcado su primer año como presidente.


Baja popularidad

En este año, y de acuerdo con diferentes encuestas realizadas a los colombianos, su aprobación y credibilidad han estado más en las cifras negativas que en las positivas. 

Según una encuesta realizada por la firma Invamer, los colombianos desaprueban, a julio de 2019, la gestión del presidente en un 56.5 por ciento; a diferencia de septiembre de 2018 cuando su nivel de desaprobación apenas alcanzaba un 32.7 por ciento. Sin embargo, las cifras de desacuerdo con el gobierno fueron subiendo cada vez más. 

Tan solo en diciembre del año pasado, de acuerdo a una encuesta realizada por Datexco, el 78 por ciento de los encuestados estaban en desacuerdo con sus políticas. Lo anterior debido a la falta de resolución de sus primeras crisis dentro de su gobierno.

Una de las mayores críticas fue el paro estudiantil, en donde se exigía al presidente aumentar el presupuesto a la educación. A pesar de insistir en que “no había presupuesto” y de no concretar una cita para establecer un diálogo directo con lo estudiantes, trece movilizaciones y dos meses después, Duque y los estudiantes pudieron llegar a un acuerdo, en medio de críticas por parte de la oposición.

La otra crisis que tuvo que afrontar fue la polémica reforma tributaria, la cual fue firmada e implantada tan pronto comenzó el 2019 y con la cual se esperaba recaudar “7.5 de los 14 billones [COP] que se planeaba recoger con la primera propuesta” (con la que se impondría IVA a los productos de la canasta familiar), de acuerdo con Pacifista. El cambio se daba en un ajuste a la base gravable para cobrar el impuesto de la renta; el IVA plurifásico a las cervezas y gaseosas, el ataque a la evasión y la disminución de los impuestos a las empresas. 

Lea también: Cultivos de hoja de coca en Colombia detienen su expansión en 2018: ONU

El desempleo

Sin embargo, con un nuevo año llegan nuevas preocupaciones. Según estadísticas entregadas por el DANE, en junio del 2019 la cifra del desempleo llegó al 9.4 por ciento, subiendo tres puntos porcentuales con respecto al  año anterior.

El ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, que también sufre de baja popularidad entre los colombianos, afirmó no entender las causas del por qué una cifra tan alta. 

De acuerdo con la encuesta de Invamer, una de las más recientes, el desempleo no solo es la preocupación número uno de los colombianos, sino una de las principales razones de la baja popularidad del presidente.

Como una salida para la crisis, Duque anunció una serie de acuerdos con varios empresarios para así impulsar el crecimiento económico del país; teniendo como meta la creación de alrededor 860.000 empleos. 

 

 

Sus constantes viajes al exterior

Dentro de la agenda de un mandatario es clave sus viajes al exterior, pues permiten abrir nuevas relaciones tanto políticas como económicas. 

Sin embargo, en el primer año como presidente, Duque ha realizado más de 20 viajes al exterior. Si bien han sido presentados como oficiales, pues incluyen una agenda de trabajo y reunión con los respectivos presidentes, el hecho de que haya estado más por fuera del país que dentro, deja un mal sabor para la mayoría de los colombianos.

Resaltando que es apenas su primer año de gobierno, en los viajes al exterior del presidente, el gobierno se ha gastado alrededor de 1.500 millones de pesos; una cifra estrambótica teniendo en cuenta que el expresidente Andrés Pastrana, conocido por sus constantes viajes, durante sus cuatro años como presidente se gastó 3.941 millones de pesos, de acuerdo con cifras reveladas por La FM.

No obstante, de acuerdo con una rueda de prensa ofrecida por el canciller, Carlos Holmes Trujillo, los viajes permiten “la agilización de decisiones, la movilización de la voluntad política de los Estados y la facilitación de nuevos elementos de cooperación y de acción conjunta con los países con los que Colombia tiene relación”.

Añadió que estas giras “traen grandes resultados para Colombia en materia de cooperación, al igual que anuncios de apoyos adicionales para atención de crisis migratoria y recursos para cooperación en cambio climático, educación y ciencia”.

 

 

Además, anunció los resultados de las giras: “en el Reino Unido se lograron importantes acuerdos que incluyen recursos para Colombia, como el que tiene que ver con cooperación científica por 3,5 millones de libras esterlinas”; en Francia “se anunció que el país quiere participar en la atención a las problemáticas en la zona de frontera; un acuerdo histórico para la protección del medio ambiente”, entre otros. 

 

Gobernabilidad

A un año de presidencia, la relación entre el presidente, el Congreso, y los partidos opositores no ha sido la mejor, pues muchos de los proyectos de ley importantes propuestos por Duque no han visto la luz dentro del Congreso

Iván Duque se lanzó a la presidencia bajo el aval del Centro Democrático, cuyo dirigente es el actual senador Álvaro Uribe Vélez.

Durante el proceso de paz llevado a cabo en el gobierno anterior, el Centro Democrático fue uno de los partidos que más se opuso su realización. Cuando el presidente trató de objetar la JEP (una jurisdicción para ejercer funciones judiciales, las cuales serán válidas en el marco del fin del conflicto armado), tuvo el apoyo de su partido, pues había sido la bandera de su candidatura. Sin embargo, el Congreso decidió no aprobar la polémica Ley Estatutaria por 110 votos contra 44. 

 

 

Dentro de las pocas leyes que el Congreso aprobó, clasificó la polémica reforma tributaria, pero el gobierno de Duque no pudo cantar una victoria completa puesto que gran parte de lo propuesto inicialmente fue recortado.

Además, la forma en la que el presidente se relaciona con la oposición no ha sido la mejor, pues en mayo del 2019 ,“Duque se reunió con diferentes partidos políticos para buscar un gran pacto nacional, sin embargo, no invitó a la oposición”, de acuerdo con El País.

Por otro lado, otra de sus principales críticas está con la cercanía del expresidente Álvaro Uribe, pues si bien es el director del partido al cual pertenece el presidente, la ausencia de Duque ha permitido que se afirme que quien realmente está gobernando es Uribe. Al respecto, Duque no se ha manifestado puesto que en diferentes situaciones se ha referido a Uribe como “presidente”.

 

 

Quizá le interese leer: Colombia dará la nacionalidad a hijos de venezolanos nacidos en su territorio

Venezuela

Ante la migración masiva de los venezolanos causada por la inestabilidad política y económica del país vecino, el tema de Venezuela ha estado en la mayoría de la agenda del presidente. En muchas de sus visitas a diferentes países, la crisis es uno de sus principales temas, pues se busca ayuda para intentar solucionar la crisis.

Duque fue de los primeros líderes en reconocer a Juan Guaidó como presidente y su insistencia y cercanía al problema venezolano también le ha generado críticas.

Sobretodo cuando en el país se han dejado asuntos desatendidos, como la inseguridad y asesinatos de líderes sociales; la crisis del oriente del país con el cierre de la vía al llano, entre otros. 

No todo es malo 

A pesar de que no ha sido un buen año para el presidente, tampoco todo ha sido malo. El aumento del salario mínimo en un 6 por ciento; el manejo de bandas criminales y al margen de la ley; el crecimiento económico que ha superado el 3 por ciento; la erradicación de más de 2.000 hectáreas de coca y su acercamiento al gobierno de China para firmar varios acuerdos comerciales y estar más presente en el panorama de la segunda economía del mundo. 

 

 

Lo que viene

Los siguientes tres años serán cruciales para el gobierno Duque, pues a diferencia de sus predecesores, en especial Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, el presidente tendrá tan solo cuatro años para cumplir con lo que propuso en campaña. Dentro de su segundo año como presidente, Duque tendrá que mejorar su relación con la oposición, pues sin ella, poco o nada podrá realizar en el Congreso. 

De igual manera, de la mano de su gabinete, afirmó que trabajarán “para lograr un crecimiento económico del 4 por ciento este año y que en 2022 el desempleo haya bajado al 7,9 por ciento”, de acuerdo con El Tiempo. No obstante, el gobierno también tendrá que trabajar en la seguridad de los colombianos, pues cada vez más los grupos armados organizados toman el control del país y a pesar de la respuesta de las Fuerzas Armadas, la muerte de líderes sociales y de desmovilizados aún no han sido controladas. 

Si bien no ha sido un buen año, Duque todavía tiene tres largos años en donde podrá demostrar de qué es capaz.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…