fbpx

La primera mujer en arbitrar la Supercopa no tiene miedo a la atención mediática

Stephanie Frappart dijo que demostrará que las arbitras son tan competentes como sus contrapartes masculinas cuando se convierta en la primera mujer en arbitrar una gran final de competición de la UEFA cuando el Liverpool se enfrente al Chelsea en la Supercopa el miércoles.

Main referee Stephanie Frappart of France posing with the official match ball ahead of the UEFA Super Cup Final

Main referee Stephanie Frappart of France posing with the official match ball ahead of the UEFA Super Cup Final at Besiktas Park on August 13, 2019 in Istanbul, Turkey. EFE / EPA / UEFA via Getty Images / ALEX CAPARROS

Reuters | Ece Toksabay

Escucha este artículo


Read in english: First female referee to officiate Super Cup not afraid of intense spotlight

Frappart, de 35 años, será asistida por su compatriota francesa Manuela Nicolosi y la irlandesa Michelle O'Neill.

El trío ha trabajado junto en partidos más grandes, estuvieron a cargo de la final de la Copa Mundial Femenina de este año en Francia, pero no hay duda de que estarán muy concentradas en el Vodafone Park de Estambul.

Cuando se le preguntó si tenía miedo de ser "doblemente criticada" por cualquier error cometido, Frappart dijo que era hora de que las árbitras demostraran que son tan buenas como los hombres.

"Tenemos que demostrarnos técnica y físicamente que somos iguales a los hombres. No tenemos miedo de (decisiones equivocadas). Estamos listas", dijo en una conferencia de prensa.

Frappart, quien en abril se convirtió en la primera mujer árbitro en la Ligue 1 de Francia, también rechazó la idea de que era más difícil oficiar un juego masculino.

Lea también: Futbolistas en el banquillo... de los acusados

"Creo que no hay mucha diferencia porque el fútbol es el mismo. Son las mismas reglas, así que haré lo mismo que el juego femenino", agregó.

La Supercopa es un partido anual jugado entre los ganadores de la Champions League y la Europa League. El Liverpool venció al Tottenham Hotspur en la final de la Champions League la temporada pasada, mientras que el Chelsea derrotó al Arsenal en la final de la Europa League.

El cuarto árbitro oficial y turco, Cuneyt Cakir, apoyó al trío y dijo: "Son valientes, tienen coraje, no dudan en tomar decisiones impopulares, lo verán mañana".