fbpx

Latinos LGBTQI+ no tienen prevención ni tratamiento de cáncer

Este grupo de 'doble minoría' informa que temen decirle a los proveedores de atención médica su identidad de género y/u orientación sexual, dice el investigador de City of Hope

La mayoría de las personas latinas LGBTQI + informaron ser reacias a compartir su identidad de género y/u orientación sexual con un proveedor de atención médica, y la mayoría nunca ha recibido información sobre el cáncer adaptada para su comunidad, según los resultados de la encuesta dirigida por City of Hope que serán presentados en una reunión de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (AACR) celebrada del 20 al 23 de septiembre.

Las personas LGBTQI + tienen un mayor riesgo de desarrollar cánceres cervicales y orales, y las personas latinas tienen un mayor riesgo de desarrollar cánceres asociados con virus, incluso en el hígado y el estómago. Sin embargo, existen importantes disparidades en la salud del cáncer tanto para las personas LGBTQI + como para las personas latinas, dijo Mayra Serrano, MPH, CHES, gerente del Centro de Alianza Comunitaria para Investigación y Educación en City of Hope, un centro independiente de renombre mundial de investigación y tratamiento para el cáncer, diabetes y otras enfermedades potencialmente mortales.

"Juntos, este grupo es una doble minoría cuyo mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer, desafortunadamente, no se está abordando actualmente", dijo Serrano, quien dirigió el proyecto de encuesta en curso. "Esperamos que los resultados de nuestra encuesta se sumen a una conversación que se debe tener sobre cómo las personas, independientemente de su género, sexualidad, raza o etnia, deberían recibir un tratamiento de salud igual y apropiado y educación para la prevención de enfermedades".

Trabajando con el Grupo de Trabajo Latinx en el área metropolitana de Los Ángeles, Serrano y sus colegas buscan reducir las disparidades de salud. El objetivo es comprender el conocimiento y el comportamiento relacionados con el cáncer dentro de la comunidad latina LGBTQI+. Serrano presentará los datos en curso en San Francisco en la 12ª Conferencia de la AACR sobre La ciencia de las disparidades en la salud del cáncer en las minorías raciales/étnicas y los médicamente desatendidos.

Los ejemplos de falta de competencia cultural se producen cuando, por ejemplo, un proveedor de atención médica usa pronombres de género inapropiados en una conversación o en materiales escritos, o cuando el médico y el personal de apoyo asumen que el paciente es cisgénero (están de acuerdo con el sexo asignado al nacer) y heterosexual durante las discusiones sobre sexo y la necesidad de anticonceptivos.

"Los resultados guiarán el alcance futuro de los esfuerzos educativos para la comunidad latina LGBTQI + y sus proveedores de atención médica", dijo Serrano. "Necesitamos satisfacer mejor las necesidades de las poblaciones desatendidas".

Lea también: Colombia: Con tecnología combaten enfermedades como el Zika o el dengue

Unas 176 personas completaron la encuesta a partir de junio de 2019. La mayoría (74%) se identificó como latina, el 82% se identificó como cisgénero, el 40% se identificó como gay, el 28% se identificó como queer. Algunos compartieron su identidad de género u orientación sexual con los proveedores (44%), pero aquellos que se identificaron como bisexuales tenían menos probabilidades de compartir esa información.

La mayoría de los encuestados (73%) dijeron que tenían miedo de compartir su identidad de género y/u orientación sexual con los proveedores de atención médica. Las personas que se identificaron como bisexuales tenían más probabilidades de mostrarse reticentes a compartir su orientación sexual.

"Los primeros datos sugieren que existe una necesidad urgente de capacitar a los proveedores de atención médica sobre cómo hacer que su práctica sea más culturalmente competente, segura y acogedora para las comunidades LGBTQI + Latinx", dijo Serrano.

Las respuestas clave incluyen:

  • El 91% de los encuestados dijeron que nunca habían recibido información sobre el cáncer con enfoque LGBTQI
  • El 60% de los encuestados de entre 21 y 29 años que eran elegibles para la prueba de Papanicolaou no habían sido evaluados en los últimos tres años, en comparación con el 22% de todas las personas elegibles en los Estados Unidos.
  • El 50% de las elegibles para una mamografía no había tenido una en los últimos dos años, en comparación con el 29% de todas las personas elegibles en los Estados Unidos.

Serrano y el Grupo de trabajo Latinx están colaborando con organizaciones locales LGBTQI+ para ampliar la encuesta. También están desarrollando materiales educativos para la comunidad LGBTQI+ Latina y están trabajando en guías de capacitación en competencia cultural para proveedores de atención médica.

El interés de Serrano en este tema es el resultado y contribuye a los esfuerzos de diversidad e inclusión de City of Hope. City of Hope alberga un grupo llamado Pride en la ciudad, que promueve un ambiente seguro y acogedor para pacientes, familias y empleados LGBTQ. Por lo tanto, durante los últimos tres años, la Campaña de Derechos Humanos ha otorgado a City of Hope un puntaje perfecto en su Índice de Igualdad de Atención Médica, una boleta de calificaciones que evalúa las políticas y prácticas de un centro de atención médica relacionadas con la equidad e inclusión de sus pacientes LGBTQ, visitantes y empleados ".

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…