fbpx

México, un país con muchos problemas pero sin rabia

México es el primer país del mundo declarado libre de rabia en humanos transmitida por los perros, según la Organización Mundial para la Salud.

Perro marrón tumbado en el suelo

Perro marrón tumbado en el suelo. / Foto: Unsplash - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Alberto Castaño Camacho

Escucha este artículo


Read in english: Mexico, a country with many problems but without rage

México es el primer país del mundo declarado libre de rabia en humanos transmitida por los perros, según la Organización Mundial para la Salud, OMS, el país manito logró esta meta a través de campañas sostenidas desde hace varias décadas en las que se vacunaron cientos de miles de perros de manera gratuita.

“Eliminar la rabia no ocurre por accidente, se necesita determinación política, una planificación cuidadosa y una ejecución meticulosa”, fueron las palabras de Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS.

A pesar de que los esfuerzos en América Latina son constantes y han dado frutos muy importantes, México lleva la delantera. Desde 1983 en toda la región se han logrado reducir los casos de la enfermedad en humanos en un 95% y en un 98% en perros.

“México está mostrando al mundo que poner fin a las enfermedades infecciosas para las nuevas generaciones es posible y es el camino a seguir”, fueron las palabras de Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud al respecto de esta noticia que satisface no sólo a quienes han participado de las múltiples alternativas creadas para frenar la enfermedad, también es motivo de celebración para las futuras generaciones que se verán enfrentados a un problema de salud menos en la región.

Además de las campañas gratuitas y masivas de vacunación, la estrategia nacional de control y eliminación, ha fijado su éxito en tres pilares fundamentales complementarios, la vigilancia efectiva y continua de cada potencial caso, la sensibilización de las comunidades respecto a los peligros asociados a la rabia y por supuesto, el diagnóstico oportuno.

En apenas una década, México pasó de reportar 60 casos anualmente en 1990 a sólo tres casos en 1999 y logró su reducción a cero casos desde 2006 cuando se presentaron los últimos casos reportados a dos personas que fueron mordidos el año anterior.

Lea también: Las pruebas de virginidad todavía existen en el mundo

La OMS declara a un país libre de rabia tras tres años de no presentarse ningún caso de contagio humano proveniente de perros, sin embargo, no existía un protocolo de validación que permitiera corroborar la meta cumplida.

La Organización Panamericana para la Salud, OPS y la OMS desarrollaron el proceso de validación y México aplicó a él desde el año 2016. El país elaboró un expediente de casi 300 páginas en el que documentó toda la información histórica y las referencias de los casos reportados a través del tiempo para que un comité conformado por expertos internacionales independientes bajo la supervisión y el acompañamiento de la OPS.

Las visitas por parte de los expertos iniciaron en el año 2018 con el objetivo de corroborar si se estaban cumpliendo con todos los requisitos y procedimientos estipulados para lograr el objetivo. En septiembre de 2019 este panel de expertos recomendó que se validara a México como el primer país del mundo declarado libre de trasmisión de la rabia de perros a humanos.

La rabia es una enfermedad que ataca el sistema nervioso central que causa encefalitis, inflamación del encéfalo, reconocida por algunos síntomas como dolores fuertes de cabeza, rigidez de la nuca y el cuello, altas fiebres y en algunos casos movimientos anormales involuntarios acompañado de alteraciones sensoriales en el oído y la visión.

Es una enfermedad clasificada como zoonótica viral, es decir, que se transmite naturalmente de animales a seres humanos y en ocasiones, viceversa. El virus de la rabia se encuentra alojado en la saliva y en las secreciones de los animales infectados y se transmite cuando el animal infectado entra en contacto con el humano a través de una mordedura o cuando el humano tiene una herida abierta y se expone a las secreciones salivales del animal.

Lea también: La anorexia nerviosa viene en todos los tamaños

La rabia se presenta en dos tipos de manifestaciones clínicas, furiosas y paralíticas, la furiosa se presenta con agitación, alucinaciones, confusión e hiperactividad y se presenta fundamentalmente en mamíferos carnívoros. La manifestación paralítica se exterioriza en roedores, ganado bovino, caprino, ovino, porcino y equino principalmente. En los dos casos es mortal en casi un 100% luego que se han manifestado los síntomas clínicos.

Ante la importancia de mantener esta enfermedad contagiosa a raya, en México se continúan las campañas para la prevención de rebrotes, pues si bien se eliminó la transmisión de perros a humanos, aún se presenta en animales silvestres, especialmente en murciélagos, por lo cual la recomendación de la OMS y la OPS ha sido la vigilancia, control y prevención.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…