fbpx

Dengue, el 'coronavirus' de América Latina

Mientras que decenas de países buscan evitar la propagación del Coronavirus, América Latina lleva meses con una epidemia de dengue que ha infectado a más de 3 millones.

Mosquito transmisor del dengue.

Mosquito transmisor del dengue. / Foto: Pxhere

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Dengue, the 'coronavirus' of Latin America

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunció el estado de alerta para América Latina y el Caribe por el brote de dengue que se viene propagando desde mediados del 2019. Brasil, Colombia, Honduras y Nicaragua son algunos de los países donde más casos de muertes se han reportado, pero éste se encuentra en casi todos los países de la región.

En su momento, el doctor Miguel Aragón, consultor de enfermedades transmisibles de la OPS dijo para EFE que la alerta “es una herramienta que se utiliza en la organización para avisar a los estados miembros en la región de las Américas de cualquier enfermedad que signifique una amenaza para la salud pública". Y este brote, con el saldo de tres millones de casos, se convirtió en 20% más alto que el pasado que hubo, en 2015. 

Ésta es una enfermedad que se transmite por la picadura de un mosquito y sus síntomas se asimilan a un resfriado pues se puede experimentar fiebre, dolor corporal, de músculos y articulaciones. El engaño más grande de esta enfermedad es que al principio los síntomas son leves, lo que hace que la persona que lo padece no ponga atención al malestar. Pero éste puede aumentar drásticamente en cuestión de días hasta que los síntomas sean insoportables. 

Por lo mismo, la OPS ha llamado a priorizar las vidas, pues según lo reportado, de lo más de 3 millones de afectados, al menos 28000 fueron de gravedad y provocó más de 1500 muertes. Con estas cifras, la epidemia actual no solo arrasó con los números de la de 2015, sino que se convirtió en la que más riesgo de muerte ha presentado en la historia, afirmó la OPS.

Lea también CIDH establece estándares sobre 'Empresas y Derechos Humanos'

En ese sentido, América Latina y el Caribe no puede confiarse de que a la región no haya llegado el Coronavirus, pues se están enfrentando a una epidemia tan grave como la que se expande actualmente por Asia. Además, según la OPS, el riesgo del brote del dengue es que es difícil de controlar pues son las temperaturas altas y tropicales las que están favoreciendo su propagación. 

Según una investigación difundida por la revista 'Nature Microbiology' en junio de 2019, las altas temperaturas son un ambiente óptimo que aumenta las posibilidades de que el mosquito transmisor sobreviva más. Así, las temporadas de transmisión son más largas y puede alcanzar a afectar a una mayor cantidad de personas. Es por eso que los países más afectados han sido los tropicales de Sur América como Brasil y Colombia, y en Centroamérica la mayoría, como Guatemala, Bélice, Honduras, Nicaragua, cuyos ambientes favorecen al mosquito.

En la última oleada de propagación, Paraguay en el cono sur, fue uno de los más afectados. Durante ésta, incluso el presidente Mario Abdo Benitez fue infectado, aunque ya anunció que está estable.

No solo el dengue lleva más de seis meses latente, sino que las organizaciones y las autoridades sanitarias de los países hablan de un aumento exponencial, por lo que se espera que en los próximos meses continúen aumentando los casos. Por eso, la OPS ha hecho un llamado a que las personas intenten crear ambientes hostiles para los mosquitos pues, ya que las condiciones climáticas están favoreciendo su propagación, los humanos deben tomar la mayor cantidad de medidas preventivas para contrarrestarlo. 

Frente a esto afirmó que “la forma más efectiva de combatirlo es eliminar sus sitios de reproducción para evitar que el mosquito se reproduzca porque sin mosquitos no habría transmisión del dengue". Algunas de las recomendaciones que se dan es evitar la humedad, plantas hidropónicas (es decir, que crecen en el agua), y otros tipos de lugares donde se concentre el mismo agua. Para eso, la OPS pidió eliminar vasos, llantas viejas, botellas, etc., donde se concentre agua por largos periodos, pues el mosquito se reproduce allí.

La organización también mostró su preocupación frente a la propagación pues el dengue está estrictamente ligado a las condiciones sanitarias y, por ende, a la pobreza. Según Miguel Aragón, las precarias condiciones de limpieza y tratamiento de basuras son las que hacen que el ambiente sea fertil para el mosquito.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…