fbpx

¿Cómo han frenado algunos países el Coronavirus?

Mientras el brote de Coronavirus apenas empieza a ascender en América Latina, algunos de los países donde inició ya se están despidiendo de él

Hombre con un traje biológico sosteniendo un cartel que dice 'Coronavirus'.

Los testículos intensivos y aleatorios han sido una de las medidas más efectivas. / Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: How have some countries stopped the Coronavirus?

En los últimos días del 2019 se conocieron los primeros casos de un extraño virus que comenzó en China y del que poco o nada se sabía. Por ello, la propagación fue rápida y China y los países cercanos no sabían como responder. La creación de dos hospitales en menos de dos semanas en la zona donde inició el virus dejaron ver que China estaba dispuesto a acabar con él. Tres meses después se conoció una emotiva imagen donde unos servidores del sector de la salud celebraban que se habían dado de alta todos los pacientes de un hospital.

Mientras tanto, países como Italia y España están empezando a vivir la desesperación por hospitales llenos, falta de contención e incremento en los muertos y demás contagiados. Y, por otro lado, América Latina teme llegar a esas condiciones por lo que está buscando alternativas para frenar el crecimiento del virus.

Algunos países, especialmente vecinos a China y el mismo China, lograron contener el virus de manera que tres meses después de su inicio, ya han superado el pico de contagios y se espera que lo que falta sea el curso natural de los contagios sin que siga aumentando sustancialmente.

El miércoles pasado, por ejemplo, fue el primer día que China no reportó ningún caso nuevo de contagio local. A pesar de que sigue habiendo nuevos casos, el hecho de que éstos no provengan de una fuente interna abre las posibilidades a frenar el brote pronto.

En un primer lugar está la medida que muchos países han decidido tomar: cerrar las fronteras. Con esto y la prohibición del tránsito aéreo, marítimo y terrestre se ha impedido que llegue el virus desde afuera y así poder tratar de controlar a quienes ya están adentro. Este fue el caso de Rusia que, pese a ser vecino de China y una gran nación con al menos 144 millones de habitantes, hasta el momento solo ha reportado un poco más de 150 personas contagiadas y una muerte, hasta el cierre de esta edición.

Lea también: La epidemia de coronavirus tiene un origen natural

Aunque se ha denunciado que quizás el Kremlin no ha sido transparente con la información, de ser verdad estaría demostrando la capacidad que puede tener los cierres fronterizos. Bajo esta misma lógica actuaron muchos países de América Latina, una región que apenas comienza a sentir el brote.

En el caso chino, una Nación que tuvo que responder sobre la marcha, optaron por una cuarentena. Cuando los casos habían ascendido a 600, cerró Wuhan, ciudad donde comenzó el brote, y otras ciudades del país. Desde entonces, China se convirtió en un pueblo fantasma y al menos 60 millones de personas no podían salir de sus hogares.

Esta fue una medida preventiva, pero también el gobierno chino, conocido por ser autoritario, optó por aislar a todos los enfermos. El propósito era impedir que quienes ya estaban contagiados pudiera contagiar a otros. Para esto construyó dos hospitales y adecuó hoteles para que fueran ‘centros de contagio’. Esto fue denunciado por médicos y otras personas en su momento pues en estos lugares se empezó a ver hacinamiento y los hospitales excedían sus capacidades. Sin embargo, la OMS afirmó que ambas medidas son necesarias, tanto la cuarentena en las ciudades y aislamiento social como el aislamiento de las personas que ya están contagiadas.

Corea del Sur fue durante varios días uno de los países por fuera de China donde se comenzaba a reportar un aumento de casos progresivo y, junto con Irán e Italia fue uno de los que vivió la crisis sanitaria de primeras. Sin embargo, con el paso de los meses lograron disipar el aumento y hoy en día, a pesar de que siguen siendo uno de los países con más casos, el número ha dejado de aumentar significativamente.

La medida por la que optó este país asiático fue el testeo intensivo. Las pruebas se comenzaron a realizar en gran magnitud a los ciudadanos, no solo a quienes presentaran síntomas como fiebre alta y dificultad para respirar. De acuerdo con La Silla Vacía, fueron en 10 y 15 mil pruebas diarias realizadas lo que permitía detectar el virus en personas asintomáticas y así poder actuar de manera eficaz. Con la cantidad de pruebas, las autoridades han podido calcular las zonas con mayor flujo de casos y crear los controles pertinentes, lo que ha frenado el aumento de casos.

Ambos casos, según la OMS, son necesarios para controlar el virus pero no serán suficientes para detenerlo y, mucho menos, para curar a quienes ya son positivos. Estos modelos, además, podrían no ser sostenibles en un plazo más largo. La cuarentena afectaría a la economía hasta un punto irreversible de hacerse por tiempo ilimitado. Al igual que la realización de las pruebas saldría costoso a gran escala, además de que no se puede asegurar que una persona que en un momento dio negativo no vaya a dar positivo más adelante. Sin embargo, estos métodos podrían ser un inicio para los países que hoy en día comienzan a ver la necesidad de tomar medidas drásticas.

Mundo

Luis Almagro, reelegido en la OEA

En medio de la crisis por el Coronavirus, la OEA celebró sus elecciones para el periodo 2020-2025 en un acto que fue criticado dada la emergencia sanitaria actual

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…