fbpx

Freud en Netflix: entre la decepción y los elogios

La serie de Freud en Netflix está dividiendo a la crítica y a los espectadores por igual. Veamos por qué ocurre esto.

Fotograma del tráiler de la serie 'Freud'.

La serie llegó a la plataforma el pasado 23 de marzo. / Foto: youtube.com/Netflix

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Freud on Netflix: between disappointment and praise

Cuando se anunció la serie de Freud, muchos amantes del psicoanálisis se alegraron por la noticia. Básicamente, la posibilidad de investigar en primera persona a una de las mentes maestras de la historia era interesante, especialmente al poder ver cómo se hacía la adaptación del surgimiento de sus principales teorías.

No obstante, las cosas comenzaron a cambiar cuando nos enteramos el rumbo que tendría la serie. Esto lo podemos ver retratado en el medio especializado Indie Hoy, que había realizado algunos adelantos de la serie, comentando que se trataría de una primera temporada de ocho episodios donde aparecería el joven Sigmund, aunque su faceta sería otra.

Es decir, la idea era que se realizara una investigación en torno a distintos asesinatos que ocurrieron en Viena a fines del siglo XIX. Esto dista enormemente de lo que muchas personas esperaban: ver a un Sigmund aplicando sus teorías en un terreno mucho más realista y no tan cercano al mundo del crimen. Veamos, entonces, qué ocurrió en el estreno.

¿Qué pudimos ver en la serie de Freud de Netlfix?

Lo primero que podemos decir es lo que se menciona en el sitio web de La Nación, donde se argumenta que, paradójicamente, “no se trata de una historia de la vida de Freud”. Es decir, no se explican los comienzos de la teoría psicoanalítica ni se profundiza sobre su personaje, sino que es una excusa para que se hablen de acontecimientos de la Viena de ese entonces.

Desde el primer momento, observamos que la aparición de Freud como protagonista de esta historia es únicamente una especie de “gancho” para atrapar a una mayor cantidad de espectadores. Como se trata de la imagen más reconocida de la psicología moderna, muchas personas podrían esperar que se tratasen algunos aspectos interesantes de la psiquis humana.

No obstante, a lo largo de la trama podemos observar un ambiente policial similar al de los filmes noir, donde se intentan acumular distintos elementos históricos, pero sin profundizar sobre lo que el espectador intenta encontrar: psicoanálisis. En ese sentido nos decepcionamos, pero también nos enganchamos con la oscura narrativa que posee.

En realidad es una historia de suspenso bastante buena, lo que explica que les guste a algunas personas. De acuerdo con lo que menciona el medio Diez Minutos, los guionistas querían “mostrar a un Freud nunca antes visto”, motivo por el cual muchas personas comparan esta historia con la de otros éxitos, como The Alienist o Mindhunter, ya que el ritmo está perfectamente llevado.

Del mismo modo, la primera temporada de la serie de Freud en Netflix se aboca por completo a los casos detectivescos. Sin embargo… ¿si esto fuera el puntapié para que luego comenzaran a surgir sus famosas teorías psicoanalíticas? Es decir, puede que la primera etapa haya intentado captar a una cantidad de público masiva, para luego dirigirse hacia terrenos psicológicos más específicos.

Lea también: ¿Aburrido? Prueba estas series españolas y británicas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por 1film1kitap (@1film1kitap) el

 

Sea como sea, lo importante, en caso de no querer llevarnos decepciones, es reconocer de entrada que se trata de una serie no-biográfica. Cuando nos sumergimos en ese mundo y nos olvidamos de la realidad, nos damos cuenta de que es un producto muy bien elaborado, incluso en términos de estética. Si continúan con una faceta mucho más basada en la realidad en la segunda parte, podríamos estar hablando de un éxito absoluto.  

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…