fbpx

¿Existe unión política en Latinoamérica contra el Covid-19?

El coronavirus está poniendo a prueba las narrativas de los gobiernos latinoamericanos. 

Vista de la ciudad de Caracas en Venezuela.

Mandatarios han intentado llamar a la unión en tiempos de pandemia para recuperar espacios políticos que han perdido. / Foto: Pixabay - Anderele

LatinAmerican Post | Frannellys Medina

Escucha este artículo


Read in english: ¿Existe unión política en Latinoamérica contra el Covid-19?

Meses atrás Latinoamérica contemplaba: estallidos sociales como Bolivia y Brasil donde presenciaron golpes de estados, Perú  con una declaración de vacío de poder y Chile y Ecuador con represión y violencia como consecuencia de drásticas decisiones en sectores sociales y económicos de los países. Por su parte Venezuela no se escapa de esta realidad donde se evidencia una división de estado, al  existir ante las instancias internacionales dos Presidentes, dos Asambleas Nacionales y una Asamblea Nacional Constituyente.

Es así, como en Venezuela existe un presidente encargado (Juan Guaidó) colocado por la asamblea nacional en desacato desde el año 2017 quien se juramentó en el año 2019 y ahora es respaldado como presidente legítimo por EE.UU, la Unión Europea y más de 50 países.

Por otra parte, se encuentra el  presidente electo Nicolás Maduro quien cuenta, con el reconocimiento de países como China, Rusia y los países del Movimiento de Países No Alineados y una Asamblea Nacional Constituyente.

En el tema de Venezuela, donde el llamado régimen de Nicolás Maduro, con el cerco internacional que ha tenido por su deslegitimación como presidente de la república acude al FMI pidiendo ayuda. Es una táctica para recuperar ese respaldo que muchos países le han dado al presidente de la asamblea nacional Juan Guaidó aún cuando en su gobierno criticaban al FMI  y ahora recurren a él.

"El Fondo Monetario Internacional (FMI) desestimó en la madrugada de este miércoles 18-M un pedido de ayuda de Venezuela de 5.000 millones de dólares para enfrentar el brote de coronavirus en el país, que atraviesa una aguda crisis económica en medio de cuestionamientos a la legitimidad del gobierno” Así lo informo a través de su portal web el diario Panorama.

Esto sucedió aunque organismos internacionales como la ONU y la OMS reconocieron su envestidura como presidente de la república y se comprometieron en enviar ayuda técnica y social para combatir la pandemia en Venezuela.

Es así, como Carlos Malamund, investigador principal del Real Instituto Elcano se refiere a la expansión de la pandemia como una prueba de estrés para los gobiernos latinoamericanos.

En este sentido, asegura que América Latina va a tener una primera derivada de tipo político, además de las lógicas implicaciones económicas, sociales y sanitarias que conlleva la crisis dada en un momento de profunda debilidad de la mayoría de los gobiernos de la región que no han conseguido encauzar, de forma adecuada, en los años recientes. Asimismo sostiene, que esos gobiernos tendrán que afrontar la crisis del coronavirus estando lastrados por unos aparatos del Estado con graves problemas de funcionamiento (mal financiados y, en algunos casos, con escaso personal, sin medios y sin formación). Desde un punto de vista político, muchos ejecutivos poseen un escaso liderazgo social.

Lea también: El Coronavirus pone en 'jaque' a gobernantes latinoamericanos

Ahora bien, se plantea la siguiente interrogante ¿Existe una unidad entre los sectores políticos de cara a la anunciada pandemia?

En este sentido el Licenciado en Ciencias Políticas y especialista en comunicación política Josber Vásquez además, consultor estratégico explica que corrientes dogmáticas no predominan en este momento de crisis, no solo América Latina sino el mundo. Igualmente comenta que izquierda y derecha “no están unidos, pero si alineados por la repercusión que puede acarrear el covid-19”dijo.

 Asimismo, se refirió a la posibilidad de ayuda internacional en el caso de Venezuela  donde  señala, “si nosotros tomamos en cuenta las últimas declaraciones de Nicolás Maduro en petición en ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional, podríamos comprender  el alcance negativo que está teniendo el covid-19 frente a los gobiernos del mundo”  señala Josber.

De igual manera, hace mención al trabajo del politólogo Giovanny Sartori el  cual considera  “que la política no se paraliza, es una de las actividades más cambiantes y está en constante dinamismo”. Sin embargo, Vásquez resalta, que  se podría ver un "stop" en la política partidista a través de los diferentes medios, sean electorales, hereditarios, golpes de estados, o cualquiera de las vías para llegar al máximo poder de un estado.

Del mismo modo, considera que en medio del caos hay elementos positivos, como por ejemplo la necesidad que tiene ahora el mundo y especialmente los estados de poder de revisar sus formas de gobierno. También enfatiza  que los gobiernos se hagan cuestionar si la economía deber ser el eje transversal en la política de sus gobiernos,  sin abandonar otras políticas públicas, como salud o educación, para no hacer improvisaciones ante situaciones como esta.

"Esto sin duda traerá consecuencias, desequilibrara algunas economías, algunas recesiones, lamentables pérdidas humanas, pero por otro lado traerá algunos intercambios, cooperaciones técnicas internacionales, que van a traer como consecuencia el compromiso de las diferentes arcas de diferentes países". Aseguró el politólogo

En Latinoamérica, “se vive productos de la mediocridad que han tenido los gobernantes quienes no han acertado en las políticas necesarias y toman decisiones aceleradas e improvisaciones  que generaron malos resultados en sus países”

Para finalizar el politólogo hoy residenciado en República Dominicana expresa:Una unidad del pueblo es necesaria, no tiene ninguna cabida partidista ante la pandemia, ya que es el único medio para sobrevivir como humanidad ante esta crisis de salud, pero la unión política no es obligatoria en este tipo de situaciones. Nicolás Maduro llama a intentar  este tipo de unión para recuperar espacios políticos que ya tiene perdido “no se puede pensar inteligentemente que unos delincuentes deban estar en unidad con unos policías para poder rescatar un comando de manera simbólica, eso es errático” resaltó.

Del mismo modo, hace un llamado a estar en unidad y no politizar esta situación de alarma ante la pandemia “como ciudadanos pensemos más allá de las barreras dogmáticas del mundo, vamos a saber cómo evitarlas y como confrontarlas debemos educarnos y formarnos únicamente en el crecimiento ciudadano”.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…