fbpx

Inicia investigación contra Bolsonaro

Tras la ola de críticas desatadas contra Bolsonaro por su manejo de la crisis del COVID-19, un nuevo escándalo pone al presidente en el ojo del huracán.

Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Un nuevo escándalo tiene en la mira al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. / Foto: EFE - Joédson Alves

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Investigation against Bolsonaro begins

Brasil está dentro de los 10 países con más contagios del virus, habiendo llegado a 100 mil el pasado fin de semana. Eso no ha sido suficiente para que el presidente, Jair Bolsonaro, tome cartas radicales en el asunto para evitar que el número continúe subiendo, lo que le ha costado serias críticas frente a su gestión.

Además de las críticas de la opinión pública, su postura frente al manejo de la contingencia llevó a que destituyera a su ministro de Salud, quien en repetidas ocasiones mostró una posición contraria a él, y a la renuncia de su ministro de Justicia, Sergio Moro. 

La renuncia del segundo llegó con un escándalo más para el presidente y ahora parece estar involucrado en un problema con la justicia. Moro ha sido conocido en Brasil por su compromiso contra la corrupción en los últimos años; fue quien destapó el escándalo de Lava Jato y posteriormente envió a prisión al ex presidente Lula da Silva. En plena contingencia por el coronavirus, Sergio Moro decidió dimitir de su cargo y acusó al presidente de “interferencias políticas” en la lucha contra la corrupción después de que Bolsonaro destituyera al director de la Policía Federal, Mauricio Valeixo.

Lea también: Fujimori fuera de la cárcel y otras noticias políticas de la semana

Las acusaciones de Sergio Moro pasaron a un plano más allá y las llevó ante las autoridades. La investigación fue autorizada por la Corte Suprema por sospechas de interferir políticamente en la Policía Federal e inició con el testimonio de Moro. Presuntamente, esta incidencia del presidente se habría dado en unas investigaciones que hay en curso contra sus hijos.

El exministro dijo al momento de su renuncia que el presidente le había prometido automonía y había asumido un compromiso en el que no interferiría en los organismos que combaten la corrupción en el país, cosa que habría incumplido. En sus declaraciones, Moro afirmó que la destitución de Valeixo no había tenido fundamento técnico. “El presidente me prometió carta blanca para nombrar a todos mis asesores y a los responsables de los organismos del ministerio y lo dijo públicamente", pero "lamentablemente no ha cumplido", agregó Moro a la prensa, según France 24.

En su cuenta de Twitter, el exjuez y exministro dijo sobre la destitución de Valeixo que: "De hecho, el Director de la PF, Maurício Valeixo, estaba cansado de ser acosado por el Presidente desde agosto del año pasado para ser reemplazado, pero ayer no hubo ninguna solicitud de renuncia, ni me pasó el decreto de exoneración ni fui informado".

En la investigación que se ha formalizado, se dice que Bolsonaro podría haber incurrido en delitos como coacción, obstrucción a la Justicia y/o prevaricación. De acuerdo con DW, “esa investigación podría abrir el camino a un proceso de destitución contra Bolsonaro o a acciones judiciales contra Moro por calumnias”. Sin embargo, Moro ha afirmado que tiene pruebas que incriminan a Bolsonaro.

Los medios brasileños informaron que en ese primer testimonio de Moro, mostró videos, audios y correos electrónicos de conversaciones con el mandatario donde habría pruebas de los intentos de obstrucción del presidente. Estas pruebas serán recogidas por las Policía Federal, que después presentará el caso ante la Fiscalía General.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…