fbpx

Coronavirus: vigilancia digital y derechos humanos

Con el objetivo de controlar el contagio, durante este año algunos países han intensificado estrategias de vigilancia a través de la tecnología.

Silueta de un hombre sobre un fondo de códigos informáticos.

La tecnología ha sido una herramienta importante en la creación de estrategias contra el coronavirus. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Tatiana Restrepo

Escucha este artículo


Read in english: Coronavirus: digital surveillance and human rights

En un hecho sin precedentes como la pandemia del Covid-19, los gobiernos en diferentes partes del mundo han comenzado a usar las herramientas tecnológicas para rastrear y contener de manera eficiente la propagación del virus. Esto se da naturalmente considerando el entorno digital en el que vivimos. El mundo indudablemente se ha volcado hacia un interés común y es evitar el aumento de casos y con ello controlar el número de muertes. Sin embargo, ¿cuál debe ser el límite de los gobiernos para no violar los derechos humanos de la ciudadanía? 

Medidas implementadas 

La mayoría de los países entre estos Corea del Sur, Israel, Rusia, China y algunos países europeos, han utilizado geolocalización y reconocimiento facial como medidas temporales para mapear a la población. Incluso, se han desarrollado aplicaciones, se han comenzado a utilizar drones y se está realizando seguimiento al uso de las tarjetas de crédito. Todo lo anterior, para vigilar el confinamiento de las personas y el cumplimiento de la cuarentena. 

En el caso de Europa, según lo informado por GSMA (Asociación de Operadores Móviles), las principales empresas han acordado compartir con la Comisión Europea los datos de ubicación de los dispositivos móviles para rastrear la propagación del virus. Sin embargo, el caso más sobresaliente es el del China en donde las herramientas se utilizan hasta para conocer la temperatura de las personas y la presión sanguínea. 

De este modo, tal y cómo lo mencionó Yuval Harari, en su artículo publicado por Financial Times,  los gobiernos están acudiendo a sensores y algoritmos para poder controlar la situación y ya no necesitan espías o personas de carne y hueso. En definitiva, la tecnología de vigilancia se desarrolla e implementa de manera acelerada. Incluso, advierte que en el contexto de la epidemia se está migrando de una vigilancia epidérmica a una vigilancia hipodérmica. 

Lea también: Coronavirus: en América Latina faltan pruebas

¿Qué les preocupa a las organizaciones? 

Aunque estas estrategias las utilizan los gobiernos como medidas extraordinarias por la situación actual, organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional han generado alertas sobre una posible violación a la privacidad de las personas y la futura normalización de la vigilancia digital por parte de los gobiernos. De acuerdo con el comunicado publicado por Amnistía Internacional, es clave tener límites que impidan que se vulneren las libertades individuales. Porque al tener acceso a los datos personales de los ciudadanos se puede violar fácilmente derechos como la privacidad, libertad de expresión y libertad de asociación. 

Hay temas que preocupan más que otros, por ejemplo el reconocimiento facial, toda vez que la recopilación de datos biométricos debe contar con consentimiento de las personas y no puede hacerse deliberadamente. Estas medidas pueden ser un riesgo además para que en un futuro cuando la pandemia haya pasado, se haga control de la población y persecución a la oposición política. 

Tal y como lo mencionó Amnistía Internacional en su comunicado “los gobiernos deben ser capaces de mostrar que las medidas que se aplican están previstas en la ley y son necesarias, proporcionadas, de duración limitada y se aplican con transparencia y supervisión adecuada”. 

Indudablemente, en este punto el debate gira alrededor de la necesidad de mantener el equilibrio entre la seguridad nacional y la privacidad de los individuos. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…