fbpx

El hombre que perdió por error millones de euros en bitcoins

¿Te imaginas perder millones por un descuido con tu ordenador? Esto le sucedió a un británico con bitcoins

Hombre sosteniendo una moneda de bitcoin.

James Howells perdió por error aproximadamente 7.500 BTC. / Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The man who mistakenly lost millions of euros in bitcoins

El bitcoin también está siendo afectado por el coronavirus. Según lo que menciona el medio especializado de Ámbito, estos días hubo una curiosidad informativa por esta moneda virtual, algo que vino de la mano con la devaluación del 2% anual del dólar, mientras que el bitcoin casi siempre mantuvo una tendencia a la alta.

Pues bien, debemos saber que estamos hablando de una “moneda” que apenas supera los 10 años de vida. En realidad, de acuerdo con lo que menciona la web de La Nación, las criptomonedas no son un dinero fiduciario, sino que son activos digitales que se basan en la criptografía, generando transacciones seguras, debido a que los activos están descentralizados, ya que no las emite ni regula ningún banco central.

Por el momento, existen más de 3000 criptomonedas diferentes, siendo el Bitcoin una de ellas (y la más conocida). El problema es que no siempre se pensó que tendría un valor tan alto, ya que un bitcoin equivale aproximadamente a 8.800 dólares. Veamos el caso de James Howells, un hombre británico de 32 años que perdió, literalmente, 7.500 bitcoins por un error en el año 2013.

El caso de James Howells y sus bitcoins perdidos

Debemos ponernos en contexto. Corría el año 2009, fecha en la cual, según menciona la web de El Diario, alguien se decidió a establecer el primer tipo de cambio. La primera tasa era de 1.309,03 bitcoines por cada dólar estadounidense, que en ese momento tenía un cambio aproximado de 70 céntimos de euro.

Por lo tanto, hay dos escenarios posibles para esa fecha: o apostabas o eras un visionario. Ya sea en broma o por saber anticipar el valor que tomaría con el correr del tiempo, muchas personas lograron hacer la diferencia económica. Otras, en cambio, no supieron reconocer el valor de esta inversión… e incluso perdieron la que hicieron.

Como te comentamos, el británico James Howells había conseguido minar 7.500 BTC en una sola semana, usando una máquina básica. Como en ese momento la criptomoneda tenía un valor realmente bajo y él necesitaba el dinero, decidió desmontar su laptop y vender las piezas por eBay. A pesar de esto, conservó su disco duro, ya que tenía todos los registros y quería anticiparse a una posible subida.

El problema es que, cuatro años más tarde, tiró el disco por error, el cual fue puesto en un contenedor de basura local y luego fue enterrado. El disco, en la actualidad, tendría un valor aproximado de 615.000.000 millones de dólares, aunque él no lo sabía. Sin embargo, cuando se dio cuenta de la cifra que “tenía” en sus manos, se dio cuenta de una cosa: no encontraba el disco.

Lea también: ¿Cómo afecta el COVID-19 al orden económico global?

A pesar de esta situación, el británico intentó recuperar su disco duro por todas las vías posibles. No obstante, primero necesitaba tener los permisos de la administración local de Newport, para poder buscar en el vertedero. El problema es que no se trata de algo “sencillo”, ya que son complejos proyectos de ingeniería y se pueden generar problemas ambientales, además de que nadie asegura que todavía se conserve en buen estado.

Por otro lado, hay una cuestión realmente importante. Según menciona la página web de Xataka, el número de bitcoins es finito. O sea, a diferencia de lo que ocurre con las monedas de los países, donde se puede generar emisión, esta tiene un límite: 21 millones. Las previsiones indicarían que el último bitcoin se minaría en el año 2140, por lo que estas criptomonedas perdidas por este hombre no pueden “recuperarse”.

Así, vemos que muchas personas puede que lo hayan tomado como una auténtica inversión, pero otros, simplemente, apostaron algo de dinero “por diversión”, pero luego olvidaron las maneras de recuperar esa fortuna. Sea como sea, en lo que refiere a las inversiones, siempre conviene tener copias guardadas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…