fbpx

Racismo y abuso policial en México, respuesta al asesinato de George Floyd

México se ha unido a las protestas desatadas por la muerte de George Floyd y la inconformidad por el racismo y el abuso policial se han tomado las calles

Giovanni López y protestas en Guadalajara, México

En los últimos días, México también ha alzado su voz en contra de los casos de abusos por parte de la policía. / Foto: twitter.com/Helios_EM

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Racism and police abuse in Mexico, response to the murder of George Floyd

La muerte de Giovanni López en el estado de Jalisco llevó a cientos de personas a las calles a protestar tanto de manera pacífica como violenta contra la policía. Las manifestaciones han dejado carros de policía afectados, edificios y comercios dañados y pintados, enfrentamientos con la policía y detenciones a manifestantes mientras los ciudadanos siguen pidiendo que haya justicia en estos abusos.

Giovanni López era un albañil de 30 años que fue detenido en la calle por no llevar cubreboca, algo obligatorio en ese estado debido a la contingencia. Al día siguiente de sus detención, su familia recibió la noticia de que había muerto y presentaba una herida de bala y signos de tortura. Hasta el momento los hechos no han sido aclarados y la familia pide que se esclarezcan las condiciones en las que murió, pues el dictamen que se dio, “traumatismo craneocefálico”, no corresponde a una acción proporcionada por la razón de su detención.

La oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU afirmó que “las muertes ocurridas cuando una persona se encuentra bajo la custodia del Estado –como fue el caso del Sr. López Ramírez– se presumen como potencialmente ilícitas y existe una presunción general de la responsabilidad del Estado, salvo que se demuestre lo contrario”. Asimismo pidió que se investigue a fondo, agregando la gravedad de que los funcionarios de la policía municipal donde sucedió ya se han presentado quejas por abusos de autoridad.

Lea también : El coronavirus y las clases sociales en Latinoamérica

Como respuesta a las manifestaciones, los policías han actuado con violencia y en ocasiones de manera desproporcionada, lo que ha incrementado la inconformidad y asimismo la intensidad de las protestas. Un video donde policías en el Palacio de Gobierno dicen “los vamos a matar” en repetidas ocasiones antes de salir a donde manifestantes se reunían de manera violenta ha causado indignación.

Los abusos han continuado pese a que las manifestaciones son precisamente en contra de esto y la Comisión Nacional de Derechos Humanos advirtió que 6 detenidos en las manifestaciones en Guadalajara en el Palacio de Gobierno fueron víctimas de abuso policial y uso excesivo de la fuerza.

Se han convocado nuevas manifestaciones para el domingo 14 de junio, donde varias ciudades participarán de manera pacífica.

Racismo en México 

El caos desatado en las principales ciudades de México es la respuesta directa no solo al caso de Giovanni López sino a las manifestaciones que se han expandido por el mundo después de la muerte de George Floyd. Esto ha despertado nuevamente un debate sobre el racismo en este país latinoamericano que, pese a estar siempre latente, es ignorado en su mayoría.

Después de la indignación en redes tras la muerte de Floyd, muchos mexicanos mostraron su inconformidad porque en su país existen otras formas de racismo expuestas diariamente y son ignoradas. 

Durante años se ha negado e ignorado la existencia del racismo en México, pero la realidad es que “más de la mitad de la población reconoce que se le insulta por el color de su piel, según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación”, afirmó la BBC. En este país, el racismo se ha fortalecido hacia las comunidades indígenas y hacia lo que tiene que ver con este tipo de tradiciones culturales.

A pesar de que desde la independencia se intentó abolir el sistema de castas, advirtiendo que todos los mexicanos eran mestizos y, por ende, iguales en derechos y deberes, en la realidad se siguen dividiendo por su color de piel. Según Forbes México, “el racismo se palpa en los “techos de cristal” o la poca presencia de las personas de piel morena en elites políticas, académicas, empresariales e incluso de los medios de comunicación”. Igualmente, el tono de piel sigue determinando posibilidades de labrar un futuro, oportunidades laborales y de estudio e incluso los ingresos por ciertas labores.

El problema, además del racismo per sé, es ignorar el tema, que se ha convertido en un tabú en todo México. Esto, no solo por parte de quienes son de color blanco y rechazan a los que no, sino a las mismas personas de esas razas marginadas que  terminan por negar sus tradiciones y sus orígenes en busca de aceptación.

Ante esto, surgió en Twitter y otras redes sociales el hashtag #MexicoRacista, que busca crear consciencia de acciones racistas dentro del país, para no tener que mirar hacia afuera (a Estados Unidos, por ejemplo) para encontrar casos de racismo y discriminación.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…