fbpx

El periodismo de investigación también sufre la pandemia

El oficio periodístico ha tenido una participación esencial en la coyuntura de Covid-19

Periodista durante una protesta.

El periodismo de investigación también ha sido afectado por la pandemia. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Karen Rodriguez

Escucha este artículo


Read in english: Investigative journalism also suffers from the pandemic

El papel de los periodistas de investigación y medios locales en relación al Coronavirus o Covid-19 ha sido de suma importancia para que la población lograra entender qué era una pandemia, el porqué de las medidas de distanciamiento físico y la imperante necesidad de mantenerse informados en función de la prevención. De ahora en más es esencial que la labor periodística se salga del molde oficial, cuestionar y seguir comunicando con valor agregado las informaciones que a veces se quedan cortas en los medios tradicionales.

El periodismo responsable y veraz, que genere debate social saludable en la población y sobre todo permita generar mayor criterios en cada aspecto de la vida en sociedad.

Sin embargo, los registros de fakenews y desinformación aparecen como un recuerdo de la poca independencia y autonomía que no tiene y debe ganar el oficio periodístico en general, tal es su importancia que muchos periodistas para lograr cubrir los elementos poco informados de la pandemia se exponen a diario para acceder al contenido que trastoca intereses políticos y económicos que nada tienen que ver con la integridad y beneficio de la mayoría de las poblaciones, que son los principales afectados por el virus y la desinformación.

Este guión parece repetirse en la mayoría de los países, donde los grandes medios estatales imponen la opinión pública y los pequeños medios locales carecen de la capacidad de impacto sobre noticias de mayor relevancia y profundidad, como el conteo de los test por regiones o provincias, la cantidad real de fallecidos, la cantidad de test aplicados, el acceso a los servicios públicos, con qué nivel de transparencia se informa a la población, entre otras cosas que son de importancia vital para aguantar en medio de las dificultades que suponen a diario para el continente.

Tal es el caso de la periodista Isabela Ponce, fundadora de GK de Ecuador, que relató las penurias al inicio de la pandemia y cómo tuvieron que lidiar con la manipulación de los números reales de fallecidos en Guayaquil. Otro ejemplo es el caso de Venezuela donde las cifras de las pruebas rápidas no son del todo transparentes, además de la constante violación a la libertad de prensa. El caso de Nicaragua no es menos pavoroso, la fundación Violeta Chaparro contabilizó 900 casos de violaciones a la libertad de prensa. En el Salvador también se ha evidenciado un incremento de la criminalización del trabajo periodístico, José Luis Sanz, director de la web El Faro, afirma en una entrevista para el Blog de Periodismo en las Américas como han sido objeto de censura y amenazas constantes por ejercer el oficio periodístico.

Lea también: “Matarife”, la polémica serie documental

Esto coloca a los medios independientes y a sus periodistas como enemigos de los gobiernos, al cumplir un papel fundamental en la búsqueda de la transparencia y el acceso a la información que debe ser pública y asequible con énfasis en información relacionada a Covid-19, colocando en desventaja a quienes ejercen el periodismo científico o de investigación, dado este escenario una de las tareas por seguir desarrollando es la de denunciar y ampliar el margen de maniobra en relación a las fuentes y redes de apoyo entre profesionales del periodismo. En función de apoyar esta labor algunas organizaciones internacionales y locales se han dado a la tarea de organizar seminarios web y dejar información sobre cómo los periodistas de investigación y científicos pueden menguar está curva de abusos y omisiones que favorecen el oscurantismo en la población sobre la pandemia de covid-19, así como tips para el cuidado al cubrir desde casa o en la calle, recursos que aportan mucho al oficio que está casi en la primera línea de acción junto con los profesionales de la salud.

Los enlaces dejados al final del artículo servirán para aquellos que quieran nutrir y fomentar el periodismo de investigación, así como apoyos, seminarios web y orientaciones para afrontar y cubrir esta crisis sanitaria mundial: 

 

La Red Internacional de Periodistas

Este portal da acceso a nivel internacional de cursos, subvenciones y herramientas técnicas relacionadas al oficio periodístico

La Red Global de Periodismo de Investigación

La red se encarga de apoyar la capacitación y el intercambio entre periodistas dedicados a la investigación.

Corte Interamericana de los Derechos Humanos

Aquí se muestran los estándares internacionales de libertad de expresión. 

La Fundación Internacional de Mujeres en Medios

Hacer posible más líneas de mujeres", esta fundación apoya, protege y reconoce el papel de las mujeres en el periodismo.

El Knigth Center, Periodismo en la pandemia: Cobertura de Covid-19 ahora y en el futuro

Además del blog de las Américas llevan a cabo cursos especializados para desarrollar los liderazgos inclusivos en las redacciones del mundo.

Fundación Gabo

Instituto independiente que promueve el periodismo ético y riguroso en la región.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…