fbpx

Temporada de huracanes en época de pandemia

Los estragos de la naturaleza continuan con esta temporada de huracanes

Playa de Miami durante el paso de un huracán.

Arranca la temporada de huracanes mientras sigue presente la pandemia por COVID-19. / Foto: Pixabay - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Hurricane season in pandemic season

La usual temporada de huracanes que llega al caribe cada año por esta época, esta vez amenaza de manera más fuerte mientras los gobiernos buscan nuevos protocolos que no vayan a disparar los contagios del coronavirus.

Desde finales de mayo se dio inició a la temporada de huracanes en el Atlántico, pero esta vez entró golpeando más fuerte de lo normal. En primer lugar llegó la tormenta tropical Cristóbal, que azotó la costa caribe de México afectando algunos estados. La tormenta rapidamente se dirigió hacia el norte lo que significó que algunos estados de Estados Unidos debían comenzar a prepararse. 

A la activa temporada de huracanes se le suma que algunas regiones tuvieron una fuerte temporada de lluvias de la cual aún no se recuperan del todo y, aún más, la latente pandemia del Coronavirus. La pandemia ha obligado a los gobiernos a crear nuevos planes que tengan en cuenta las medidas para evitar brotes de coronavirus mientras se protegen de la temporada que se avecina.

Este año, el pronóstico de la Oficina Nacional de Administación Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) es de entre tres y seis tormentas huracanes y entre 13 y 19 tormentas en la temporada que va desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre. “La temporada promedio tiene 12 tormentas nombradas y tres huracanes grandes”, aseguró el Diario Las Américas.

Las islas del caribe son las más golpeadas en esta época del año y en el caso de algunas, como Bahamas, aún no logran recuperarse enteramente del año pasado. El huracán Dorian golpeó en septiembre del 2019 y los trabajos de demolición y reconstrucción estaban en proceso cuando estalló la pandemia. Esto ha dejado sin recursos a algunos de los gobiernos que se verán afectados en estos meses por posibles huracanes y fuertes lluvias. 

Una de la afectaciones más grandes de estas islas es la falta de solvencia económica, que dificulta la preparación para los huracanes y las tormentas tropicales. Muchas de ellas viven en su mayoría del turismo, el cual ha quedado pausado por el COVID-19, por lo cual los fondos tantos públicos como privados se han ido agotando. Igualmente, el confinamiento para prevenir la propagación del virus ha retrasado los preparativos. De acuerdo con el Diario Las Américas, una de las cosas más afectadas es la identificación de albergues que se necesitarán en los próximos meses.

Lea también: Nadie escapa del cambio climático, ni siquiera en las profundidades del mar

Los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) han lanzado unas medidas de protección para tener en cuenta antes y después del huracán, y que se basan también en el cuidado por el coronavirus. Aseguraron que “esta temporada podría ser especialmente estresante”, por lo que advirtieron alistarse con más tiempo para que nada vaya a faltar en caso de alguna emergencia. 

Entre las recomendaciones previas al huracán está abastecerse de medicamentos, agua y comida , pero evitar salir a hacer las compras e intentar hacerlo a domicilio; revisar los refugios más cercanos; verificar que familia, amigos y vecinos se encuentren bien pero sin romper el distanciamiento social; tener elementos como tapabocas, guantes y máscaras para la cara para evitar contagios en caso de tener que desplazarse a algún refugio; entre otras medidas.

Igualmente, la OPS alertó sobre las “amenazas estacionales” que pueden desencadenar en que la pandemia se agrave. Aunque la OMS aún no ha podido afirmar si el virus tendrá graves repercusiones en el invierno, la OPS informó que igualmente la temporada de invierno aumenta las gripas, por lo que hay se debe tener especial cuidado pues este también será un factor que afectará en la temporada de huracanes.

La directora de la organización, Carissa Etienne, afirmó que la región “se verá afectada por la llegada del invierno, mientras que la temporada de huracanes complicará nuestros esfuerzos en América del Norte y Central, y especialmente en el Caribe”. Etienne pidió la unión de esfuerzos para poder seguir asegurando el distanciamiento en los albergues una vez inicien las emergencias en las islas del caribe y en otras partes de la región que se verán afectadas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…