fbpx

El Alzheimer no tiene reversa y las mujeres son las más afectadas

Según Alzheimer Association AA, la enfermedad es la sexta causa de muerte en los Estados Unidos y la quinta en el país en personas mayores de 65 años.

Madre e hija conversando.

Estudio revela que el Alzheimer afecta en mayor medida a las mujeres en Estados Unidos. / Foto: Pexels

The Woman Post | María Lourdes Zimmermann @marlouzim

Escucha este artículo


Read in english: Alzheimer has no reverse and women are the most affected

Conmovedor hasta las lágrimas, el film Still Alice, retrata la impotencia de una enfermedad que no tiene reversa como el Alzheimer, llama la atención del fenómeno que afectará a más de 135 millones de personas en todo el mundo en al año 2050 y que enferma actualmente a 5.8 millones de estadounidenses.

Alice Howland es una brillante profesora de psicología cognitiva de Harvard y reconocida lingüista que nunca presto atención a sus lapsus mentales recurrentes, signos de un Alzheimer prematuro, un tipo de demencia atípica en una mujer de 50 años. El film que le dio el Oscar a la actriz Julianne Moore en el 2014, es una radiografía de la situación que hoy viven miles de norteamericanos victimas de una de las epidemias más grandes del siglo XXI.

El último informe Hechos y Cifras 2020 lo confirma; elaborado por Alzheimer Association AA, el estudio concluyó que la enfermedad es la sexta causa de muerte en los Estados Unidos y la quinta en el país en personas mayores de 65 años.

En Estados Unidos, de los 5.8 millones de personas que sufren la enfermedad, 3,6 millones son mujeres. Ellas son las más afectadas por este tipo de demencia por causas que aun son investigadas y que según algunos estudios sugieren una conexión con el embarazo, las hormonas femeninas, la edad de la menarquia y la menopausia, el número de abortos espontáneos e incluso las ventajas cognitivas innatas de una mujer, pero todo lo anterior sigue siendo investigado.

El informe, considerado por la AA como la compilación más completa de estadísticas nacionales e información sobre la enfermedad recogida en Estado Unidos, analiza la mortalidad, los costos de la atención y el impacto de la enfermedad en sus cuidadores entre otros aspectos relevantes que permiten la toma de decisiones frente al fenómeno.

Una de las cifras más impactantes presentadas en el informe es el aumento en las tasas de mortalidad por Alzheimer en un 146% desde el año 2000, mientras que las defunciones causadas por otras enfermedades importantes se mantuvieron estables o disminuyeron.

La investigación apunta que uno de cada tres ancianos muere como consecuencia del Alzheimer u otro tipo de demencia y señala que la enfermedad genera más muertes que el cáncer de mama y de próstata juntos.

Lea también: Así afecta el COVID-19 a los pacientes con cáncer de sangre

Uno de los tantos aspectos relevantes de la investigación son las cifras de quienes asumen el papel de cuidadores de enfermos de Alzheimer. Es así como 16 millones de estadounidenses ejercen ese papel tan relevante que principalmente es desarrollado por mujeres. Aproximadamente dos tercios son mujeres, y un tercio de los cuidadores de demencia son las hijas de los enfermos, rol delegado por sus padres. Generalmente cuando la madre de un hogar sufre la enfermedad, el padre delega su cuidado en las hijas según las investigaciones.

En cuanto al gasto económico que representa cuidar a personas con Alzheimer, el informe Hechos y Cifras 2020 apunta que, por cuarto año consecutivo, este está superando el cuarto de billón de dólares y está previsto que el volumen de esta partida aumente en un 23,3% en los próximos 5 años debido al aumento de la enfermedad en Estados Unidos.

“La profesión médica no está preparada para hacer frente al crecimiento de casos” además, el informe analiza la disposición de los médicos de atención primaria y de la profesión médica para satisfacer las crecientes demandas de cuidado y vigilancia de la demencia en América.” Exactamente la mitad de los médicos de atención primaria opinan que la profesión no está preparada para atender al creciente número de personas con Alzheimer u otras demencias”.

El 82% de los médicos de cabecera dicen estar en la primera línea de la atención a la demencia. Sin embargo, casi 2 de cada 5 (39%) sostienen que "nunca" o solo "a veces se sienten cómodos" haciendo un diagnóstico de Alzheimer u otras demencias. El 22% de los facultativos no tienen experiencia de residencia en el diagnóstico y cuidado de la demencia.

El Alzhéimer es un deterioro mental progresivo del cerebro que destruye la memoria y las habilidades de pensamiento evitando que la personas puede llevar una vida normal haciendo sus tareas más simples. Los estudios sugieren que la enfermedad es causada por una acumulación en el cerebro de placas de beta amiloide y ovillos neurofibrilares que funcionan como basura cerebral sin eliminar que genera daños irreversibles hasta causar la muerte.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…