fbpx

Colin Kaepernick: de la protesta social a la banca

El ex pasador de los San Francisco 49ers, podría regresar en grande a la NFL luego de 3 años en los que literalmente no jugó.

Colin Kaepernick

El deportista podría volver a los campos de juego y luego estar tres años fuera. / Foto: nfl.com

LatinamericanPost| Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: Colin Kaepernick: from social protest to the bench

El nombre de Colin Kaepernick es ya muy popular en los Estados Unidos. Mucho más ahora con su largo nombre inmiscuido en la escena social que cuando el quarterback jugaba en los San Francisco 49ers de la National Football League (NFL). Sin embargo, la presencia de Kaepernick aún llama la atención de algunos clubes dentro del circuito.

No obstante, hay que decir, eso sí, que un regreso del ex pasador de la bahía a la NFL no será tarea sencilla. Luego de un 2018, 19 y 20 donde apenas si pisó césped resulta difícil entender el interés de equipos por él, sobre todo porque sus números históricos no son los mejores, valga decir 59.8% de pases completos, el tercero peor entre los 32 mariscales de campo titulares que integraban la liga en 2019.

Lo que parece darle el plus a Colin, es su movilidad en lo deportivo y su influencia para vender camisetas en lo sociocultural. Contratarlo es asegurar una buena presencia de público en los partidos como local, así sea para abuchearlo.

Tras el asesinato de George Floyd en Estados Unidos, semanas atrás, recordaron la protesta de Kaepernick, cuando se hincó durante la ceremonia del himno toda la temporada de 2016 con el fin de crear conciencia sobre la brutalidad policial y la desigualdad racial.

 

 

Pero y… ¿con que equipo jugaría?

Si nos guiamos por su forma de moverse antes de pasar el balón, Colin podría encajar en equipos con ofensivas menos estáticas como los Buffalo Bills de Tennessee. 

Habrá que ver cuál es el club que finalmente invita a Kaepernick al campo de entrenamiento que arranca a finales de julio para analizar cómo podría ser utilizado en ese equipo y cómo puede este a su vez, sacarle provecho.

Otro detalle, no menor, es que la NFL admitió que fue un error no apoyar a los jugadores que llevaban a cabo este tipo de actuaciones, lo que quizá motivo a Kaepernick a colocarse de nuevo en la palestra. "Nos equivocamos al no escuchar a los jugadores de la NFL antes y animamos a todos a expresar pacíficamente su protesta", señaló Roger Goodell, comisionado de la NFL, tras las protestas masivas por el homicidio de Floyd, reflejó Marca.

Kaepernick ha sido consciente y en su afán por volver ha retomado su rutina de entrenamientos, yendo tanto al gimnasio como al campo de juego. Después de todo, su experiencia también es un plus, pues que nadie olvide que en 2016 jugó un Super Bowl con los 49ers ante los Baltimore Ravens. Siempre fue protestante en el emparrillado, pero de forma pacífica.

Según TMZ Sports reveló y reiteró Marca, el ex quarterback Warren Moon indicó que Kaepernick es una posibilidad para Seattle. "Creo que encajarían bien. Creo que el estilo de juego de los Seahawks encaja con lo que hace y creo que sería bueno para los dos si quisiera regresar", no sin antes advertir que deberá dejar en segundo plano la lucha social.

 

Adiós a la titularidad

Si se habla de titularidad, será bastante complejo para Kaepernick, más tomando en cuenta que durante el invierno se registró uno de los mercados de quarterbacks más grandes de la historia, dejando incluso a nombres como Marcus Mariota, Jameis Winston, Case Keenum, Nick Foles, Joe Flacco, Jacoby Brissett, y Andy Dalton como suplentes.  

Entre los equipos que tienen dificultades o debilidades con sus mariscales titulares están los Jacksonville Jaguars (Gardner Minshew), Oakland Raiders (Derek Carr), New England Patriots (Jarrett Stidham y Brian Hoyer), Cleveland Browns (Baker Mayfield y Case Keenum), Washington Redskins (Dwayne Haskins y Kyle Allen) y Chicago Bears (Mitchell Trubisky y Nick Foles).

Otra alternativa para el ex 49ers es entrar dentro de un plan de sucesión de un mariscal veterano, y en esa categoría hay que mencionar a Tom Brady (Tampa Bay Bucs), Philip Rivers (Indianápolis Colts), Aaron Rodgers (Green Bay Packers), Ben Roethlisberger (Pittsburgh Steelers) y Drew Brees (New Orleans Saints), siendo Green Bay, el único de todos estos que tiene un plan marcado de sucesión.

Lea también: La discusión interna entre jugadores de la NBA que podría cancelar la temporada

Cadena de protestas

Naiz de España, mostró una cronología de los actos de protesta de Kaepernick desde aquel 26 de agosto de 2016, cuando se sentó en el banquillo mientras sonaba el himno estadounidense previo a un partido de pretemporada.

En aquel entonces, declaró «No voy a ponerme de pie para mostrar orgullo por una bandera para un país que oprime a los negros y a las personas de color», reflejó Naiz.

Posteriormente, el 1 de septiembre de 2016, Kaepernick cambió el método a arrodillarse durante el himno en el preludio de un compromiso ante los San Diego Chargers. En aquella ocasión, su postura fue respaldada por su compañero de equipo Eric Reid.

12 de septiembre de 2016: En el primer fin de semana de la temporada de la NFL, otra vez Kaepernick y Reid se arrodillan durante el himno. Los compañeros de equipo Antoine Bethea y Eli Harold muestran saludos de Black Power, al igual que dos miembros del equipo contrario de los Rams de Los Ángeles.

Se arma la grande puesto que, a raíz de eso, varios otros jugadores de la NFL realizan protestas similares en todo el territorio norteamericano. Trump señaló aquello como irrespeto y desprecio por Estados Unidos.

Poco después, 21 de septiembre de ese mismo año, Kaepernick reveló haber recibido amenazas de muerte por negarse a permanecer de pie mientras sonaba el himno.

Varios meses después, con la campaña ya finalizada, el agente de Kaepernick asegura a los equipos de la NFL que cancelaría el contrato del quarterback con los 49ers. Al unísono, Trump solicita la expulsión de todos aquellos jugadores que copien el modelo de protesta.

Llegamos al 23 de mayo de 2018. La NFL introduce una regla según la cual los equipos serán multadas si sus jugadores se arrodillan mientras suena el himno de los Estados Unidos.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…