fbpx

Plásticos de un solo uso vs. Coronavirus

El interminable uso de tapabocas desechables y guantes de látex por el coronavirus traen consecuencias para el reciclaje y la contaminación.

Máscara quirúrgica tirada en el suelo.

El uso de elementos plásticos desechables para combatir el contagio durante la pandemia, al ser de un solo uso, han aumentado la contaminación. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Single-use plastics vs. Coronavirus

A pesar de que muchas imágenes sobre el ‘resurgir de la naturaleza’ fueron vistas en los primeros momentos de la cuarentena y mejoró la calidad del aire y de las aguas en algunas partes, este no es el panorama completo de lo que enfrenta el medio ambiente al mismo tiempo que el mundo se enfrenta a la pandemia. 

Muchos se concentraron en estas buenas noticias, a pesar de saber que eran cambios temporales debido al confinamiento y los bajos índices de producción, pero olvidaron que la cantidad de tapabocas y otros productos de bioseguridad desechables que se comenzaron a utilizar, sería igual de inmesa a la cantidad que terminaría en los océanos. Así de fácil, el avance en el reciclaje y la prohibición de plásticos de un solo uso volvió a años atrás.

Activistas ambientales se han puesto en la labor de recorrer playas y océanos para descubrir lo inevitable: espacios llenos con estos productos que se han utilizado para bioseguridad en tiempos de COVID. Según EuroNews, “el buceador francés Laurent Lombard ha grabado imágenes cerca de Antibes. El fondo del Mar Mediterráneo ya está recibiendo mascarillas y guantes de protección desechados sin cuidado por sus usuarios”. 

Así mismo, Gary Stokes de la organización Oceans Asia, encontró en una playa de una isla deshabitada de Hong Kong, al menos 70 artículos relacionados con la pandemia. Esto, solo al recorrer unos metros de la playa, en febrero, días después de que se diera el primer caso en Hong Kong. Desde entonces, la organización ha recorrido las playas encontrando estos artículos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por OceansAsia (@oceansasia) el

Un informe de WWF, World Wide Fund for Nature, advirtió que “si sólo el 1 por ciento de las mascarillas se desecharan de forma incorrecta y se dispersaran en la naturaleza, esto daría lugar a que hasta 10 millones de mascarillas al mes contaminaran el medio ambiente". Esto, además de tener en cuenta, que es probable que mucho más del 1 por ciento no sea reciclado y termine contaminando. Apenas ese pequeño porcentaje, representaría 40 mil kilos más de plástico repartidos por la naturaleza de manera incorrecta.

Adicional a esta información, se debe considerar que el uso del tapabocas y otros artículos de bioseguridad que contaminan ha aumentado en grandes cantidades en los últimos meses y se espera que continúe aumentando. El uso de estos implementos llegó para quedarse, al menos por un tiempo más y su uso será incluso mayor cuando todos los países comiencen a volver a la normalidad y salgan del confinamiento, pues actualmente aún hay muchas personas que no tienen que utilizarlos constantemente.

Más allá de utilizar estos artículos, la pandemia también ha ocasionado el uso de muchos otros plásticos de un solo uso en grandes cantidades: los envases de desinfectante, geles antibacteriales o alcohol, trajes de protección, bolsas de plástico que se están utilizando para asegurar paquetes, entre otros.

Lea también: Coronavirus: el aislamiento social revela el grave impacto humano en la vida silvestre

Al aumento de todo lo mencionado anteriormente se le suma un factor más. Muchas empresas o iniciativas de reciclaje han parado su ejecución, se han tenido que frenar colectas de plásticos y así, el reciclaje ha quedado en un plano inferior. Esto significa que no solo estos nuevos usos de plásticos se están acumulando en la naturaleza para contaminar, sino que el plástico que utilizamos normalmente y que suele ser reciclado, también se está concentrando.

De acuerdo con Euro News, las “Naciones Unidas estiman que 13 millones de toneladas de plástico son arrojadas al mar cada año y que la mitad del plástico producido a nivel mundial es para artículos de un solo uso”. Esto convierte al plástico en uno de los principales problemas del medio ambiente. Por lo tanto, aunque no hay que desestimar la importancia y gravedad de la situación mundial actual, este efecto colateral también tiene un gran impacto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La honte de l'humanité

Una publicación compartida por Laurent Lombard (@ecolombard) el

Tras este impacto, diversas organizaciones están intentando impulsar el uso de tapabocas reutilizables. Aunque esto no soluciona el problema, puede ayudar a reducir la cantidad utilizada y dejar el uso de estos artículos únicamente para el personal médico, quienes tienen que utilizar materiales desechables. Sin embargo, así lo anterior se logre, aún habría otros plásticos que se continuarían empleando, al igual que seguiría la dificultad por reactivar las iniciativas de reciclaje.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…