fbpx

US Open 2020: más cerca de cancelarse que de disputarse

Grandes estrellas parecen desmarcarse del torneo neoyorkino mientras tenistas de menos cartel también han manifestado su adversidad al mismo.

Rafael Nadal y Novak Djokovic

Cada vez toma más fuerza las versiones que indican que este evento deportivo no podrá realizar. / Fotos: instagram.com/rafaelnadal, instagram.com/djokernole

LatinamericanPost| Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: US Open 2020: closer to being canceled than being contested

Tras la postergación del Roland Garros y la cancelación de Wimbledon en este 2020 por los motivos mundialmente conocidos, el US Open se convirtió en la esperanza de cerrar el año en positivo para los Majors, pero acontecimientos recientes colocan al evento neoyorkino en el foco, y la posibilidad de que tampoco se celebre toma cada vez más fuerza, impulsada principalmente por los tenistas élite.

Incluso, si llegara a jugarse sería sin la participación de las raquetas más importantes del planeta. De hecho, la número 2 de la WTA, la rumana Simona Halep, fue la primera en declarar que no jugaría esta edición pues tomó la decisión de no viajar a Estados Unidos ni a Asia por lo que resta de año por motivos de seguridad en relación al Covid19.

Otro aspecto de peso para que no se dispute el US Open, es que la ATP ya oficializó el ranking en el que no se perderán puntos hasta la temporada del 2021, por lo que no hay nada que perder y mucho que arriesgar en términos de salud. A su vez, Roger Federer no volverá a las canchas hasta el próximo año tras su operación en la rodilla derecha.

Recientemente, otro tenista fue víctima del Covid19, el estadounidense Frances Tiafoe, número 81 del ranking ATP y quien debió renunciar a un torneo amistoso en Atlanta por el mismo motivo.

 

Nadal la tiene clara

En el caso del español Rafael Nadal, este confesó en una entrevista en zoom que no veía con buenos ojos tomar un avión a Nueva York tomando en cuenta las condiciones en las que se encuentra actualmente Estados Unidos, las cuales, de hecho, tienden a empeorar con los contagios.

Eso sí, Nadal planea jugar el Master 1000 de Mutua Madrid Open al igual que su compatriota Feliciano López. Dicho torneo, se jugaría justo al finalizar el US Open, y serviría al español de preparación para el Roland Garros, previsto para desarrollarse entre el 20 de septiembre y el 4 de octubre.

 

Campeón arrepentido

Novak Djokovic, líder de la clasificación de la ATP, también se mostró reacio a viajar al Major estadounidense tras contraer el virus por una irresponsabilidad de su parte. “Nole” regresó a los entrenamientos en Belgrado al lado de su colega y paisano Viktor Troicki, también infectado durante el Adria Tour.

En este sentido, Nole, en declaraciones al rotativo Telegraf y recopiladas por Marca señaló: "Solo veo críticas, muy maliciosas contra mí. Parece una caza de brujas para que algún gran nombre sea el principal culpable de todo".

Lea también: Los 11 títulos de Zinedine Zidane

Djokovic no jugaría el US Open, pero si lo hará en Madrid, Roma y en el Roland Garros. Por ahora, se mantiene en una tendencia similar a la de Nadal, de practicar sobre polvo de ladrillo y apuntarle a la gira europea debido a que en suelo del viejo continente parece haber mejores condiciones para jugar y de hecho se trabaja para jugar con público.

Los jugadores presentes en el US Open tendrían que estar aislados durante dos semanas al regresar a Europa y perderse los Masters 1000 de Madrid y Roma, así como la preparación para Roland Garros. Si eso se puede cambiar quizá Djokovic asista al evento norteamericano.

 

Posiciones adversas

Pese a la aprobación de protocolos de seguridad en el tenis desde el pasado mes de mayo, la situación con el coronavirus no mejora y eso obligó a la organización del US Open a cancelar la prueba júnior.

"Con que una persona diera positivo en un test en Nueva York, habría una cuarentena de 14 días para todos. ¿Solo en ese caso se plantean cancelar el torneo o qué?", declaró con vehemencia la tenista belga Kirsten Flipkens de 34 años de edad al medio Puntodebreak, por lo que se da por descontado que no participará en el mismo.

En la misma tendencia se muestra el austriaco Philipp Kohlschreiber, quien alertó según ESPN: “Si alguien sale y contrae algo, puede extenderse como un incendio forestal. Y nadie sabe cuántas personas dieron positivo para que el torneo no se cancele".

Sobre el torneo de Grand Slam, que se llevaría a cabo entre el 31 de agosto y el 13 de septiembre, Kohlschreiber, de 36 años agregó “El número de casos en Estados Unidos es extremadamente alto y bajo ese contexto más del 50% de mí dice que al menos allí no es el momento adecuado para comenzar de nuevo".

 

 


 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…