fbpx

Bonos financieros de género para apoyar a las mujeres

La estrategia de empoderamiento femenino apoyada por el sector financiero en medio de la crisis mundial.

Mujer contando dinero

La entidad emitió bonos de género para apoyar empresas de mujeres. / Foto: Pexels

The Woman Post | Maria Lourdes Zimmermann

Escucha este artículo


Read in english: Gender financial bonds to support women

Un entidad financiera colombiana sorprendió al país en medio de la crisis que se vive por la pandemia con un atractivo anuncio, la emisión de bonos de género como estrategia para empoderar económica y socialmente a las mujeres sin renunciar a los criterios de rentabilidad, tal y como lo ha venido proponiendo en los últimos años Gema Sacristán, directora general de negocio de BID Invest.

Más allá de ser un producto financiero de renta fija, los bonos de género están sujetos a la misma regulación financiera y de mercados de capitales que un bono tradicional, pero tienen como objetivo cerrar brechas de acceso de las mujeres al mercado laboral, a posiciones de liderazgo o a financiamiento. Lo interesante de este instrumento financiero es que se pueden articular financiando a compañías que cumplan con alguno de estos tres objetivos: que estén dirigidas por mujeres, que ofrezcan productos o servicios para ellas o que estén comprometidas con fomentar la igualdad, explica la directora general de negocio de BID Invest.

“Este tipo de bonos, además, son uno de los múltiples productos de inversión con lentes de género (conocido como gender lens investing) que, sin renunciar a los criterios de rentabilidad, persigue empoderar económica y socialmente a la mujer” dice Gema Sacristán en su Blog sobre negocios sostenibles del BID.

Hasta la fecha se han realizado pocas, pero muy exitosas emisiones de bonos de género. Australia, Canadá y algunos países de América Latina como Panamá y Colombia están incursionando en esta apuesta financiera que permitirá mayor empoderamiento en las mujeres.

Davivienda hizo un reciente anuncio sobre la emisión de bonos de género a través de Jaime Castañeda, vicepresidente de Tesorería de la compañía quien explicó que los bonos beneficiarán a madres cabeza de hogar y propietarias de pequeños negocios.

La emisión de los bonos sociales con enfoque de género se hizo a un plazo de siete años, por US$100 millones, lo que equivale a $362.500 millones de pesos colombianos.

Le puede interesar: Las mujeres en puestos de liderazgo siguen siendo escasas en Japón

La estructuración y la suscripción de estos títulos fue realizada por BID Invest, miembro del Grupo BID, y el dinero recaudado se utilizará para financiar el crecimiento de la cartera de las Pyme lideradas por mujeres, así como la compra de vivienda de interés social por parte de mujeres en Colombia, un aporte significativo para las mujeres colombianas en medio de la crisis, asegurando la tranquilidad de muchas de ellas a futuro.

A través de este programa, BID Invest otorgará a Davivienda una bonificación por US$300.000 en cinco años por el cumplimiento de objetivos. La ampliación de la cartera de préstamos Pyme Mujer pasará de 20% a 27%. Acción que permitirá que esta modalidad sea la primera en Latinoamérica con este tipo de beneficio.

El incentivo de cumplimiento de Davivienda, se generará al emitir el bono, bajo el compromiso de lograr los objetivos que se ha propuesto, ese cumplimiento según lo explica Gema Sacristán al diario Portafolio de Colombia,  tendrá una bonificación por parte del BID. “Básicamente el bono es a siete años, y en los próximos cinco vamos a monitorear cuánto se incrementa la cartera a mujeres, y si se cumple, les daremos US$60.000 cada año hasta un total de US$300.000, lo que hará que la financiación sea más barata”.

Eso supone según la directora general de negocio de BID Invest, que Davivienda cada año hará pública la información sobre su avance, y la utilización de los recursos, por lo que también se constituye en un ejercicio de transparencia por su parte, concluye Sacristán.

BID Invest también proveerá servicios de asistencia técnica con fondos del programa We-Fi para apoyar a Davivienda a diseñar una propuesta de valor y posicionamiento enfocada en servir al segmento de las Pyme Mujer.

El boom de los bonos temáticos

Los bonos temáticos, que buscan rentabilidad financiera, social y ambiental son un boom en el mundo. La tendencia que inició con los bonos verdes ligados al Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo 2030, y la necesidad de empresarios de adaptarse e implementar acciones tendientes a luchar en contra del cambio climático, permitieron el posicionamiento de los mismos. Luego surgieron los bonos sociales y sostenibles y hoy como parte de ese proceso de crecimiento financiero se imponen los bonos de género.

El primer bono social en Colombia se emitió en el año 2018; Bancóldex, el Banco de Desarrollo Empresarial de Colombia, emitió el primer bono social del país en el mercado local por 400.000 millones de pesos.

La emisión del bono contó con el apoyo técnico del Banco Interamericano de Desarrollo a través de un programa de asistencia técnica financiado por la Embajada de Suiza en Colombia – Cooperación Económica y Desarrollo (SECO) y estuvo dirigido a “proyectos relacionados con la generación y formalización de empleo, la reducción de las desigualdades, la activación de las economías rurales, el acceso a crédito, la reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres y la integración a los grupos excluidos dentro de la economía productiva”.

Pero ya en el año 2017,  Bancóldex emitió su primer bono verde en el mercado local por 200 mil millones de pesos, para financiar proyectos que ayudaran a reducir las consecuencias negativas del cambio climático.

Con los bonos de género, dirigidos sólo para mujeres la historia comenzó en Panamá, en el año 2019. El primer bono se emitió en el país centroamericano y tuvo como propósito financiar a pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres. Parte de esto surgió de la necesidad de las Naciones Unidas por cumplir su quinto propósito para 2030, el cual es lograr mayor igualdad de género.

Banistmo fue la organización encargada de colocar la emisión de US$50 millones. De acuerdo con Forbes México, BID Invest, el banco del sector privado del Grupo BID, estructuró la operación. El objetivo de los fondos recaudados era ampliar el alcance del programa “Impulsa” del banco panameño, que sigue apoyando a pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres.

La emisión está también acompañada por la empresa Vigeo Eiris, que como experto independiente validó su alineamiento con los principios de los Bonos Sociales y su contribución a cuatro Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Hoy, Colombia sigue la misma marcha en un momento crucial en el que disminuir la brecha de género se hace necesario y dar seguridad a las mujeres es una prioridad de país.