fbpx

Los juegos de la saga Souls, de peor a mejor

Ante el anuncio de la remake del Demon’s Souls, decidimos realizar un top de todos los juegos de la saga Dark Souls.

Fotograma del videojuego 'Dark Souls III'

Estos son los mejores y peores juegos de la saga de Dark Souls. / Foto: YT / Play Station

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The games of the Souls saga, from worst to best

Cuando se anunció la PlayStation 5, la futura generación de consolas de Sony, también se dieron novedades en cuanto a los títulos que tendría. Una de las más importantes fue la remake de Demon’s Souls, el cual, según destaca el medio especializado de MeriStation, implica la “vuelta del mito”, aunque con cambios gráficos muy importantes.

Para aquellos que no lo sepan, se trata de una entrega lanzada en 2009 a cargo del estudio japonés From Software, el cual se desarrolló exclusivamente para la PlayStation 3, siendo el primero de toda la serie emblemática de juegos de la saga Souls, considerada como uno de los retos más grandes en dificultad para los gamers. Decidimos, entonces, aprovechar la ocasión parar hacer un análisis de cada una de las entregas, de la peor a la mejor.

Dark Souls II

Esta lista empieza con uno de los títulos menos valorados por los usuarios. No se trata de un juego malo, pero sí es cierto que parece no estar a la altura de las expectativas de la saga. Esto se puede explicar en el hecho de que el creador de la entrega original, el japonés Hidetaka Miyazaki, no estuvo para esta entrega, puesto que estuvo ocupado en otro proyecto.

De todas formas, este título lanzado en el año 2012 tiene algunas mecánicas interesantes. Por ejemplo, la web especializada de Eurogamer destaca que “no es el más difícil, sino el más inteligente”, donde nos topamos con horas donde nos enfrentaremos a la muerte, aunque el aprendizaje de los escenarios y los enemigos será fundamental para disfrutar de una experiencia de juego dura, pero satisfactoria.

Demon’s Souls

El juego que comenzó todo en el 2009 y que ahora tendrá su remake para la PlayStation 5. A pesar del tiempo que transcurrió, se puede ver cómo la esencia de la saga está completamente presente en un título que, si bien tiene algunas mecánicas que luego se pulieron, siembra las bases de todo lo que viene después.

En este sentido, el medio de Ultima Game destaca que, en este caso, se nos quiso ofrecer una visión especial de los juegos de exploración de mazmorras. Los gráficos están muy bien logrados, tanto en escenarios como en personajes y enemigos. A la vez, la aparición de distintos demonios generará esa sensación de terror y dificultad que caracteriza a esta franquicia.

Lea también: La historia de la popularidad de Crash y Spyro

Dark Souls

La entrega original (aunque antecedida por Demon’s Soul) se lanzó en el 2011, generando un estilo propio e inconfundible. Gracias a una mitología propia, los jugadores deberán reunir pistas para descubrir el destino de los no muertos, por lo que todo el ambiente del juego se siente sombrío.

La web especializada de 3DJuegos también enfatiza sobre la dificultad, al decir que se convirtió en “uno de los juegos más difíciles y sorprendentes”, siendo una obra imprescindible para cualquier aficionado a los videojuegos, que encontrará verdaderos retos para vencer a enemigos salvajes hasta el extremo.

Bloodborne

Uno de los juegos más sorprendentes dentro de la propia saga. Se trata de una entrega lanzada en el 2015 y que es un tanto distinta, ya que, si bien se comparten mucho de los fundamentos de los Souls, el enfoque está puesto sobre una ciudad ficticia, conocida como Yharnam, la cual tiene a sus habitantes enfermos por transmisión sanguínea.

La web de Vandal menciona que el trasfondo del juego puede considerarse “simplemente apasionante”, siendo uno de los más completos en términos de historia. Además, se mantiene la esencia de la saga, con un estilo de juego basado en la acción en tiempo real, avanzando por un mapa completo y lleno de peligros.

Dark Souls 3

La mejor entrega de toda la franquicia, la cual se lanzó en el 2016 y sirvió para cerrarla con un broche de oro. El nivel de desafío sigue exigente, hasta el punto en que los jugadores deben concentrar sus sentidos, ya que cualquier ruido o pequeño movimiento podría significar una muerte asegurada.

Además, el medio Hobbyconsolas destaca lo pulido que están los escenarios y el diseño de los jefes, además de una conexión muy interesante con los juegos anteriores, demostrando que hay un hilo conductor en cada una de las entregas y condensando todo lo bueno de las anteriores. Por lo tanto, puede que la cuarentena sea la oportunidad ideal para revisitar estos títulos tan buenos como complicados, preparándonos para la remake del Demon’s Souls.