fbpx

El COVID-19 invade nuestras pesadillas

El estudio aplica la inteligencia artificial para analizar el contenido de las pesadillas de más de 800 personas durante el bloqueo pandémico.

Mujer, mentira en cama

Los investigadores realizaron un estudio que muestra que COVID-19 se ha convertido en una pesadilla. / Foto: Unsplash

EurekAlert | Frontiers

Escucha este artículo


Read in english: COVID-19 infects majority of bad dreams -- study

El COVID-19 ha convertido al 2020 en una pesadilla para muchas personas, que luchan con problemas de salud, incertidumbre económica y otros desafíos. Ahora, un equipo de investigadores en Finlandia tiene pruebas de que la pandemia es realmente un mal sueño. En un artículo publicado en Frontiers in Psychology, los científicos utilizaron inteligencia artificial para ayudar a analizar el contenido de los sueños de cerca de mil personas y descubrieron que el nuevo coronavirus había infectado a más de la mitad de los angustosos sueños que se estudiaron.

Los investigadores obtuvieron datos sobre el sueño y el estrés de más de 4.000 personas durante la sexta semana del confinamiento por COVID-19 en Finlandia. Aproximadamente 800 encuestados también aportaron información sobre sus sueños durante ese tiempo, muchos de los cuales revelaron una ansiedad compartida por la pandemia.

"Nos emocionó observar la repetición de asociaciones de contenido de sueños entre individuos que reflejaban el ambiente apocalíptico del aislamiento por COVID-19", dijo la autora principal, la Dra. Anu-Katriina Pesonen, directora del Grupo de Investigación del Sueño y la Mente de la Universidad de Helsinki. "Los resultados nos permitieron especular que soñar en circunstancias extremas revela imágenes visuales compartidas y rastros de memoria, y de esta manera, los sueños pueden indicar alguna forma de paisaje mental compartido entre individuos".

"La idea de una imagen compartida reflejada en los sueños es intrigante", agregó.

Pesonen y su equipo transcribieron el contenido de los sueños del finlandés en listas de palabras en inglés e introdujeron los datos en un algoritmo de inteligencia artificial (AI), que se escaneó en busca de asociaciones de palabras que aparecían con frecuencia. La computadora construyó lo que los investigadores llamaron grupos de sueños a partir de las "partículas de sueños más pequeñas" en lugar de sueños completos.

Lea también: Nuevos conocimientos genéticos sobre las causas del COVID-19 grave

Finalmente, surgieron 33 grupos o temas de sueños. Veinte de los grupos de sueños se clasificaron como malos sueños y el 55 por ciento de ellos tenían contenido específico de la pandemia. Temas como fallas en el distanciamiento social, contagio de coronavirus, equipo de protección personal, distopía y apocalipsis fueron calificados como específicos de una pandemia.

Por ejemplo, los pares de palabras en un grupo de sueños etiquetado como "Descuido del distanciamiento" incluían abrazo-error, abrazo-apretón de manos, apretón de manos-restricción, apretón de manos-distanciamiento, distanciamiento-desprecio, distanciamiento-multitud, restricción-multitud y fiesta-multitud.

"La analítica asistida por inteligencia artificial basada en la lingüística computacional que usamos es realmente un enfoque novedoso en la investigación de los sueños", dijo Pesonen. "Esperamos ver más investigaciones de sueños asistidas por IA en el futuro. Esperamos que nuestro estudio haya abierto el desarrollo en esa dirección".

El estudio también ofreció información sobre los patrones de sueño y los niveles de estrés de las personas durante el bloqueo pandémico. Por ejemplo, más de la mitad de los encuestados informó haber dormido más que antes del período de auto cuarentena, aunque el 10 por ciento tuvo más dificultades para conciliar el sueño y más de una cuarta parte informó tener pesadillas más frecuentes.

Como era de esperar, más de la mitad de los participantes del estudio informaron aumentos en los niveles de estrés, que estaban más estrechamente relacionados con patrones como el sueño irregular y los malos sueños. Los más estresados también tenían sueños más específicos de una pandemia. La investigación podría proporcionar información valiosa para los expertos médicos que ya están evaluando el precio que el coronavirus está teniendo en la salud mental. El sueño es un factor central en todos los problemas de salud mental, según Pesonen.

"Las pesadillas intensas y repetidas pueden referirse al estrés postraumático", explicó. "El contenido de los sueños no es completamente aleatorio, pero puede ser una clave importante para comprender cuál es la esencia de la experiencia del estrés, el trauma y la ansiedad".