fbpx

La historia e importancia de Mafalda para América Latina

Ante el fallecimiento del célebre dibujante conocido como Quino, decidimos repasar su obra y comprender la importancia que tuvo el personaje de Mafalda.

Mafalda en Campo San Francisco, Oviedo.

Te contamos cómo Mafalda se convirtió en un personaje icónico de la cultura latinoamericana. / Foto: Wikimedia - RosanaAG

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The history and importance of Mafalda for Latin America

Recientemente, nos enteramos de que el artista argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido como Quino, murió a sus 88 años, según menciona el medio Página 12. Se lo describe como “uno de los artistas gráficos más importantes de la historia argentina”, ya que llegó a tener una extensa y aclamada carrera a escala internacional.

Es en ese mismo sentido en que la web de El Comercio destaca que fue “uno de los humoristas gráficos más emblemáticos de América Latina”, debido a que en sus obras retrataba todos los males que observaba en la humanidad, siendo un espejo realmente importante para la juventud latinoamericana de ese entonces.

Sabiendo que, tal y como comentan en el medio Clarín, la creación de la tira Mafalda “trascendió las fronteras”, decidimos investigar los orígenes y la importancia del mítico personaje creado por Quino, que logró ser traducida a más de 30 idiomas y es de enorme importancia para entender los cimientos latinoamericanos.

Mafalda: un símbolo latinoamericano

Cuando hablamos de Mafalda, instantáneamente la tenemos que asociar con una niña idealista. De acuerdo con lo que caracteriza la web de Buena Vibra, se trata de la “niña más famosa de América Latina por el mundo”, la cual lograba reflexionar eficazmente sobre el capitalismo, la economía y el orden mundial.

Por lo tanto, para comprender su importancia, es necesario ahondar en su historia. Según el medio especializado de Todo Historietas, el 29 de septiembre de 1964 debutó la tira Mafalda, la cual apareció en la revista Primera Plana. El personaje, en sí, se había creado el año anterior, eligiendo su género sin una clara “motivación”, pero sabiendo que buscaría la igualdad social.

Incluso, la web de La Nación asegura que el autor reveló que el personaje “nació por encargo de una agencia de publicidad”, por lo que, en un comienzo, quería que fuese una tira familiar, aunque poco a poco se dio cuenta del potencial crítico que tenía su personaje, por lo que comenzó a formar su propia personalidad.

Esto nos hace comprender que, siendo un personaje que fue creado hace más de 55 años, todavía siga siendo importante en la actualidad. Incluso, tal y como destaca Milenio, el ya fallecido autor mencionaba que estaba “sorprendido” de que Mafalda todavía tenga tanta vigencia, al mismo tiempo en que lo “deprimía” que sigan repitiéndose las mismas críticas sociales.

El personaje de Mafalda era una niña que representa la aspiración idealista y utópica de hacer un mundo mejor. Es decir, implicaba mostrar la idea de “cambiar el mundo” que existía en los 60 y los 70, por lo que muchas de sus intervenciones, a menudo, estaban basadas en el sentido común de muchas de las personas que observaban los problemas en los que estaba inmersa nuestra región.

Lea también: Fuga de cerebros: ¿cuál es el futuro de los jóvenes latinos?

El hecho de que sea un personaje infantil no le quitaba importancia, sino todo lo contrario: la inquietud de esa edad implicaba una mezcla entre ingenuidad y madurez impropia de su edad, haciendo que el lector también se cuestione todo lo que estaba viviendo. Es por esto por lo que, según la web Guía Infantil, Mafalda también les enseñaba a los niños distintos valores, como el pensamiento crítico o la amistad.

 

Es por esto por lo que la agencia de noticias Télam comenta que, a través de las “ocurrencias” de Mafalda se logró un gran impacto crítico, que fue transmitiéndose de generación a generación. A través de muchas frases icónicas, como que dice “paren el mundo que me quiero bajar”, se reflejaba la ironía y la gracia de estar en un sistema que, si bien puede criticarse, parece que jamás termina de cambiar.

Al mismo tiempo, desde ABC mencionan que los pensamientos de esta niña “han quedado para siempre en la memoria colectiva”, representando el espíritu de rebeldía de varias generaciones. Justamente, todo su espíritu seguirá viviendo con nosotros, con una caricatura que nos ha hecho reír, llorar, pero sobre todas las cosas, pensar en un mundo mejor.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…