fbpx

¿Está en decadencia la cantera futbolística argentina?

El equipo argentino siempre se caracterizó por sacar una gran cantidad de joyas juveniles. Sin embargo, ¿qué ocurre el último tiempo?.

Messi con el balón durante el primer partido de la Copa América 2011

La cantera de la selección argentina genera dudas a futuro. / Foto: Flickr / LGEPR

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Is the Argentine soccer quarry in decline?

El fútbol argentino siempre fue considerado como “uno de los mejores” del planeta. Por ejemplo, la prestigiosa publicación británica Four Four Two destaca que Diego Armando Maradona es el “mejor futbolista de la historia”, un talento que surgió del club Argentinos Juniors, aunque su mejor etapa a nivel clubes la vivió en el Napoli.   

Incluso, en la actualidad, la web de la CNN destaca a Lionel Messi como el mejor futbolista del mundo. El problema está en que los tiempos acaban para todos, por lo que el conjunto blanquiceleste debe pensar en una renovación de talentos para que, de aquí a unos años, puedan liderar al equipo.

Ahí es cuando parece surgir el problema. Desde The New York Times advierten que Argentina, una de las grandes canteras del fútbol, se encuentra a la baja, especialmente a escala local. Veamos, entonces, cuál es la situación de las promesas argentinas y por qué podría perder un lugar importante en la consideración mundial.

Las promesas futbolísticas de Argentina

El Mundial de Fútbol de Rusia 2018 supuso un fin de ciclo para muchos jugadores argentinos. De acuerdo con lo que destaca la web especializada de Pasión Fútbol, se trató del “final de la generación dorada de Argentina”, luego de caer en octavos de final ante Francia. Se trató de un momento clave, dado que se forjó una camada de futbolistas clave en Europa.

Es decir, hablamos de auténticas estrellas, como es el caso de Mascherano, Agüero, Higuaín o Di María, que no consiguieron festejar un gran torneo con la camiseta de su país, al mismo tiempo en el que es difícil que lleguen a la competencia del 2022, debido a que, salvo el caso de Messi o el Kun, el resto no estaría en consideración por la avanzada edad.

Si bien, por el momento, el jugador del Barcelona continúa con la camiseta de su país, todo apunta a que será un líder que se apoyará en un conjunto mucho más joven. Es decir, el resto deberá acompañarlo para darle esa renovación que tanto se necesitaba. No obstante, ¿hasta qué punto esta nueva generación tiene una alta calidad?

El problema es que, tal y como comentan desde Del Fuego Noticias, la nueva generación de jugadores argentinos “ya no parece seducir a la élite de Europa”. Por ejemplo, algunos jugadores estrella, como el Pity Martínez, prefirieron irse a los Estados Unidos antes que desembarcar en el viejo continente, donde parecen no tener cabida.

Otro de los casos más emblemáticos es el de Martínez Quarta, el cual es considerado por muchos como el mejor defensor central de la Argentina. Por ende, cuando recientemente se anunció su venta, la web de Télam aclaró que podría ser récord, ya que sería de 15,5 millones de dólares. No obstante, el club al que se dirige, la Fiorentina, no es de los más grandes del planeta.

Lea también: Maradona ha muerto a los 60

Incluso, en cuanto a los estrictamente juveniles, parecen existir problemas similares. En el actual mercado, el equipo argentino San Lorenzo de Almagro vendió a una de las principales figuras del país, Adolfo Gaich, al CSKA de Moscú, según informan desde Infobae. Es decir, una liga “menor” dentro de Europa, para un centrodelantero que es considerado el futuro de la Selección Argentina y que ya había debutado en el combinado mayor.

Además, estaba la queja de que, al igual que ocurrió con otros tantos cracks, no llegaron a tener demasiados minutos en sus equipos de orígenes por una venta apresurada. Hay incluso algunos casos peores. Por ejemplo, Lionel Messi o Mauro Icardi son los exponentes más claros de jugadores que ni siquiera llegaron a formarse en Argentina y luego los europeos los “aprovecharon”, siendo una tendencia que continúa replicándose.

Uno de los casos más recientes es el de Luka Romero. De acuerdo con La Nación, el argentino, de 15 años, fue el futbolista más joven de la historia en debutar en la Liga de España. Esta promesa jamás pudo jugar en su tierra de origen, por lo que ahí también está un problema estructural: la falta de atracción hacia la propia Liga Argentina.

Por supuesto, existen algunas excepciones. La más clara es la de Lautaro Martínez, el delantero que está teniendo un enorme presente en el Inter y que eso lo lleva a que, según comenta la web de La Voz, negocia un millonario contrato con la entidad. Si bien es un jugador importante a escala mundial, todavía parece quedar lejos de lo que en su momento supusieron Agüero, Batistuta o Messi, por ejemplo.

Así, será determinante comprender el rendimiento en el presente y el futuro de algunos de los jugadores más jóvenes e importantes del combinado argentino, no solamente para mejorar la calidad del equipo, sino también para ver si son capaces de acompañar a Lionel Messi en sus últimos pasos para lograr lo que no pudo junto con la anterior generación dorada.