fbpx

Javier Botet: el monstruo de Hollywood

A diferencia de muchos actores de Hollywood, a Botet se le da mejor ser el monstruo de la película.

Javier descrito como

Javier ha interpretado distintos personajes de monstruos en exitosas películas de Hollywood. / Foto: Javier Botet

LatinAmerican Post| Juan Manuel Bacallado

Escucha este artículo


Read in english: Javier Botet: the Hollywood monster

Seguramente el nombre de Javier Botet nadie lo relaciona con el cine, mucho menos con el cine hollywoodense, y esto sucede a pesar de haber actuado en películas de renombre como la primera entrega de It, Insidious, Alien, La Cumbre Escarlata entre otros filmes especiales. Pero la razón por la que el nombre de Botet no es asociado a estas películas se debe a que solo ha interpretado los papeles de monstruos y fantasmas, esos que parecería imposible que estén siendo actuados por un ser humano, ahí estaba Botet, con bastante maquillaje y el síndrome de Marfan.

Además de sus actuaciones precisas, es el síndrome de Marfan lo que hace “ideal” a Botet para este tipo de papeles, pues como reseña KidsHealth, el síndrome de Marfan consiste en un trastorno genético que afecta al tejido conjuntivo, el cual tiene la función de sostener y estructurar partes del cuerpo como la piel, huesos entre otros. Por esta razón, las personas que viven con el síndrome son más altas y delgadas de lo promedio, con dedos largos, ojos hundidos y otras características inusuales, como curiosidad. El ex presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, tuvo este mismo síndrome.

Javier Botet padece del síndrome de Marfan, lo que ha marcado su aspecto físico, este actor español de 43 años de edad mide 2 metros de altura y solo pesa 60kg, sus dedos largos han sido una herramienta esencial en sus actuaciones. Sin embargo, no fue su físico el que lo llevó a todo esto, ya que Botet estaba relacionado con el cine de terror desde niño, como reseña la BBC, Botet tuvo una infancia en la que estuvo interesado en la ficción y sobrenatural, al punto de dibujar monstruos. Esto lo llevó a estudiar Bellas Artes en una universidad de Granada, pero se mudaría a Madrid para empezar su carrera cinematográfica, la cual al principio no iba destinada a ser actor sino a trabajar en efectos especiales, pero en uno de esos cursos su profesor, Pedro Rodriguez -ganador de tres premios Goya, máxima condecoración del cine español- le daría la idea de incursionar en el maquillaje de monstruos.

Papeles

Luego de que su profesor lo recomendará para varios elencos, en 2005 Botet se estrenaría en el cine español con la película de Bajo aguas tranquilas, de acuerdo con La Vanguardia. En 2007 Botet interpretaría al personaje Niña Medeiros en la película de zombies Rec. Gracias a ese papel conocería al director argentino Andres Muschietti, quien preparaba una película llamada Mamá, que tendría a Guillermo del Toro como productor ejecutivo. Allí Javier Botet protagonizará a Mamá, lo que sería su llegada al cine de Hollywood ya que el filme sería distribuido por Universal Pictures, Botet diría que “ese fue el verdadero punto que hace crecer mi carrera”, ya que las personas creían que aquel fantasma había sido recreado digitalmente debido a la forma de moverse, por lo que sería publicado un video de Botet interpretando el papel, lo que sorprendería y llevaría a otros directores a contratarlo, según reseñó la BBC.

Javier Botet tendría muchos otros papeles de monstruos importantes, como por ejemplo el personaje de “la entidad” en Polaroid. También sería uno de los alien en la película Alien del 2017, tendría el papel del leproso en ambas entregas de It y sería el monstruo protagonista de la última entrega de Insidious: la última llave. De hecho, hasta aparecería en la última temporada de Game of Thrones como un caminante blanco que persigue a Arya en el tercer capítulo, sería Slender Man en su película estrenada en 2018, estaría bajo las órdenes de Guillermo del Toro en su película La cumbre escarlata y tampoco podría faltar en una entrega de El Conjuro, en este caso la segunda con el papel de “el hombre torcido”.

¿Cuánto maquillaje?

Si algo destaca a los monstruos que ha interpretado Javier es la gran cantidad de maquillaje que requiere. Según reseña el diario Efe, en películas como REC necesitaba pasar 10 horas siendo maquillado, más el tiempo de actuación y luego quitarse el maquillaje, que sumaría una hora más. En algunos caso prefirió dormir con el maquillaje puesto que las horas de rodaje terminaban tarde en la noche y se retomaban el día siguiente temprano. Además, el peso del maquillaje es importante, pues le ha tocado tener encima 30 kg de maquillaje y en otros momentos vestir con pantalones que debían ser rotos para lograr ir al baño. 

Te puede interesar: Los 5 actores de cine que más dinero ganaron este 2020

¿Perder el trabajo por la digitalización?

En 1990 con el auge de las computadoras y su uso para recrear efectos digitales en las películas como Jurassic Park, Javier llegó a dudar de la continuidad de su profesión. Sin embargo, aseguraría después que la digitalización le terminó por generar más trabajo, ya que en el caso de los monstruos se necesita de una persona que muestre lo real que puede ser, “puedes tocarlo, existe y puede suceder”. De hecho a Botet le preocupa tanto hacer un buen papel que ha practicado danza para mejorar su movimientos de acuerdo con la BBC. Javier también se desempeña en otros cargos como director de cortometrajes, ilustrados y algunos papeles en películas cómicas.