fbpx

¿Cómo surgió y qué implica la guerra entre Facebook y Apple?

A pesar de ser esenciales para el día a día digital, estas dos empesas no tienen un vínculo demasiado amistoso.

Vista de la página de inicio en facebook y un computador de la marca Apple

Estas dos empresas, a su modo, redefinieron la forma en la que actualmente nos comunicamos. / Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Why is Facebook at war with Apple?

La industria tecnológica es una de las más importantes del planeta. Por eso, es importante entender que existen compañías que pueden definir la calidad de nuestra vida, ya que la influyen constantemente. Particularmente, hay dos que, de una u otra manera, provocan constantemente innovaciones: Apple y Facebook.

Recientemente, la empresa de la manzana criticó abiertamente a Facebook por el enorme uso que les da a los datos, los cuales parecen no estar asegurando la privacidad de los usuarios. Es decir, la información que se recopila constantemente al navegar por algunos de los servicios de la compañía de Mark Zuckerberg.

Esto llevó a que, incluso, medios como TN definan que existe una “guerra de Apple contra Facebook”, a raíz del supuesto seguimiento invasivo que se genera contra la privacidad de los usuarios. Por lo tanto, decidimos averiguar cuál es el historial existente entre Apple y Facebook para entender mejor la situación actual.

La guerra entre Apple y Facebook

Apple y Facebook son dos empresas que, a su modo, redefinieron la forma en la que actualmente nos comunicamos. La primera es la que patentó dispositivos tan importantes como el iPhone, mientras que la segunda generó un concepto tan importante como el de las redes sociales. Es decir, ocupan gran parte de nuestro tiempo en la actualidad.

Por eso, sabiendo cuál es la relevancia que tienen en la actualidad, lo lógico sería pensar que tienen buenos vínculos… pero nada de eso parece suceder. Por el contrario, estamos hablando de una batalla en la que se disputan el mismo sector del negocio. Es lo mismo que había ocurrido y ocurre en la actualidad con grandes compañías rivalizadas, como McDonald’s y Burger King o Coca-Cola y Pepsi.

Por supuesto, toda historia tiene sus orígenes. En este caso, podemos hablar de varios motivos por los cuales no se soportan. Para comprenderlo, hay que saber que ambas compañías tienen distintas vías principales de ingresos. Mientras que la mayoría del dinero que logra Facebook se da a través de la publicidad (un 98,5%, de acuerdo con sus informes empresariales); Apple se orienta más hacia la venta de los dispositivos y la compra de aplicaciones en su App Store.

O sea, si bien están en el sector de la tecnología, no parecen, a priori, competir en el mismo rubro. El problema es que ambos ingresos están interrelacionados. En ese sentido, vimos declaraciones polémicas de los CEOs de ambas compañías: Tim Cook (Apple) y Mark Zuckerberg (Facebook). El primero, por ejemplo, acusó a Facebook de no preocuparse por la privacidad de los usuarios, mientras que el segundo mencionó que los productos de Apple son demasiado caros y que critica a su red social por “motivos ocultos”.

Lea también: ¿Crees que tienes COVID? Esta cámara podría decirte

Justamente, al ser compañías que se retroalimentan, las acciones que pueda tomar una afectarán a la otra. Por ejemplo, vimos que, a principios de este año, desde Apple decidieron introducir una nueva función para que los usuarios tengan más potestad para decidir cuáles son los datos a los que las aplicaciones no pueden acceder.

Es decir, añadieron una mejora que se aplica en el sistema operativo iOS dentro de los dispositivos de Apple, algo que no sentó bien en Facebook. Entonces, como mucha gente utiliza Facebook o Instagram a través de estos smartphones, la modificación significaría problemas para la compañía de Mark Zuckerberg. Al modificar los datos a los que acceden las aplicaciones de forma predeterminada, el negocio de los anuncios de Facebook podría peligrar.

Como se dedican a vender anuncios dirigidos a los usuarios, en función de los datos que recolectan según sus intereses, el estilo de negocio podría verse afectado. O sea, el hecho de no contar con esa información significaría dejar de tener datos que son esenciales para el negocio que propone la propia Facebook.

Lo realmente importante es que ambos gigantes se necesitan el uno al otro. Las ventas de los iPhone disminuirían notablemente si no se pudiera ingresar a Facebook o aplicaciones derivadas, mientras que muchos usuarios que frecuentan los servicios de Instagram abandonarían estas plataformas en caso de que no pudiesen ingresar desde sus dispositivos de Apple.

Filosóficamente son dos compañías que parecen estar bien diferenciadas, aunque también es claro que, en un momento donde todos estamos tan interconectados, se necesitan más que nunca. Como usuarios, sabemos que es conveniente que se lleven bien, ya que tendemos a utilizar todos sus servicios de forma interrelacionada. Si bien parecen estar en una especie de guerra fría, cualquier movimiento podría significar problemas para las dos partes. Por el momento, resta por ver cómo siguen estos acontecimientos.