fbpx

¡Y siguen los cambios! El Australian Open se celebrará en febrero

Las autoridades del país oceánico impondrán a los tenistas una estricta cuarentena que demorará el inicio del primer Grand Slam del año. Los deportistas deberán llegar el 15 de enero.

Jugador de tenis en una cancha lanzando una bola

El Abierto de Australia, que tradicionalmente se juega en enero, se disputará esta vez a partir del 8 de febrero. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: The changes continue! The Australian Open will be held in February

El coronavirus sigue aquejando el deporte profesional, incluso de cara al inicio del 2021, pues el Abierto de Australia, que tradicionalmente se juega en enero, se disputará esta vez a partir del 8 de febrero, luego que los atletas participantes cumplan con una cuarentena obligatoria impuesta por las autoridades de Melbourne como protocolo de seguridad.

Craig Tiley, director del Abierto de Australia, lo confirmó al diario australiano The Age. El primer Grand Slam de cada año, que se celebra en cancha dura y que inicialmente se realizaría entre el 18 y el 31 de enero, generó un desacuerdo entre los funcionarios del tenis y las autoridades gubernamentales por la situación del COVID-19.

Así, los responsables del evento han confirmado que el primer Grand Slam de la temporada se podrá jugar del 8 al 22 de febrero del 2021 pero, siempre que se acepten las condiciones del protocolo sanitario pactado con el gobierno del estado de Victoria para tenistas, equipos y personal que decidan acudir a Melbourne.

Así serán las medidas

Entre las medidas confirmadas por Tiley, máximo responsable de la federación australiana de tenis (TA), se impondrá una dura cuarentena a los participantes, con solo cinco horas fuera de la habitación del hotel para poder entrenarse.

De igual manera, la llegada de jugadores y equipos técnicos deberá hacerse entre el 15 y el 17 de enero para iniciar su confinamiento que, una vez superado, les permitirá moverse libremente por el estado de Victoria y su capital Melbourne. Para poder hacerlo en las fechas tradicionales los jugadores tendrían que llegar a Australia antes del 1 de enero en plenas fechas festivas.

“Ha tomado mucho tiempo, pero la buena noticia es que finalmente podremos llevar a cabo el evento a partir del 8 de febrero”, explicó Tiley a la mencionada publicación australiana, en declaraciones replicadas por El Periódico quien también confirmó que Tennis Australia pagará los vuelos, costos de la cuarentena de los jugadores y sus equipos, comidas y alojamiento.

Lea también: Los Miami Marlins y la MLB se rinden a los pies de Kim Ng

También Tiley aseguró que el 'prize money' del torneo será de un total de 71 millones de dólares y que lo que se busca es aumentar los premios por jugar las primeras rondas.

Ya desde hacía semanas se rumoraba con postergar el inicio del primer grand Slam del año según lo había adelantado ESPN, que replicó lo publicado por el Sydney Morning Herald, que rezaba textualmente "se ha informado a los jugadores que el Abierto de Australia probablemente comenzará el 1 de febrero, pendiente de la aprobación del gobierno de Victoria para que viajen a Melbourne en la primera semana de enero. Deberán llegar a más tardar el 7 de enero, antes de completar un período de cuarentena de 14 días".

Con la decisión, los organismos que rigen el tenis masculino, ATP, así como el femenino, la WTA tendrán más tiempo para confirmar cuáles torneos preliminares se celebrarán el próximo año, que como ya se ve será otro calendario atípico al igual que este 2020. Por ahora, lo único que parece seguro es que la ATP Cup no se jugaría.

¿Cómo inició todo?

La posibilidad de modificación de la fecha inició con un comunicado como respuesta a las declaraciones esgrimidas por el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, quien había explicado que los jugadores no podían llegar a la nación oceánica antes del 1 de enero y que, además, se tenían que someter al proceso sanitario de la cuarentena.

Tiley a su vez, había remarcado en su escrito que la intención de su equipo era poder finalizar lo antes posible el verano tenístico en Australia, en alusión tanto a los torneos preparatorios como al 'major' en sí. "Seguimos manteniendo estas charlas tan importantes con las autoridades sanitarias locales respecto a la cuarentena que se tendría que llevar a cabo y a los requisitos de bioseguridad. Creemos que tendremos decisiones pronto", apuntó en aquel momento a ESPN.

Una burbuja de adorno

Tennis Australia diseñó una burbuja en la que se puede entrenar más no jugar, aunque insistan los estamentos tenísticos. Hay que tomar en cuenta que los partidos en categoría masculina son al mejor de cinco sets y se requiere rodaje antes de ver acción en algún torneo preparatorio, y ese siempre fue otro punto en contra para el inicio de la fecha tradicional.

Finalmente, el tiempo terminó dándole la razón a muchos de los tenistas que no reservaron vuelos hasta conocer las fechas oficiales. Fletar aviones desde aeropuertos estratégicos como Los Ángeles, Singapur y Dubai fue otra opción que tampoco se llevó a cabo.