fbpx

¿Qué tan inclusivas son las producciones de Netflix?

Varias de las producciones de la plataforma de streaming buscan ser diversas. Sin embargo, ¿es esto así?.

Fotograma de la serie 'Un día a la vez'

Pese a que Netflix se abanderó con la inclusión, un gran número de series con esta temática han sido canceladas. / Foto: YT-Netflix

Latin American Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: How inclusive are Netflix productions?

Cuando hablamos de Netflix, automáticamente reconocemos la importancia que tiene las producciones originales que crearon. Es decir, se lanzaron muchas series y películas con temáticas LGBTQ+, por ejemplo, que permitieron abordar las nuevas problemáticas y sentimientos de la diversidad de géneros.

Sin embargo, la creación no necesariamente implica una política continua de emisión. Desde Magnet Xataka revelan que Netflix se abanderó de la diversidad, pero 17 de las series que canceló este año eran “inclusivas”. Es decir, de los 23 shows cancelados, 17 tenían personajes principales femeninos, LGTBIQ o de raza distinta a la blanca.

Uno de los casos más evidentes es Glow. La productora decidió comunicar que su cuarta temporada no se estenaría, lo cual generó que uno de los actores principales, Marc Maron, pidiese por una película para cerrar la historia. Ante ese panorama, decidimos evaluar cuál es la situación de la diversidad e inclusión con las producciones de Netflix.

Lea también: Todo lo que sabemos sobre Spider-Man 3

La inclusión y diversidad en Netflix

Netflix es una plataforma que apasiona a una gran cantidad de gente joven, y eso les ha permitido tocar temáticas que están siendo importantes en el mundo y, en especial, su público obejtivo. Por ejemplo, la diversidad de género, el feminismo e inclusión de minorías, que se abordan a través de distintas historias (como series o películas).

Desde la empresa mencionan que quieren llevar la inclusión “más allá de las pantallas”. Por ejemplo, en "3%", la serie brasileña que es furor en la plataforma implicó un “espíritu inclusivo” en la propia producción de la trama. Por ejemplo, se contrataron a unos 30 jóvenes de comunidades de mujeres, negros y LGBTQ+ en varios departamentoso: arte y producción o maquillaje y vestuario.

Esto daría a entender que Netflix es cada vez más incluyente, lanzando producciones realmente interesantes en términos de casting o trama. Esto se debe a las nuevas películas y series que inspiran al amar sin límites, como es el caso de Sense8, Orange is the New Black, You me her, Grace y Frankie, Black Mirror, entre otras.

Esto llevó a que ONU Mujeres organizó una lista de películas, series y documentales elegidas por actrices de todo el mundo, que tengan una temática feminista. Es decir, que se muestre la diversidad de historias que permitieron hacer visible lo invisible a través de la plataforma.

Sin embargo, no todo queda allí. La orientación progresista de Netflix ha logrado que, por ejemplo, a producción una serie que tiene “lenguaje inclusivo”, llamada Pose. Es decir, desde los subtítulos dan la posibilidad de evitar el binarismo de género, apostando por un lenguaje que no está oficializado, pero que es utilizado por grupos feministas y jóvenes en redes sociales.

Toda esta situación lleva a conflictos con las alas más “conservadoras” en relación con los contenidos. Por ejemplo, muchos usuarios se habían dado de baja de la plataforma por haber anunciado una serie paródia en la que se mostraba a un Jesús homosexual, argumentando que se trataba de una producción progresista que se burlaba de los valores católicos, lo cual alentó a que cancelasen la suscripción.  

Cualquiera que tenga una cuenta de Netflix se dará cuenta de que buena parte del contenido del servicio se orienta a un público con valores liberales. Apostar por la diversidad cultural, con historias fuera de los Estados Unidos, implica retener a la audiencia millenial, con diversidad sexual y racial.

Esto lleva a que, incluso, medios como La Sexta opinen que Netflix se parezca cada vez más a los partidos políticos. No se trata de una compañía que se mantenga neutral ante los eventos culturales, sino que siempre se manifiestan a favor de las tendencias progresistas, casi como lo haría un programa electoral de los candidatos.

Al mismo tiempo, el hecho de anunciar producciones que vayan en esa línea no significará que automáticamente tengan éxito… pero cancelarlas podría significar que esas historias “no importan”. Por ejemplo, la cancelación de One Day At A Time, una serie con personajes LGBT y latinos, se debió a una cuestión de audiencia, pero la compañía salió a aclarar que eso no significaba que esa clase de historias “no eran importantes”.

Por lo tanto, la idea de que Netflix se haya abanderado con los valores progresistas implica la creación de distintas historias con esta temática, aunque la cancelación de muchas de ellas, que se deben a una baja audiencia, podría generar el efecto contrario: que los usuarios piensen que no se trata de tramas de importancia. Todo parecerá indicar, entonces, que seguirán en la misma línea: generar contenido inclusivo y esperar para ver qué éxito logran tener.