fbpx

Los peores juegos de Spider-Man

Las adaptaciones del super-heroe de Marvel a los videojuegos no siempre son buenas. ¡Conozcamos cuáles han sido los peores títulos de Spider-Man!.

hombre araña

Te traemos una lista con los que son seleccionados los peores videojuegos sobre este super héroe. / Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The worst Spider-Man video games

Spider-Man es, tal vez, el superhéroe más famoso del planeta. Actualmente está encarnado por Tom Holland, quien aseguró que la tercera película será mucho más grande que Avengers: Endgame. Esto lleva las expectativas mucho más altas sobre el futuro de este héroe, que también tuvo muchísimas adaptaciones al mundo de los videojuegos.

La última fue Spider-Man: Miles Morales, que recientemente superó las 4 millones de copias vendidas desde su lanzamiento, lo cual supuso un enorme éxito para la franquicia. Hablamos de un título que supo aprovechar enormemente las mecánicas clásicas del hombre arácnido, con una jugabilidad adictiva y unos gráficos espectaculares que recrean a la perfección la ciudad de Nueva York.

Sin embargo no todos los videojuegos de Spider-Man son memorables. Por el contrario: algunas adaptaciones han sido tan malas que ni siquiera los fanáticos más fervientes de Marvel las defendieron. A continuación, los peores títulos de Spider-Man en toda la historia.

The Amazing Spider-Man (2012)

El título que hace referencia a la saga dirigida por Marc Webb y protagonizada por Andrew Garfield tuvo su adaptación a los videojuego, y una bastante olvidable. No estamos necesariamente ante un título mediocre, sino que se trata de uno que no logra destacar en ningún aspecto y que queda inferior frente a otros de su mismo género.

Se trata de un título al que le falta muchísima profundidad, que está hecho a las apuradas por añadir distintos objetivos repetitivos para misiones secundarias que no le aportan nada a la trama y que están, simplemente, para sumar más horas de juego. Una pena, porque tenía un potencial tremendo.

The Amazing Spider-Man and Captain America in Dr. Doom’s Revenge! (1990)

Si bien alcanzó una relativa popularidad en el terreno de los 8 bits, en realidad, el título solamente ofrecía una sucesión de combates con distintos villanos, sin demasiada profundidad en la trama.

A pesar de que podíamos usar a Spider-Man y al Capitán América de forma alternada, la mecánica de juego era realmente pobre. Nuevamente, un juego que podría haberse explotado mucho más para su época, pero que fue apurado en su lanzamiento y acabó siendo flojo.

Lea también: Los juegos con mayores exigencias gráficas de la historia

The Amazing Spider-Man 3, de Game Boy (1993)

En realidad, bien podríamos colocar a esta trilogía de Rare, que cuenta con enormes fallos en su programación, además de carecer de todas las virtudes que tenían los juegos de esa misma compañía en otras plataformas.

Como mencionábamos, son 3 juegos flojos, pero el último es especialmente desastroso. Al combinar la temática de acción 2D con aventura y puzles, no se explotan las posibilidades del personaje.

Spider-Man: Friend or Foe (2007)

Para entender por qué este juego aparezca en esta lista, debemos entender que había una buena racha del Hombre Araña para este año, ya que llegaron excelentes juegos para PS3, aunque aquí acabaría la tendencia, ya que nos encontramos con un juego con simpáticos gráficos caricaturescos, pero que acaba siendo malo en todo lo demás.

Es decir, se convierte en un juego “de los de antes”, pero en el mal sentido: lo único que tendrás que hacer es matar enemigos machacando botones, sin que eso suponga una dificultad. Otra vez, una buena idea (ya que nos aliábamos con los enemigos clásicos), pero que quedó anticuado por mecánicas obsoletas.

Spider-Man: Return Of The Sinister Six (1992)

En este caso, tenemos un juego horriblemente programado para la NES que continúa la tendencia de aquellos producidos por Marvel en las consolas de Nintendo, con una enorme cantidad de fallos que hacen que esté tan abajo en esta lista, pero también con una dificultad ridícula que permite completarlo en 15 minutos.

A pesar de tener unos gráficos simpáticos -especialmente en sus personajes-, hay algunas características que no se incluyeron que hicieron que se sienta un juego de cualquier otro héroe. Es decir, hablamos de un Spider-Man que no se puede balancear, quitándole el rasgo primordial del héroe.

Spider-Man: The Sinister Six, de PC (1996)

Tal vez el peor juego de Spider-Man jamás creado. Un horrendo juego donde se desaprovecha una de las principales virtudes del superhéroe, que es la acción, sustituyéndola por una especie de juego basado en la aventura y el point-and-click que lo vuelven lento y completamente predecible.

En definitiva, hemos visto que el hombre arácnido tiene títulos que pueden ser geniales, pero otros que no dan la talla, principalmente por no haber aprovechado el potencial que siempre genera este héroe.