fbpx

5 clásicos románticos de la literatura universal para este San Valentín

Viajamos por las estanterías de cinco países para traerte este 14 de febrero una selección de clásicos inolvidables de la literatura romántica de varias épocas.

Hombre y mujer sobre una cama leyendo un libro

Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Daniel Vargas

Escucha este artículo


Read in english: 5 romantic classics from world literature for this Valentine's Day

Se acerca la señalada fecha de San Valentín y con ella las preguntas que muchos se plantean cada año: ¿Realmente hace falta dedicar un día para celebrar el amor? ¿No debería celebrarse todos los días? 

La cuestión adquiere más profundidad al ver que el amor en nuestros días se considera cada vez más un producto de consumo masivo, un wearable, y no la fuerza infinita capaz de trascender la muerte y de unir los átomos en moléculas y las moléculas en seres capaces de prodigarlo.

Por suerte, existen obras literarias en las que la dulzura del amor se conserva como miel dentro de un frasco de cristal. Veamos algunas de ellas:

Las desventuras del joven Werther

Si hay una deidad que destaca en el panteón de los clásicos de la literatura romántica esa es el Werther, una de las novelas de amor más intensas jamás escritas por pluma alguna. 

En ella su autor, Johann Wolfgang von Goethe, excelsa figura de las letras germánicas, narra cómo el joven y apuesto Werther, a quien no le faltan oportunidades amorosas, no tiene ojos sino para Carlota, una bella joven ya prometida que espera el regreso de su novio para contraer nupcias. A pesar de ello, el protagonista no desiste en la esperanza de ver sus anhelos volverse realidad y visita regularmente a su amada durante la ausencia de su futuro marido. Sin embargo, cuando este regresa, Werther descubre que sus posibilidades son nulas.

Esta obra, publicada en 1774 y escrita en clave epistolar, constituyó todo un éxito: en apenas unos meses se imprimieron tres ediciones, llegando a tener entre sus filas de lectores al mismísimo Napoleón Bonaparte.

Además, es conocida por haber sido el epicentro de una epidemia de jóvenes suicidas que, motivados o inspirados por los infortunios de su protagonista, decidieron quitarse la vida en nombre del amor. El aciago fenómeno alcanzó una magnitud tal que en 1775 las autoridades de Leipzig prohibieron su publicación por considerar que incitaba al suicidio. Léase, pues, con precaución.

Lo que el viento se llevó 

Escrita por la periodista Margaret Mitchell y publicada en 1936, esta mítica pieza de la literatura romántica tardó menos de un año en ganar el Premio Pulitzer de Ficción. Sus poco más de mil páginas narran la historia de Scarlett O’Hara, una joven aristócrata del sur de los Estados Unidos condenada a ver cómo su prima, Melanie Hamilton, se casa con el hombre de quien está enamorada, Ashley Wilkes, heredero de la plantación Twelve Oaks. 

Aunque se trata de una novela romántica, el texto se adscribe también al género histórico, pues la trama comienza en 1861, justo en el mes en que estalla la Guerra de Secesión. De hecho, la revista Time considera Lo que el viento se llevó como “la narración definitiva de una de las mitologías americanas básicas: el fallecimiento, en sangre y cenizas, del gran y antiguo sur”.

La novela pronto dio el salto a la gran pantalla, llegando no solo a ganar 10 oscars y recaudar 24 millones de dólares, sino a convertirse en un emblema de la historia del séptimo arte y, más concretamente, de la época dorada de Hollywood.

Lea también: 7 Libros que deberías leer este año

El Amor en Tiempos del Cólera

En los tiempos de las aplicaciones de citas y del amor insustancial y efímero de la modernidad líquida quizás sea buena idea volver en San Valentín a las páginas de este clásico de las letras hispanas publicado en 1985. Y es que pocas obras de la literatura de nuestros días representan el amor de un modo tan arquetípico como el que Gabo supo esculpir en El Amor en tiempos del cólera. En una entrevista de 1996 para el periódico El País Márquez revelaría que era su mejor libro, el libro que escribió “desde mis entrañas”. 

No fueron suficientes cinco décadas para que Florentino Ariza dejara de amar a Fermina Daza, quien a pesar de profesar por Ariza el mismo sentimiento, decide contraer matrimonio con un médico de alta alcurnia. Cuando este muere, más de 50 años después, Florentino se presenta en su funeral. 

La obra constituye un retrato en sepia del heteropatriarcado caribeño de principios de siglo XX. En uno de sus trabajos académicos, la profesora Malena Andrade Molinares analiza las ataduras culturales y los valores patriarcales a los que se ve sometida Fermina Daza y advierte en la obra “un feminismo incipiente contra el dominio patriarcal de principios del siglo XX”. 

El amante japonés

La habitual destreza expresiva de la autora de obras beneméritas como La casa de los espíritus, De amor y de sombra o Eva Luna volvió a sacudir a sus lectores en 2015 con El amante japonés.

En el booktrailer de la novela, la propia Allende explica que toda la acción sucede en una casa de reposo “muy hippy” donde van a parar artistas e intelectuales, muchos de ellos viudos y viudas. En ella, Alma Velasco, una mujer de 81, lleva una segunda vida tan misteriosa y secreta que acaba por intrigar a Irina, quien empieza a espiarla y a revelar al lector la historia de amor que se esconde en el alma de la espiada. 

Con la Segunda Guerra Mundial como marco, El amante japonés trata del amor eterno y de la eternidad como amor, demostrando de un modo casi científico que es esta sustancia la sostenedora de todo cuanto existe. “Me divertí mucho escribiendo esta historia porque mis padres están viejos y esto de envejecer y el peso de la memoria es muy importante para mi ahora”, confesaba Allende. El mismo año de su publicación la Cámara Uruguaya del Libro otorgaba a esta obra el Premio Libro de Oro.

Kitchen

Más reciente pero no menos clásica es la primera novela de la escritora japonesa Banana Yoshimoto, Kitchen, publicada en 1988 y ganadora del Kaien Newcomer Writers Prize de 1987 y del Izumi Kyoka Literary Prize de 1988. La trama es tejida por tres personajes con psicologías que a priori pueden considerarse dañadas pero que acaban demostrando que en la debilidad se esconde la fuerza.

Mikage Sakurai es una joven apasionada de los fogones. Tras la dolorosa muerte de su abuela se refugia en su lugar favorito de la casa: la cocina. Sin embargo, poco después llama a la puerta uno de sus amigos, Yuichi, para invitarla a vivir en su casa junto a su padre, una mujer transgénero. Al cabo de seis meses de convivencia con su nueva familia durante los cuales la afección hacia Yuichi y Eriko se consolida, Mikage encuentra trabajo como asistente de una profesora de cocina y decide mudarse. Poco después Eriko muere víctima de la transfobia y Mikage intenta consolar a Yuichi, de quien acaba enamorándose.

El éxito de esta novela puede ser medido por el rápido rodaje de una película homónima estrenada tan solo un año después de la publicación de la misma.