fbpx

¿Qué es el HDR y por qué revolucionaría el mundo de los videojuegos?

Esta revolucionaria tecnología está presente en el mundo de la fotografía, pero también tendrá un enorme valor en el campo de los videojuegos.

Fotograma de un videojuego

Esta técnica que ya es usada en fotografía, puede cambiar la percepción de los videojuegos. / Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: What is HDR and why would it revolutionize the world of video games?

Cuando salen nuevos dispositivos tecnológicos, además de mejoras en el hardware, vemos que se incorporan algunas cuestiones relacionadas con el software. Por ejemplo, pudimos descubrir que el nuevo iPhone 12 permite grabar en HDR Dolby Vision en tiempo real, siendo una novedad única porque permite obtener vídeos con calidad profesional.

Aunque el HDR en particular se está utilizando mucho en el campo fotográfico de los smartphones, la realidad es que también está usándose cada vez más en el terreno de los videojuegos. Por ejemplo, el modo HDR automático de la nueva Xbox Series X es un cambio increíble en términos de gráfica, ya que parece revolucionar la forma en la que se perciben los detalles de cada personaje.

Es decir, las nuevas generaciones de consolas aprovecharían su innovador hardware para implementar mejoras a nivel de software. Ante este panorama, decidimos investigar más sobre la tecnología HDR y cuál podría ser el uso intensivo que se implemente en el campo de los videojuegos.

El HDR en los videojuegos

Lo primero que hay que hacer es, obviamente, definir a la tecnología HDR. En un primer momento, podríamos caracterizarlo como la parte que se encarga de entregarte escenas con colores más reales y de mayor contraste, representando un salto significativamente mayor en calidad de imagen que el de la pasada revolución UHD.

HDR son las siglas de High Dynamic Range, es decir, Alto Rango Dinámico. La idea es que se pueda abarcar el mayor rango posible de niveles de exposición en todas las zonas de la imagen. Por ejemplo, en la fotografía móvil, es habitual querer sacar fotos en las que la cantidad de luz es muy diferente en unas zonas y otras.

Lea también: Assassin’s Creed: Valhalla, ¿es para tanto el juego del que todos están hablando?

De ahí a que, con el correr del tiempo y la mejora gráfica que otorga la nueva generación de consolas y los títulos que se lanzan con ellas, el HDR pueda ser un salto cualitativo que represente esa mejora que esperamos con respecto a las anteriores generaciones. Es decir, el apartado que puede ser clave para que valga la pena la inversión en una nueva máquina de juegos.

Por ejemplo, esto se puede apreciar cuando se potencia el contraste de luz en el escenario. De esta manera, se obtienen blancos más blancos, negros más negros y una mejor tonalidad de los colores. Entonces, los colores se ven más cercanos a cómo lo perciben nuestros ojos en el mundo real. De ahí a que, por ejemplo, una sandía en un juego comúnmente se vea de un tono distinto al de la vida real.

Esto, por supuesto, implica saltos cualitativos para algunos géneros, como es el caso del terror. En los títulos de este estilo hay escenas oscuras donde existen fuentes de luz, donde partes se encienden y partes se apagan. Otro ejemplo se da en los títulos de mundo abierto con hermosos paisajes al aire libre, donde el océano refleja parte del escenario.

Lógicamente, existen varios tipos de HDR. Desde Xataka indican que, principalmente, están los siguientes: HDR10, HDR10+, HDR HLG, HDR Dolby Vision y HDR dinámico. Es, justamente, este último el que permite ajustar los distintos parámetros en tiempo real, algo que es ideal para los videojuegos. A diferencia del cine, por ejemplo, donde la cinta está “predefinida”, en los juegos, según nuestro avance, se irán cargando distintos escenarios, por lo que los gráficos deben adaptarse a nuestros movimientos. 

Además de la potencia que tengan las consolas, la calidad del contenido HDR dependerá de la señal obtenida, el contraste del panel y de su profundidad del color. Entonces, según el televisor que tengas podrás obtener un mayor rango de tonalidades, que variarán en la representación del color que observarás en pantalla.

Si te interesa conocer la revolución tecnológica que supone el HDR, ya puedes ir probando algunos títulos de excelente calidad. Por ejemplo, Star Wars Battlefront II, Call of Duty WWII, Rise of the Tomb Raider, Gears of War 4 o también el Horizon: Zero Dawn The Frozen Wilds. Con el correr del tiempo, el HDR supondrá un factor determinante para tener una experiencia total en los videojuegos.