fbpx

Yeferson Soteldo, el pequeño gigante de Venezuela

El volante de la Vinotinto estuvo cerca de dejar el fútbol cuando todavía era un adolescente.

Yeferson Soteldo

Te contamos la historia del jugador Yeferson Soteldo. / Foto: TW-Libertadores

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: Yeferson Soteldo, Venezuela's little giant

Dicen, en la vida y en el fútbol, que el tren de las oportunidades pasa una sola vez y que si no eres capaz de aprovecharlo lo lamentarás durante toda tu existencia. En Venezuela existe una historia particular; la de un chico de muy baja estatura, con talento innato para jugar fútbol, y que desde adolescente tuvo que lidiar con una vida llena de peligros y malas influencias. Años más tardes, y tras superar todos los obstáculos, se ha convertido en ídolo de masas y hasta finalista de la Copa Libertadores con el Santos de Brasil: Yeferson Soteldo.

El fútbol cuenta con historias de superación, como la del propio Soteldo, que en un primer intento de formarse como futbolista no contó con fortuna por la «mala conducta» que arrastraba cuando probó en la categoría sub-14 del Caracas FC. Es así como el club más ganador de Venezuela se vio obligado a prescindir de él, de esa indisciplina que -lamentablemente- es capaz de arruinar carreras prometedoras de muchos jóvenes alrededor del mundo.

También le puede interesar: Málaga CF, el equipo de fútbol más venezolano de España

Ante eso, el millar de ilusiones de Soteldo se desvaneció y dejó la capital para regresar a su ciudad natal, Acarigua (estado Portuguesa), pero sin dejar de jugar con la pelotita, esa con la que siempre se ha llevado excelente. Los años pasaron y "Manzanita", como le dicen sus allegados, se dedicó a los estudios y su madre, esperando un nuevo tren para -esta vez sí- tomarlo en serio. ¡Y así sucedió! Tras un partido entre selecciones regionales realizado en la ciudad de Barinas, el director técnico Noel Sanvicente se fijó en el inmenso potencial de ese pequeñín que se cargó el equipo al hombro y lo llevó a las categorías formativas del Zamora FC, donde le terminó salvando la carrera.

«Vivía en un barrio muy peligroso de Caracas, mi familia todavía vive ahí. Si no hubiese sido por el fútbol, hubiese terminado mal, quizás muerto. Tengo que darle las gracias al fútbol, que me sacó de ahí. El profesor Noel (Sanvicente) me ayudó a salir de esas cosas». - Yeferson Soteldo en una entrevista a Daniel Kuschel, de latercera.com

El renacimiento de una estrella

Con otra chance de demostrar de lo que era capaz futbolísticamente, Soteldo aprovechó al máximo su estadía en la sub-16 del conjunto blanquinegro. «Cuando llegué a Zamora, el entrenador me dijo que tenía mucho talento, me lo hizo entender, y le hice caso», aseguró el volante ofensivo. A partir de allí todo fue en constante crecimiento para él, pues luego de debutar con el primer equipo a los 16 años en el 2013, fue de los principales protagonistas en los dos campeonatos locales del Zamora en 2015 y 2016. Esto le valió ser fichado por el Huachipato de Chile por 1.5 millones de euros, convirtiéndose en la transacción más cara del club.

Con el conjunto acerero, debutó en febrero del 2017 y se ganó a la afición desde el primer día. Sin embargo, lo mejor durante ese año fue su destacada participación en el Sudamericano sub-20 con la Vinotinto y posterior participación en el Mundial de la categoría en Corea del Sur, escenario donde deslumbró junto a varios de sus compañeros para conseguir el subcampeonato tras caer por la mínima ante Inglaterra. Dicho torneo también le sirvió de vitrina, ya que terminó cedido en enero del 2018 a la U de Chile para jugar Copa Libertadores.

Con otra grandiosa temporada en territorio chileno, Soteldo seguía llamando la atención de varios ojeadores alrededor del mundo. Justamente, en 2019, uno de los más grandes de Brasil fue quien dio el paso adelante para hacerse con sus servicios y hasta darle la mítica camiseta 10 de Pelé: el Santos FC. Jorge Sampaoli fue el responsable, no solo de llevarlo al club, sino también de ayudarlo a seguir mejorando en todos los aspectos. «Con Jorge tuve que cambiar mi forma de jugar. Él se dio cuenta que yo no era un jugador que le gustara marcar. Me dijo: 'Conmigo no jugás hasta que no aprendas a marcar'. He aprendido mucho. Sampaoli es el mejor técnico que he tenido», confesó el venezolano en una entrevista.

En corto tiempo, Soteldo también ha cautivado a la exigente fanaticada brasileña con sus regates y desbordes. ¿Quién no sería capaz de rendirse a sus pies con la magia que desprenden de sus botas? Pero, a pesar de todo esos destellos de calidad, al vinotinto todavía le ha quedado pendiente conquistar un título fuera de su país. En 2019 quedó subcampeón del campeonato Brasileirão, algo que sirvió -en cierta forma- de motivación para encarar la Libertadores 2020, una copa donde volvió a hacer lo suyo y quedó a las puertas de tocar la Gloria Eterna luego de caer 1-0 ante Palmeiras en la final. Ciertamente, el fútbol es de oportunidades, pero también de revanchas, y, más temprano que tarde, Yeferson Soteldo conquistará ese trofeo que aún se le hace esquivo