fbpx

Futbolistas africanos que han jugado la Copa Libertadores

A la lista se han sumado dos nuevos nombres para esta edición del 2021

Emmanuel Adebayor y Prince Amoako

Estos son algunos jugadores nacidos en África que lograron debutar en la Copa Libertadores. Fotos: Flickr-Jan S0L0, ToniCruz

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: African soccer players who have played the Copa Libertadores

En primera instancia, puede sonar bastante extraño que clubes de Sudamérica tengan que ir hasta otro continente para buscar jugadores, pues todos sabemos que el semillero del fútbol mundial está acá. Sin embargo, el hecho de que africanos decidan aventurarse a estas tierras es algo digno de admirar, siendo una práctica muy rara y poco común, pero todavía latente. Ciertamente, son los clubes europeos quienes más «explotan» ese mercado considerado uno de los más baratos -futbolísticamente hablando-, una visión que, por supuesto, no tenemos nosotros.

La lista de nombres es más extensa de lo que muchos piensan. De hecho, en Argentina debe existir por lo menos una docena de futbolistas africanos que son recordados más por su simpatía que por lo hecho dentro de la cancha.

Los primeros en llegar

Hay que viajar hasta 1980, cuando Peñarol llevó hasta sus filas al atacante John Yawson. El nacido en Ghana fue el primer africano en jugar el torneo de clubes más prestigio de nuestro continente, pero lo hizo en 1981, cuando el conjunto aurinegro enfrentó en el estadio Centenario a Bella Vista. Tuvieron una notable participación en esa edición donde llegaron hasta las semifinales, cayendo eliminados ante Cobreloa. Muchos uruguayos todavía recuerdan a ese jugador rápido y bastante ligero que abrió las puertas a sus coterráneos.

El segundo en la lista es Adriano Tomás Custódio Mendes, nacido en Cabo Verde y que llegó a la Argentina siendo un niño todavía. De hecho, se formó en las categorías formativas de Estudiantes de La Plata y debutó en la Libertadores de 1984 contra Independiente de Avellaneda, campeón de aquel año. Después de algunos pasos por el fútbol boliviano, volvió a tener minutos en la copa pero con los colores de Cerro Porteño en 1988.

Lea también: Así les fue a los 5 mejores equipos de la década según la IFFHS

La moda de los 90's

A partir de esta década, el número de futbolistas de África empezó a crecer exponencialmente. Para 1993 el tercero en sumarse sería otro ghanés: Ibrahim Salisu. Este rapidísimo delantero le aportó muchos goles al Caracas FC, incluso en la misma Libertadores donde anotó 8, convirtiéndole ese último a River Plate en el 96. Por su parte, Cyrille Makanaky fue el primer camerunés en entrar a la historia del certamen cuando jugó con el Barcelona SC de Ecuador en 1996, edición que vio a este interesante mediocampista hasta los cuartos de final.

Justamente, esa misma nacionalidad repitió con Tobie Mimboe en Cerro Porteño (1996), quien no tuvo mucho protagonismo. Además del portero Thomas N'kono, que jugó con Bolívar a sus 40 años en la edición de 1997 y destacando para que su equipo llegara hasta cuartos de final donde quedó eliminado por Sporting Cristal. Y mira que hablamos de mucha casualidad en ese partido, ya que en la acera de enfrente estaba el ghanés Prince Amoako, uno de los culpables de que el conjunto peruano jugara la final de ese año. El africano, único en llegar a esas instancias hasta ahora, solo jugó 56 minutos en el partido de vuelta.

La lista siguió con otros nombres, unos más determinantes en el juego que otros. El camerunés Geremi Njitap también participó en el 97 al defender Cerro Porteño. Su compatriota Oyié Flavié hizo lo propio con el Atlético Bucaramanga de Colombia un año más tarde. Mientras que Nacional de Uruguay apostó por futbolistas también de dicho país: el atacante Pierre Webó en 2002 y el defensor Benoît Angbwa para el 2003.

Esto no termina acá

Tuvieron que pasar varios años para ver más casos. En 2015, Cruzeiro contó en sus filas con el camerunés Joel Tagueu que vio acción durante cinco partidos. El delantero repitió su participación, aunque solo en dos ocasiones, con Botafogo en la edición de 2017. En ese mismo año, se vio un doble debut en la copa, el marfileño Hervé Kambou con el Zulia FC, equipo venezolano que contó en gran medida con el defensor en sus seis encuentros de fase de grupos.

En 2020 los focos de atención se los llevó el Olimpia de Paraguay que se atrevió a fichar a un ícono del fútbol africano: Emmanuel Adebayor. El nacido en Togo, sin embargo, solo pudo jugar cuatro encuentros con su equipo, dos de ellos por la Libertadores. A su vez, el Caracas FC repitió su vieja fórmula y fichó al ghanés Kwaku Bonsu-Osei, que debutó ante Boca Juniors ese mismo año. Pero el club venezolano quiso ir más allá y para este 2021 le brindó esa confianza a otros futbolistas jóvenes: el nigeriano Ade Oguns y el nigeriano-beninés Samson Akinyoola. Inclusive, hasta no hace mucho, estos tres últimos compartieron cancha para entrar en la historia de la Copa Libertadores.