fbpx

Argentina: El FMI debatió la revisión de las tasas de interés

El Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene un gran interés por evaluar las tasas de préstamos que cobra el organismo, tras que Argentina pidió examinarlas y los altos y bajos en la actividad económica de los mercados emergentes dieron lugar a una re-evaluación de las perspectivas de crecimiento.

Celular con información de estadísticas

Argentina y el FMI se encuentran en lentas negociaciones para establecer nuevos términos para saldar el enorme préstamo de más 57 mil millones de dólares al país en el año 2018. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Daina Stocco

Escucha este artículo


Read in english: Argentina: IMF debated interest rate revision

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, enfatizó en que Argentina solicitó la revisión de las tasas de interés que cobra regularmente la institución entre sus miembros y afirmó que Argentina "revisa las tasas de interés mientras que el FMI realizará revisiones periódicas de las comisiones que cobra". Asimismo, se sostiene que es el momento indicado para debatir estas cuestiones y buscan un método de consenso general para proceder de manera significativa en la evaluación.

Argentina y el FMI se encuentran en lentas negociaciones para establecer nuevos términos para saldar el enorme préstamo de más 57 mil millones de dólares al país en el año 2018, de los cuales Buenos Aires recibió 44 mil millones de dólares. 

La intención del gobierno de Alberto Fernández es poder aplazar las negociaciones, o alargarlas hasta el próximo año. ¿Por qué? Se cree que para comprar tiempo. Cuando se sienten a negociar, la administración actual quiere partir con ventaja en el congreso y que si debe tomar medidas fiscales fuertes que exija el Fondo, no solo tenga apoyo legislativo, sino que también no sufra un traspiés en las elecciones al congreso que están programas para octubre. Sin embargo, varios grupos de prestamistas de la deuda argentina ven con escepticismo esta propeusta y exigen unas negociaciones prontas.

El Ministro de Economía, Martín Guzmán, apoyó una propuesta en el marco del G-24 que apunta a "revisar las restricciones de acceso y las políticas de recargo de tasas de interés del programa de préstamos del FMI", en tanto que al chequear las políticas en el contexto actual de pandemia, los recargos deben ser suspendidos de manera inmediata para ayudar a los países en desarrollo. Sin embargo, las elecciones legislativas de octubre en Argentina pueden afectar al momento de realizar las negociaciones.

“Quiero celebrar la posición del G-24 al hacer hincapié en la urgente necesidad de una revisión de la Política de Límites de Acceso y Recargos de tasa de interés en los programas de préstamos del FMI, que es una política regresiva y pro-cíclica que afecta más a los países que se encuentran en circunstancias más adversas y que no está alineada con la misión de mejorar la estabilidad financiera mundial”, sostuvo Guzmán; de esta manera, ¿cómo afecta esta decisión a los países en desarrollo que necesitan liquidez? 

Para esto, las autoridades directivas del FMI llegaron a la conclusión de reasignar voluntariamente los Derechos Especiales de Giro (DEG) no utilizados para beneficiar a la situación de los países en desarollo, incluyendo las economías emergentes y de ingresos inmediatos.

Pasos a seguir tras la revisión de tasas de interés

Garantizar el acceso equitativo a las vacunas es un gran primer paso. Desde la perspectiva que ocupan las consecuencias tanto humanitarias como económicas, los países avanzados y los que están en desarollo experimentan desigualdades en el acceso a las vacunas y si la situación pospandemia no cambia, el mundo se mostrará más "desnudo" en lo que consta de desigualdad económica, social y política. 

Lea también: Sin crisis: Las 5 marcas que más crecieron en 2020

El FMI debe continuar trabajando para construir un mejor margen en el que existan, equitativamente, más bienes públicos globales para protejer los bienes públicos existentes de una manera que se conduzca a una mayor estabilidad económica y financiera, así como, también, a un modelo de producción más sostenible que proteja el medio ambiente. El G-24 es el foro principal para coordinar las políticas económicas y financieras en las economías emergentes y en desarrollo. En el contexto de la pandemia, el G-24 tiene como objetivo lograr un desenlace efectivo.

El organismo del Fondo Monetario parece estar comprometido de manera constructiva con el país y es por esta razón que optó por reducir la carga de intereses en sus préstamos, acercando a los países emergentes, como Argentina, a ingresar y salir de los programas de la manera más eficaz a modo de incentivo para un mayor futuro desarrollo equitativo con los países avanzados.