fbpx

Jugar la Copa América en Colombia es una pésima idea

El momento social por el que pasa el país hace que celebrar una Copa América en Colombia sea una movida arriesgada

Estadio de fútbol vacío

Además del estallido social que se ha vivido en las últimas dos semanas, no hay que olvidar la amenaza que representa la pandemia. Foto: Pixabay - Imagen de referencia

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: Playing the Copa América in Colombia is a bad idea

Con cada día que pasa, se va confirmando algo que ya sabíamos: la Copa América no puede tener lugar en Colombia este año. El periodico “El Tiempo” ya confirmó que tres de los grandes patrocinadores del evento le dijeron a la Conmebol que: “no iban a participar en un torneo en un país de tan difícil situación de orden público y cuestionado por importantes organismos internacionales de no respetar los derechos humanos”.

Lea también: Los mejores goleadores fuera de las principales ligas de Europa (primera parte)

Son muchas las voces que se han alzado en contra de realizar la Copa América en el país y con razón. Además del estallido social que se ha vivido en las últimas dos semanas, no hay que olvidar la amenaza que representa la pandemia. Colombia en este momento enfrenta su tercera ola de coronavirus, la peor hasta el momento, con una ocupación de camas UCI casi total en sus principales ciudades. 

Para el gobierno nacional, sin embargo, es impensable descartar la realización de este evento. “Sería absurdo que no se juegue la Copa América acá cuando sí se va a jugar la Eurocopa, sobre todo cuando las cifras epidemiológicas son similares o incluso peores allá”  expresó hace unos días en Blu Radio. 

Pero ignoremos por un instante que Colombia, número 12 en casos de covid en el mundo, solo ha aplicado 13 dosis por cada 100 habitantes. Dejemos a un lado el hecho de que solo el 5% de la población ha sido completamente vacunada. Aun así, el fútbol en Colombia es un imán para las aglomeraciones. 

Lo hemos visto una y otra vez en el transcurso de la pandemia. Las barreras epidemiológicas no existen para los hinchas. En diciembre de 2020 se presentaron aglomeraciones tanto en Bogotá como en Cali por la victoria del América de Cali en la Primera A Colombiana. Sucedió de igual manera en un partido de cuartos de final este año, entre la Equidad y Nacional. Para un evento de un perfil tan grande como la Copa América, no hay razón por la cual no se vayan a presentar mayores aglomeraciones en un momento crítico. 

También vale la pena pensar cómo se vería a los ojos del público celebrar una Copa América después de dos semanas de protestas y casi un año y medio de encierro.  No es sorprendente que las palabras “cortina de humo” y “pan y circo” ya circulen por las redes sociales. 

Seguir adelante con este evento sería un craso error.