fbpx

Ser PyME en tiempos de pandemia: ¿cómo sobrevivir?

Estos son los principales retos que enfrentan las pequeñas y medianas empresas en América Latina en el último año de pandemia.

Juliana Rodríguez

Escucha este artículo


Desde hace más de un año el mundo enfrenta una pandemia. Esto ha hecho que los hábitos de consumo cambien y ha representado, además, un cambio drástico en la cotidianidad de personas y empresas. Las PymMES (pequeñas y medianas empresas) no han sido la excepción. De hecho, las pequeñas y medianas empresas han sido de los sectores más fuertemente afectados por la pandemia. No por esto debe pensarse que emprender es una misión imposible. Las PyMES, sencillamente, han tenido que adaptarse a esta nueva realidad. Veamos, pues, cuáles son los principales retos que enfrentan en América Latina y cómo podrían sortear estos obstáculos.

 

¿Cómo es el panorama Pyme durante la pandemia?

No importa el tamaño de la empresa: la mayoría de sectores se vieron afectados por la pandemia. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas sí que tienen no solo necesidades distintas de las grandes empresas, sino que se ven afectadas en maneras específicas. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 80,7% de las Pymes mexicanas reportó haberse visto afectada por la pandemia por Coronavirus en el primer trimestre del 2020. La afectación más reportada en el primer semestre del 2020 es en cuanto a la disminución de ingresos y el rubro que ha crecido con mayor aceleración es el que tiene que ver con medidas de bioseguridad. Así es que para el último trimestre del 2020, el 34,2% de las Pymes mexicanas anticipa que se retrasarán en el pago de deudas.

Sin embargo, no todo es color negro: esta cifra tiende a bajar. Para el último trimestre del 2020, el 73,7% de las Pymas reportaban esta misma afectación. Si bien sigue siendo una cifra alta, la tendencia es a que el porcentaje de empresas afectadas por el Coronavirus tienda a bajar, pues las empresas ya han empezado a adaptarse a esta nueva realidad. Veamos cómo.

Lea también: ¿Qué son las Fintech y cómo aportan al crecimiento económico latinoamericano?

¿Qué medidas están tomando los y las empresarias para perseverar?

Según el Inegi, “la principal medida operativa que las empresas planean adoptar de forma permanente son las ventas por Internet, de las cuales, 49.1% son microempresas y 46.1% son PyMES”. La segunda medida más adoptada por las empresas mexicanas es la oferta de nuevos bienes o servicios; de estas, 33.2% son microempresas y 24.9% son PyMES.

Existen otras medidas de adaptación a la pandemia por Coronavirus que serán, según la misma encuesta, implementadas en menor medida por las PyMES pero igualmente tenidas en cuenta: el trabajo en casa y la diversificación de cadenas de suministro.

 

Opciones de crédito y acceso a herramientas de automatización

Esta podría ser otra de las grandes medidas al servicio de las PyMES. Como se dijo antes, un porcentaje importante ha anticipado retrasos en el pago de deudas debido a la pandemia por Coronavirus. Así es que se hace necesario un financiamiento para empresas que se adapte a los nuevos retos que enfrentan las pequeñas y medianas empresas: sin garantía, sin aval, adaptables y de respuesta inmediata.

Otro de los retos que enfrentan las PyMES latinoamericanas es adaptarse a la virtualidad. Es por esto que, como se vio, las ventas en línea es una de las medidas más acogidas por empresarios. Así tendrá que ser también para las entidades financieras que ofrezcan, por ejemplo, créditos para microempresas: tendrán que adaptarse a un modelo virtual que se valga de la tecnología para optimizar los procesos de proyección y aprobación de financiamiento.

Así es que ser PyME en tiempos de pandemia es todo un reto, pero no una misión imposible. Los y las empresarias deben encontrar no solo la manera de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de sus clientes sino también cambiar sus formas de financiación y encontrar el método que se adecúe a su ritmo de crecimiento en tiempos de pandemia.