fbpx

Francia en la Eurocopa: la más reciente de una larga lista de decepciones

Francia  llegó a la Euro 2020 como la gran favorita debido a su plantilla y a la consistencia de su juego en los últimos cinco años, pero quedó eliminada apenas en octavos de final.

Kylian Mbappé tras el partido con Suiza

Francia quedó eliminada por Suiza tras un dramático partido que se decidió en la tanda de penales en los octavos de final. Foto: UEFA

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: France at the Euro: The Latest in a Long List of Disappointments

De nada le sirvió a Francia, campeona del mundo en Rusia 2018, contar con la plantilla más talentosa de la Eurocopa pues quedó eliminada por Suiza tras un dramático partido que se decidió en la tanda de penales en los octavos de final y que colocó a los galos en una larga lista de decepciones en la historia reciente de torneos de selecciones.

Lea también: Cracks que no están jugando la Eurocopa 2021

Pero atención que esta decepción gala no es la única. Históricamente cada torneo de selecciones mayores, sobre todo Mundiales y Euro, nos regala la pronta eliminación de algún candidato al título. En la Copa América sucede menos puesto que Uruguay, Argentina y Brasil, sempiternos favoritos, se reparten casi toso los títulos.

Sin ir muy lejos, la “canarinha” que siempre es favorita en todos los torneos en los que participa, acumula cuatro decepciones seguidas en Copas del Mundo, siendo la del 2006 –cuando defendían su título del 2002- y la de 2014 –cuando Alemania los goleó 7-1 en semifinales en casa- las más dolorosas.

¿Por qué decepcionó Francia?

Más allá de la temprana eliminación en la competición, la selección que dirige Didier Deschamps, decepcionó por su nivel de juego en la fase de grupos en la que solo ganó un partido gracias a un autogol y fue incapaz de vencer a Hungría. Aun cuando lideró el denominado “Grupo de la Muerte” delante de Alemania y Portugal, las sensaciones no eran buenas.

Hoy, todos recuerdan el penal que falló Kylian Mbappé en la tanda de penales ante los helvéticos. Pero la realidad es que el joven maravilla del balompié galo no es el único responsable de esa eliminación. Es todo el equipo, pues ganaban 3-1 al minuto 80 y no supieron gestionar la ventaja pues los goles del empate nacen de errores de dos experimentados como Raphael Varane y de Paul Pogba­.

Muchos atribuyen el descalabro a que el técnico Deschamps, no tuvo tino con la línea de tres que armó en defensa tras las lesiones de sus laterales Lucas Hernández y Lucas Digne. Un inesperado que quizá no supo manejar.  

El trabajo de Clément Lenglet no estuvo a la altura. Karim Benzema, ese que tanto pedían los fanáticos que regresara a la selección cumplió con creces con 4 goles en cuatro partidos, él y Pogba quizá fueron los únicos que cumplieron con las expectativas.

La Argentina de 2002

Para muchos, la mayor decepción en la historia del fútbol. La 'Albiceleste', que dirigía Marcelo Bielsa, llegó como principal candidata a quedarse con la cita Corea-Japón 2002, pero se fue sorpresivamente en fase de grupos ante Nigeria, Inglaterra y Suecia.

Lea también: 

43 puntos de 54 posibles en 18 partidos disputados en eliminatorias, una campaña difícil de igualar y liderada por nombres como Roberto Ayala, Mauricio Pochettino, Juan Pablo Sorín, Matías Almeyda, Javier Zanetti, Ariel Ortega, Diego Simeone, Pablo Aimar, Marcelo Gallardo, Gabriel Batistuta y Hernán Crespo.

El 12 de junio de aquel año es una fecha de mala recordación para los argentinos. Los albicelestes necesitaban vencer a Suecia en el último partido de la primera fase y los escandinavos a su vez pasaban con el empate, que fue lo que finalmente consiguieron por 1-1.

Las razones de aquel descalabro se atribuyeron al excesivo trabajo físico realizado en las semanas previas y una presunta mala relación entre Bielsa y algunos jugadores de peso. Prensa Fútbol rescató de la FM Cielo de La Plata en 2014, las declaraciones del ex guardameta Pablo Cavallero al respecto “Fuimos una de las primeras selecciones que llegamos a Japón y el cuerpo técnico decidió tener partidos con equipo zonales a puertas cerradas. En un momento veía que el equipo no levantaba”.

España en 2014

“La Roja” fracasó estruendosamente en Brasil 2014, la edición en la que defendía el título y luego de ser la selección modelo del mundo entre 2008 y 2014, ganando dos Eurocopa seguidas (2008-2012) y el Mundial Sudáfrica 2010, con una impronta de posesión de pelota y juego asociado con la que era difícil pelear y encabezada por nombres como los de Xavi, Andrés Iniesta, Fernando Torres, David Silva, Cesc Fábregas, y David Villa entre otros.

De repente, todo se derrumbó en aquel torneo en el que los automatismos dejaron de funcionar y sus rivales llegaron muy bien preparados para enfrentarles. Goleados por Holanda 5-1 en el debut y luego derrota ante Chile por 2-0 los dejó fuera rápidamente, aunque en el partido final al menos maquillaron el desastre goleando 2-0 a Australia.

Según comentó el mediocampista Xabi Alonso posterior al evento, la principal razón de la eliminación fue la falta de hambre de la plantilla tras haberlo ganado todo, declaraciones reflejadas por el Diario ABC.  

España e Inglaterra en 2016

​Dos años después, España volvía para la Euro de Francia, intentándolo con un equipo renovado con algunos nombres y tras un auspicioso inicio con dos victorias, una caída ante Croacia en la fecha final de la fase de grupos y otra ante Italia en octavos de final, generó la salida del técnico Vicente del Bosque y el fin de una era.

Hace años que se espera el repunte de Inglaterra, el país inventor del fútbol. 2016 parecía una buena oportunidad para que el once inglés demostrara el talento de jóvenes como Harry Kane, Raheem Sterling, Kieran Trippier, Jordan Pickford, y Marcus Rashford, pero resultó ser más de lo mismo. Avanzaron a octavos como segundos en un grupo en el que estaban Gales, Rusia y Eslovaquia y en la segunda fase, la sorprendente Islandia los mandó a casa con marcador de 2-1.