fbpx

"Dune": una cruda visión de nuestros días futuros

La película está basada en la obra que Frank Herbert escribió en los años 60 y que cuenta con varios libros.

Fotograma de la película 'Dune'

Luego de un par de intentos fallidos por convertirla en la nueva saga por excelencia al muy estilo de "Star Wars", la visión del director Denis Villenueve ha logrado trasladar esta narración a la pantalla grande. Foto: YT-Warner Bros. Studios

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: "Dune": A Stark Vision of Our Future Days

Era el año de 1965 cuando el escritor de ciencia ficción Frank Herbert publicó una obra tan futurista como magnífica y que décadas más tarde seguiría dando de qué hablar: "Dune". Y es que luego de un par de intentos fallidos por convertirla en la nueva saga por excelencia al muy estilo de "Star Wars", la visión del director Denis Villenueve ha logrado trasladar esta narración a la pantalla grande, generando unas expectativas tan altas que muchos ya la colocan como la película del 2021. ¿Estarán en lo cierto?

Para tener una idea del boom que causó Herbert en los 60, y lo tan adelantado que estaba en el tiempo, la primera entrega de su saga destacó gracias a su premisa "el hombre debe sobrevivir a un ambiente hostil al que se llega por la poca conciencia ecológica". De hecho, podría decirse que el autor también tuvo cierta influencia de Isaac Asimov, otro escritor de ficción que aseguró en su libro "Yo, Robot" que: "la humanidad ha perdido todo control sobre su futuro. Estuvo siempre a merced de unas fuerzas económicas y sociológicas que no entendía, de los caprichos del clima y de los azares de la guerra".

A partir de aquí entramos en esa delgada línea que separa la realidad de la ficción. Además, lo que podíamos asegurar años atrás que era un futuro utópico, poco a poco comienza a convertirse en una cruda visión de lo que nos espera. "Dune" abarca los aspectos tanto positivos (avances tecnológicos) como negativos (panoramas desoladores, el planeta cerca del colapso) de nuestro presente, aunque esté basado en el planeta Tierra unos 10 mil años más adelante de esta época. Y si bien Herbert fue capaz de crear todo un universo propio, lo que más resalta de su obra futurista es el planteamiento en cuanto a la ecología.

Una historia compleja, pero imperdible

Podríamos asegurar que "Dune" es una de las sagas más importante de toda la literatura de ciencia ficción, y a la cual le preceden otros títulos escritos por Herbert: "El mesías de Dune" (1969), "Hijos de Dune" (1976), "Dios emperador de Dune" (1981), "Herejes de Dune" (1984) y "Casa Capitular Dune" (1985). No obstante, tras el fallecimiento del autor las crónicas se completaron con dos obras que fueron escritas por su hijo Brian Herbert y por Kevin J. Anderson: "Cazadores de Dune" (2008) y "Gusanos de arena de Dune" (2009). Es por ello que estamos ante un universo fantástico que sigue siendo una fuente de inspiración para muchos creadores.

La trama nos presenta un mundo que está dividido en varias Casas, donde la noble familia de los Atreides tendrán la misión de administrar el peligroso planeta desierto de Arrakis. Dicho lugar es la única fuente de la sustancia más valiosa del universo; el Melange, una droga cuyas propiedades son capaces de extender la vida humana, hacer posible los viajes interestelares, así como proporcionar niveles de pensamiento sobrehumanos. Aquí también conocemos a tres personajes importantes: el duque Leto Atreides, su esposa Lady Jessica, y su hijo Paul, un joven dotado de poderes que está destinado a convertirse en líder, mesías y mártir.

"No importa en lo que creas, la Tierra está cambiando y tendremos que adaptarnos. Creo que el libro, en su tiempo, era un retrato de la realidad del petróleo, el capitalismo y la explotación del planeta. Hoy, las cosas son simplemente peores. Es una historia sobre la mayoría de edad, pero también un llamado a la acción por parte de los jóvenes". - Denis Villenueve para Vanity Fair USA

Leto se dirige hasta Arrakis, también conocido como Dune, a pesar de que sabe que todo es una trampa preparada por sus enemigos, los Harkonnen. Una vez llega al planeta toma el control de la operación de extracción de la droga, la cual se torna peligrosa debido a la aparición de gigantescos gusanos de arena. Pero por si fuera poco, luego de una desafortunada serie de eventos que conllevan a una traición, tanto Jessica como Paul terminan con los fremen, unos nativos de Arrakis que viven en lo más profundo del desierto y conocen a la perfección todo sobre el Melange.

Lea también: Juegos Olímpicos: cinco increíbles historias que llegaron al cine

Un poderoso mensaje entre líneas

Según se acordó con Warner Bros., el primer libro será adaptado en dos cintas, y eso en gran parte se debe a lo inabarcable que puede ser toda la trama. Asimismo, también entrarán en juego varias líneas argumentales llenas de filosofía donde destacan la influencia de la religión en los movimientos sociales, la dependencia económica, e incluso la eugenesia positiva (reproducción de los más aptos genéticamente). Sin embargo, el verdadero peso se lo llevará la ecología cultural.

Dicho término, de acuerdo al antropólogo Julian Steward, señala que las relaciones y la movilidad social dependen en gran medida del medio ambiente y los ecosistemas, teniendo en estos los factores principales de la organización social y la distribución de la riqueza y el poder. Es así como lo plasmado por Herbert toma un nivel muy superior cuando se mezcla con la visión de Villeneuve, quien nos llevará por un camino directo a una reflexión necesaria que hoy más que nunca debe quedar grabada en la conciencia de las personas.

Será cuestión de días cuando tengamos la oportunidad de presenciar una de las historias más esperadas en la historia del cine actual. La nueva odisea de Denis Villeneuve cuenta con un elenco lleno de talentosos actores y actrices como Timothée Chalamet, Rebecca Ferguson, Zendaya, Jason Momoa, Josh Brolin, Oscar Isaac, Javier Bardem, Stellan Skarsgard, Dave Bautista y Charlotte Rampling.