fbpx

El polémico gabinete de Pedro Castillo

Ni los mercados, ni la oposición, ni el mismo gabinete le dan tranquilidad al recién posesionado Pedro Castillo.

Pedro Castillo, presidente electo de Perú

Desde que asumió como mandatario peruano, Castillo ya ha tenido que apagar y apaciguar varios frentes. Foto: TW-PedroCastilloTe

LatiAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The Controversial Cabinet of Pedro Castillo

Pedro Castillo no ha tenido ni un solo día en paz desde que asumió de forma oficial la presidencia del Perú. Desde que asumió como mandatario peruano, Castillo ya ha tenido que apagar y apaciguar varios frentes.

Motivo económico

Esta misma decisión también sirvió de caballo de batalla para la oposición, una gran amalgama de partidos políticos que recorren todo el espectro político desde la centro derecha, hasta los movimientos más conservadores.

Lea también: Infografía: Estos son los presidentes que más y menos ganan en Latinoamérica

Simpatizantes de los partidos de Keiko Fujimori (ex candidata presidencial que perdió contra Castillo), partido Aprista del expresidente Alan García y el PArtido popular Crsitiano se dieron cita el domingo pasado para pedir la cabeza de Guido Bellido. Los políticos aseguraron que desde el legislativo, se encargaran de hacerle contrapeso y disminuir el accionar político del nuevo Gobierno.

Varias fuerzas del congreso han manifestado que impedirán la Asamblea Constituyente que busca Castillo. Estando el legislativo tan fragmentado, el mandatario peruano deberá crear coalición con partidos afines para poder maniobrar.

Quién es el hombre en cuestión

La polémica y el motivo del rechazo de varios actores a Bellido es su cercanía con el grupo terrorista Sendero Luminoso. En el pasado, Guido Bellido ha manifestado su apoyo a ex miembros del grupo subversivo que, a pesar de ser reducido militarmente desde la dictadura de Fujimori, sigue con presencia en diversos departamentos, especialmente en la región selvática.

Bellido también ha sido polémico por sus comentarios machistas y homofóbicos, algo no tan distante a ciertas posturas que el mismo presidente, Pedro Castillo, ya ha dejado ver. Además de también ser criticado por su poca experiencia en el ámbito de cargos de elección popular y con un título de ingeniería electrónica y una maestría en Gestión Pública y Desarrollo Rural. 

Malabares con su gabinete

Luego de una campaña electoral sin precedentes con 18 candidatos a la presidencia en la que cada uno de estos debió asumir un discurso único que lo diferencie del resto, dejó a Castillo al extremo izquierdo del espectro político y con serias dudas y temores en diferentes lugares.

Por ejemplo, tan pronto toma posesión la nueva administración, la Bolsa de Valores de Lima cayó más de un 6%, algo similar a lo ocurrido cuando se conocieron los resultados en primera y segunda vuelta. Los capitales internacionales le temen a Castillo y por eso es que el presidente escogió al moderado Pedro Franke como ministro de Economía. A pesar de su discurso socialsita y el apoyo de diversos partidos progresistas de izquierda, Castillo decide nombrar el resto de su gabinete con una poca representación de mujeres. Estas son: Dina Boularte, vicepresidenta y titular de Desarrollo e Inclusión y Anahí Durand, ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Adicionalmente, el grupo de ministros lo cierra el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar, abogado y doctor en sociología de 85 años que, además, fue fundador del Ejército de Liberación Nacional, un grupo guerrillero de ideología castrista.