fbpx

Antivacunas: tu cuerpo, tu decisión

Los argumentos antivacunas de defender la libre elección a vacunarse pueden terminar defendiendo una lucha progresista

Botellas de vacunas contra el COVID-19

A la par en que avanzan los programas de vacunación, también avanzan grupos antivacunas que, retroalimentándose de fuentes de noticias sin verificar, se resisten a ser inoculados por diversas razones.

LatiAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Anti-vaccines: your body, your choice

En medio de la pandemia global de la COVID-19, miles de gobiernos han encontrado en las vacunas una posible solución, si no al contagio, sí a la gran mortalidad causada por el Coronavirus y sus otras variantes. Sin embargo, a la par en que avanzan los programas de vacunación, también avanzan grupos antivacunas que, retroalimentándose de fuentes de noticias sin verificar, se resisten a ser inoculados por diversas razones.

Llamativamente, muchos de estos grupos antivacunas terminan asociándose con grupos ultraconservadores. Ambos defendiendo teorías como la libertad individual (y religiosa) por encima de las leyes estatales, poder disminuir la intromisión de los Gobiernos en las vidas privadas, e incluso los hay quienes aseguran que Dios los cuidará. También hay uno que otro negacionista del Coronavirus y que no ve ninguna utilidad en que le inyectan químicos que no han sido plenamente probados. Casos en que pastores han sido señalados de convencer a sus feligreses de no vacunarse. Casos que se han repetido en diversos países del continente.

Esto ha hecho que varios políticos conservadores o de derecha alcen sus voces para defender esta libertad de sus votantes. Ya sea por intereses políticos o por que también creen ciegamente en los anteriores argumentos. Lo que no se han dado cuenta, es que con la defensa de este discurso, están pavimentando los argumentos de una de las luchas progresistas más relevantes de los últimos tiempos: el aborto.

También le puede interesar: Opinión: El mundo deberá escoger: salud o libertad

Este fue el caso de Gabriel Vallejo, representanta a la Cámara por el partido Centro Democrático de Colombia. Vallejo, como muchos políticos norteamericanos que han querido tomar postura "libertaria" en la vacunación y defendió la decisión de vacunarse como un acto individual. Sin embargo, varios contradictores destacaron cómo su postura es muy similar a los movimientos que buscan despenalizar y legalizar el aborto.

La postura de Vallejo frente al aborto había sido que las mayorías elijan legalizar o no el procedimiento, algo muy similar a lo que hoy critica conforme a los programas de vacunación.

 

Sin embargo, hasta el momento ningún país en la región ha autorizado la vacunación obligatoria. Hasta el momento, se ha decidido adelantar incentivos y campañas para que la innoculación siga siendo voluntaria, pero que abarque a la mayoría de los ciudadanos.


No todos los cristianos son antivacunas, no todos los antivacunas son cristianos

Sin embargo, y a pesar de que hay varios pastores (su mayoría en Estados Unidos) que han mantenido un discurso antivacuna y negacionista, haríamos mucho mal asumiendo que estos son todos. Hay varios líderes cristianos y pastores de iglesias que han sido particularmente provacunas y que han sido piezas importantes en los programas de vacunación.

En Latinoamérica, varios líderes religiosos han jugado un papel vital en la vacunación, y seguirán siendo relevantes en la transmisión de información verificada y en el rechazo a las Fake News. Por ejemplo, varios líderes cristianos de iglesias evangelistas latinas se han unido para combatir la desinformación.

La vacunación como lucha política

Lamentablemente, este debate ético y de salud pública ha llegado a los partidos políticos y muchos intentarán tomar partido con la intensión de defender sus votos y no como un tema de debate científico. Lo ideal será que en el momento en que vayamos conociendo la información recolectada por la comunidad científica, podamos ir determinando las acciones a seguir. Los políticos latinos de todos los espectros, deberán entender que este no es su espacio para opinar, y que las decisiones se deberán hacer con datos y no con ideales.