fbpx

Pérdidas multimillonarias: 5 grandes inversiones que fracasaron

El que no arriesga no gana, pero en algunos casos se puede perder incluso miles de millones de dólares, como en estas 5 inversiones multimillonarias fracasadas.

Celular Motorola al lado de una laptop

La aparición de nuevos modelos de aplicaciones en Internet puede generar un gran interés en los inversionistas. Foto: Unsplash

LatiAmerican Post | Juan Manuel Bacallado Gómez

Escucha este artículo


Read in english: Billion Dollar Losses: 5 Big Investments That Failed

La aparición de nuevos modelos de aplicaciones en Internet puede generar un gran interés en los inversionistas. Ellos están en constante búsqueda de compañías prometedoras a precios  bajos para comprarlas con el fin de mejorarlas y aumentar sus ingresos, al igual que el valor de las acciones. Esta es su forma de hacer dinero, pero no siempre funciona. Lo nuevo e innovador en el internet y la tecnología no necesariamente significa que vaya a ser exitoso, aunque así parezca en un principio. Por esta razón, es posible que una gran compra se convierta en un enorme fracaso, como ocurrió en estos 5 casos.

HP y Autonomy

En el 2011, la empresa de hardware y software estadounidense Hewlett-Packard, mejor conocida como HP, completó la compra de Autonomy, una compañía británica especializada en software que pasaba por un momento exitoso, con clientes como Procter & Gamble, General Motors, Nestlé entre otros. Su actividad se basaba en crear software para hallar y organizar archivos como correos electrónicos y otra información. Al ser la segunda empresa de software más grande de Reino Unido, HP pagó 11.100 millones de dólares por ella.

Sin embargo, solo un año después los resultados no fueron los pronosticados. A pesar de que la compra de Autonomy estuvo asesorada por 15 firmas contables, los ingresos no eran los esperados, por lo que HP anunció una pérdida de 8.800 millones de dólares por amortización, ya que el servicio se software se devaluó. Este desastre financiero provocó demandas, ya que directivos de HP aseguran que Autonomy falsificó sus beneficios inflando los datos, mientras que los exdirectivos de la compañía británica respondieron que no existió un fraude, sino que HP gestionó mal la empresa.

Google y Motorola

En el 2011 Google inició su proyecto de fabricar teléfonos inteligentes, para ello adquirió a Motorola, una empresa estadounidense especializada en telecomunicaciones y diseño de smartphones. Google habría pagado 12.500 millones de dólares en efectivo según anunció su Director Ejecutivo, Larry Page. Esta fusión prometía ser un éxito y se comparó a Google con Apple. Sin embargo al final resultó lo contrario, en el 2013 Google vendería nuevamente Motorola a Lenovo, por solo el 23 % de lo que había pagado, es decir, 2.910 millones de dólares. Esto significó una diferencia de 9.590 millones de dólares, aunque Google aseguró haber obtenido 17.000 patentes.

Sprint y Nextel

En el 2004, dos operadoras de telefonía móvil forman una alianza para convertirse en la tercera compañía del sector más grande de Estados Unidos, formando así Sprint-Nextel, donde Sprint habría invertido unos 36.000 millones de dólares para adquirir Nextel. Al juntarse ambas compañías, su valor superó los 70.000 millones de dólares. En el año 2008 todo sería diferente. El valor de Sprint-Nextel era de 23.500 millones de dólares, luego de que Nextel perdiera 29.700 millones de dólares de su valor. En el primer trimestre perdieron más de un millón de suscriptores y la competencia igualaba sus precios en planes de telefonía. En el 2013 Sprint pondría fin a Nextel en Estados Unidos y seguiría de forma independiente.

Te puede interesar: Las empresas más valiosas que tienen los países de América Latina

Bank of America y Countrywide

En julio del 2008, el segundo banco más grande de Estados Unidos, Bank of America, cerró la compra de Countrywide, una firma prestamista con el 17 % de participación en préstamos hipotecarios del país. El trato se cerraría por 2.500 millones de dólares, con el objetivo de que Bank of America se convirtiera en la prestamista hipotecario número uno de Estados Unidos. En septiembre del mismo año estallaría la crisis financiera estadounidense tras el colapso de la burbuja inmobiliaria, conocida con una de las peores crisis en la historia del país, Countrywide estaba involucrada y fue Bank of America el que sufrió las consecuencias, con deudas que superaron los 50.000 millones de dólares.

AOL y Time Warner

Año 2000, en pleno auge del Internet, AOL, una empresa estadounidense dedicada a proveer servicios dentro de Internet se asoció a Time Warner, actualmente llamada Warner Media, una compañía dedicada a los medios y entretenimiento. Esta alianza tuvo un costo de 164.000 millones de dólares para Time Warner, puesto que adquirió el 45 % de las acciones de AOL, que para ese momento tenía un valor total de 226.000 millones de dólares. El objetivo de esta alianza era llevar los medios tradicionales de Time Warner -revistas, cines, televisión- al ecosistema del Internet.

En el 2003, con la caída de la burbuja del Internet y el surgimiento de nuevos competidores, AOL perdió el 70 % de su valor, provocando una pérdida de 97.217 millones de dólares para Time Warner. En 2015, la compañía Verizon compraría AOL por 4.400 millones de dólares, el 1,9 % de su valor en el año 2000, por lo que es considerada la fusión más desastrosa del último siglo.