fbpx

3 claves para entender las eliminatorias de Qatar

Aquí hay tres puntos claves para entender todo sobre las eliminatorias de Qatar.

Logo de Qatar 2022

La inédita Copa del Mundo que por primera vez en la historia se disputará en noviembre y diciembre, entra en la recta final de su fase previa clasificatoria. Foto: FIFA

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: Three Keys To Understand the Qatar Qualifiers

La inédita Copa del Mundo que por primera vez en la historia se disputará en noviembre y diciembre, específicamente en Qatar el próximo año, entra en la recta final en lo que respecta a su fase previa clasificatoria, para decidir los 31 seleccionados que se juntarán con el anfitrión, tras un largo proceso que ha sufrido muchos cambios por motivos de la pandemia. 

Las eliminatorias son el filtro que depuran a los participantes de cada mundial, por eso es imposible que vea a los mismos países del mundial anterior repetir en el siguiente. No es invitacional como la Copa América, por ejemplo, sino que cada país debe jugarse su intervención cada cuatro años. Anteriormente, tenían cupo asegurado el monarca defensor y el país sede, pero desde Alemania 2006, solo el anfitrión tiene su boleto asegurado, lo que le confiere mayor importancia a este torneo previo.

La del 2022 será la última Copa del Mundo con 32 combinados nacionales puesto que para la edición de 2026 que organizarán conjuntamente Estados Unidos, Canadá y México el número de participantes se elevará a 48.  En el caso de Conmebol, lo primero que hay que entender es el formato, también es preciso aclarar cuántos cupos tiene cada confederación en el evento ecuménico, por qué da esa cantidad de cupos y finalmente, como se aplican los repechajes.

Formato Conmebol

Es la confederación más pequeña en lo que a participantes respecta, apenas 10, pero al mismo tiempo la segunda más importante luego de la UEFA, tomando como base los títulos conseguidos y el nivel de competitividad.

Hasta la edición de Estados Unidos 1994, la eliminatoria se jugó bajo el formato de dos grupos de cinco selecciones, con Brasil y Argentina siempre en zonas distintas, y el total de partidos eran 8. Clasificaban los dos mejores de cada grupo y si había repesca, el mejor tercero.

Pero desde entonces, el formato pasó a ser un grupo único, en el que todos se enfrentan contra todos a dos vueltas para un significativo número de 18 partidos. No hay segundas fases o rondas como si ocurre en África, Concacaf, Oceanía y Asia, por lo que se convierte en una carrera de largo aliento en el que los cuatro mejor ubicados van directo a la Copa del Mundo y el quinto a jugar repechaje con Asía, Concacaf u Oceanía, según lo determine la FIFA, pues esa condición cambia para algunas eliminatorias.

Actualmente, la fase clasificatoria de Conmebol solo ha disputado 6 juegos de los 18 debido a la suspensión de las dos fechas FIFA de marzo tanto en 2020 como en 2021, y por esa razón, es que ahora en septiembre y luego en octubre, habrá una situación extraordinaria de tres partidos en una semana para cada selección, cuando tradicionalmente son dos partidos en cinco días.

Con esa estrategia Conmebol recupera dos fechas y las dos restantes pendientes se recuperarán en enero, cuando no hay fecha FIFA para así emparejar el calendario y culminar en marzo del 2022, como estaba previsto, el itinerario de las selecciones sudamericanas.

Lea también: Cristiano Ronaldo: los desafíos que tendrá en su llegada al Manchester United

Otorgamiento de cupos

Desde Francia 1998 se juega el Mundial con 32 países y la distribución de los cupos se aplica de la siguiente manera: 13 para la UEFA (Europa), 5 a la CAF (África), 4.5 a Conmebol (Sudamérica) y la AFC (Asia), 3.5 a la Concacaf (Norteamérica, Centroamérica y el Caribe) y 0.5 a la OFC (Oceanía).

El máximo organismo europeo les otorga a los europeos la mayoría de cupos para el Mundial, porque esta asignación se hace a partir del número de selecciones inscritas a cada confederación y Europa es la que más tiene con 55. Pero esta medida no se cumple a rajatabla porque en el caso de Conmebol, pese a ser la más pequeña en número de países, es la tercera  que más cupos recibe, puesto que, de 10 selecciones, cuatro avanzan directo, e incluso el quinto pelea cupo por el repechaje, por eso la cifra que se usa es 4.5.

Ocurre todo lo contrario con Concacaf y es polémico, porque en Sudamérica clasifica casi la mitad de los que participan en las eliminatorias, y desde ya nos preguntamos cómo será la distribución para el siguiente mundial del 2026 en donde cada confederación verá ampliar su número de participantes. Lo cierto es que, para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe el cupo es de solo 3.5 pese que hay 41 países inscritos en la FIFA, y por ende disputando las eliminatorias. 

Otras eliminatorias que destacan por su dificultad son las africanas, en la que hay varias selecciones de alto nivel y, por ende, regalan cinco boletos. Selecciones como Senegal, Camerún, Costa de Marfil, Egipto, Argelia, Marruecos, Ghana, y Nigeria; son muy competitivas y aportan una buena cantidad de jugadores a la élite del balompié de clubes. En este caso, tienen un cupo más que Sudamérica por la cantidad de países que la disputan, un total de 40 naciones.

Asia es una de las confederaciones más débiles, pero tiene establecido 4.5 cupos por la gran cantidad de naciones que participan en sus eliminatorias, un total de 46.  Finalmente, aparece Oceanía, que es la confederación de menor potencia, y además con un reducido numero de países, apenas 11. Solo tienen 0.5 cupos.

Los repechajes

Es una eliminatoria de muerte súbita entre dos países, que se juega a dos partidos de ida y vuelta (local y visitante) y en la que el ganador de la misma se queda tradicionalmente con uno de los últimos cupos disponibles. La región dependerá de lo que decida la FIFA en la previa.

Por ejemplo, en las eliminatorias hacia Rusia 2018, Perú fue el quinto de América y clasificó en una repesca contra Nueva Zelanda, que fue a su vez el campeón de Oceanía. Para 2022, la FIFA aún no ha determinado como se jugarán las repescas, por lo que el quinto de Conmebol puede ir contra Concacaf, Asia u Oceanía.

África no disputa repechaje pues tiene asegurados cinco plazas, y Europa si, pero entre ellos mismos. Normalmente los segundos de cada grupo, que tradicionalmente son 8 a 10, juegan entre sí una repesca para entregar los restantes 4 o 5 cupos del viejo continente. Toda la fase de repesca, debería jugarse antes del sorteo de los grupos del mundial, a celebrarse en el mes de junio.