fbpx

5 puntos para entender lo que está pasando en Guinea-Conakry

Este fin de semana, las fuerzas armadas llevaron a cabo un golpe de estado al presidente Alpha Condé. ¿Qué le espera al país africano?.

Golpe de Estado en Guinea Conakry

El pasado domingo, las Fuerzas Especiales de Guinea, al mando del teniente coronel Mamady Doumbouya, aparecieron en un video difundido por medios internacionales con el presidente Alpha Condé en su poder. Foto: EFE

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: 5 Keys To Understand the Conflict In Guinea-Conakry

Guinea (también conocido como Guinea-Conakry para diferenciarlo de sus vecinos homónimos) es un pequeño país ubicado al occidente africano. Desde este fin de semana, viene atravesando un golpe de estado que ha puesto a la comunidad internacional en alerta.

El pasado domingo, las Fuerzas Especiales de Guinea, al mando del teniente coronel Mamady Doumbouya, aparecieron en un video difundido por medios internacionales con el presidente Alpha Condé en su poder. Las fuerzas comunicaron que suspendían la constitución, se disolvían las instituciones y se cerraban las fronteras terrestres y aéreas del país (medida que duró poco ya que se ordenaron las reaperturas un día después).


Pero, ¿qué es lo que se sabe hasta el momento de lo que está ocurriendo en Guinea? Acá te contamos 5 puntos para poder comprender el panorama.

1. ¿Hubo golpe de Estado o no?

Pese a lo comunicado en su momento por el ministro de defensa de Condé y un intento de fuerzas leales al ejecutivo de defender al presidente, el país ya ha caído en manos de los militares. Las fronteras se han abierto bajo órdenes de Doumbouya y este mismo se ha reunido con los antiguos integrantes de la administración de Condé.

El domingo se escucharon disparos en el centro de Conakry donde está el palacio presidencial y demás instituciones públicas importantes.

2. ¿Quién es el presidente capturado?

Alpha Condé puede ser conocido como el padre de la democracia en Guinea, o como el hombre encargado de acabarla. El derrocado presidente ocupaba el poder en Guinea desde el 21 de diciembre del 2010, cuando ganó las primeras elecciones en el país. 

Sin embargo, su figura de demócrata se fue diluyendo a medida que iba logrando reelecciones. Luego de las últimas elecciones (2020), en las que Condé obtuvo el 59,49% de los votos, su adversario, Cellou Dalein Diallo, desconoció los resultados. Esto terminó en enfrentamientos entre opositores y fuerzas militares.

Precisamente, para la última reelección, Alpha Condé modificó la constitución, lo que generó un clima de mayor rechazo entre sus opositores.

3. ¿Por qué la crisis política?

Guinea-Conakry viene atravesando varios problemas desde su fundación. En 2014, fue uno de los países focos de la epidemia de Ébola, causando 2543 muertos, tan solo por detrás de Sierra Leona y Liberia. 

Pero además de las posibles crisis económicas y sanitarias, las heridas abiertas en las últimas elecciones nunca sanaron. Previamente, la constitución de Guinea permitía 2 periodos consecutivos. Sin embargo, Condé (elegido en 2010 y 2015) quiso modificar ese artículo, pero la estrategia no fue respaldada en un referéndum. Sin embargo, el presidente interpretó que al haber ratificado el artículo constitucional sus periodos previos se anulaban y él podría volver a aspirar nuevamente por 10 años.

Lee también: Infografía: ¿Hacia dónde va la Yihad? Estos son los grupos islamistas que quedan


Esta jugada generó muchas protestas desde la oposición y en el momento de las elecciones, hubo alegatos de fraude, lo que despertó focos de protestas (reprimidos violentamente por las Fuerzas Armadas) en todo el país.

4. La débil estabilidad política

Esta no es la primera vez en que las fuerzas militares intentan un golpe de Estado en la pequeña nación. Luego de la muerte del expresidente Lansana Conté y la elección de Alpha Condé, ya en 2011, un grupo de militares que intentaron tomar el poder por la fuerza, fue repelido por la guardia presidencial de Condé.

5. ¿Qué viene ahora?

La primera decisión del Comité de la Agrupación y Desarrollo (la junta militar actualmente en el poder) fue crear un gobierno de unidad nacional que servirá de tránsito a unas nuevas elecciones. Sin embargo, Doumbouya, a la cabeza del nuevo gobierno, no precisó cuánto tiempo durará este periodo.
Los golpistas han intentado mandar un mensaje de calma a la comunidad internacional. Les han pedido compresión, ante la ola de rechazos que países africanos, europeos y Estados Unidos han manifestado.
Igualmente, el Comité intentó calmar a los inversores extranjeros y prometió que el país cumpliría con las obligaciones adquiridas. Así mismo, intentó calmar los mercados, siendo Guinea uno de los principales exportadores de bauxita, elemento necesario para la producción de aluminio.