fbpx

Tercera temporada de "Sex Education" y la era digital en la sexualidad en los jóvenes

Recientemente se estrenó la tercera temporada de Sex Education, la exitosa serie de Netflix. Esta ha puesto nuevamente sobre la mesa temas relevantes para el público joven y adolescente.

Fotograma de la serie 'Educación sexual'

Educación sexual a lo largo de todas sus temporadas logra romper paradigmas y tratar situaciones y problemáticas que históricamente han sido consideradas tabúes. Foto: YT-Netflix

LatinAmerican Post | Nicolás Donoso

Escucha este artículo


Read in english: Third Season of "Sex Education" and the Influence of the Digital Age in Sexuality in Young People

A lo largo de la historia de la humanidad, la sexualidad ha sido constantemente un objeto de estudio, analizándose no únicamente desde la ciencia pura y dura sino que también en donde intervienen diferentes dimensiones de la persona. Por ejemplo, el lugar en donde vive, su capital cultural, sus sentimientos, sus valores, sus creencias y sus costumbres, así como también su orientación sexual, identidad de género, expresión de género y sexo biológico; pueden influenciar a la persona.

Sex Education ha entendido a la perfección esto último, logrando captar a una cantidad importante de seguidores desde el día uno (hace ya más de dos años) hasta el reciente estreno de su tercera temporada. Esta serie trata de forma natural, espontánea y directa diversos temas que históricamente se han considerado como tabúes para los y las adolescentes y que ven en esta popular producción de Netflix cómo se abordan cuestiones como el sexo, la masturbación, el aborto y la pubertad.

Pero Sex Education también se destaca por hablar de cuestiones que en muy pocas ocasiones se han mencionado en televisión, como lo son la hipersexualización en los más jóvenes, la disfunción eréctil y las consecuencias negativas que puede tener el abuso sexual en una persona.

Sex Education invita a romper los tabúes

La serie trata acerca de la vida de Otis (Asa Butterfield), un adolescente introvertido y cohibido que tiene muchas dudas con respecto al proceso que se encuentra atravesando y que cuenta con una madre que es sexóloga, pero con la que Otis no se siente del todo cómodo para hablar de ciertos temas. Por esto, el protagonista toma la decisión, junto a una compañera de clases, de montar un pequeño emprendimiento de terapia sexual en su escuela, debido a que él tiene muchos conocimientos teóricos con respecto al tema.

Como se mencionó anteriormente, Sex Education, a lo largo de todas sus temporadas, logra romper paradigmas y tratar situaciones y problemáticas típicas de los jóvenes. Estas se abordan con la acertividad y seriedad que esta serie logra plasmar desde su argumento principal, hasta en la caracterización de cada uno de sus personajes.

Lee también: Televisión vs Streaming: ¿Quién ganará la guerra del futuro?

La representación de la sexualidad, el derribar mitos y el abarcar el diverso mundo en el que vivimos, termina por ser otro punto a su favor, y habla también de los tiempos actuales que estamos viviendo y de los avances que como sociedad se han ido consiguiendo hasta llegar hasta los tiempos actuales.

El papel que ha jugado la televisión en la educación sexual de los jóvenes y adolescentes

A finales de los 90, cuando se hablaba de sexualidad, era normal escuchar tímidas carcajadas, miradas de sorpresa o ver a personas sonrojarse, porque si bien era un tema del que se hablaba a modo de broma, muchos no querían abordarlo de manera seria. La televisión en esos tiempos optaba por la primera opción, mostrando que la sexualidad era aquello por lo que había que sentir vergüenza, que era para adultos y no para las personas más jóvenes.

Por suerte para los jóvenes de ahora, actualmente eso se ha ido modificando, y no solo con series más nuevas como Sex Education, sino que desde hace más de una década con producciones como Sexo en Nueva York, Skins, Skam, Merlí y Física y Química, en donde cada una se encarga de deslegitimar el hecho de que hablar de sexo sea algo malo.

Seguramente que la era digital ha favorecido mucho este nuevo enfoque. Los adolescentes, cada vez más, demandan contenido en donde los protagonistas sean precisamente ellos, buscando verse representados en la pantalla y que sus sueños, anhelos, preocupaciones y descubrimientos se vean reflejados en la pantalla y no sean escondidos. Que Sex Education sea una de las series preferidas por este público se explica en parte por ello: abordar temáticas de suma importancia para los jóvenes que antes se dejaban de lado, pero que ellos incorporan y son representados con total acierto.