fbpx

Todo lo que tiene que saber de las pasadas elecciones en Alemania

¿Por qué aun no se sabe quién es el sucesor de Ángela Merkel? Resuelve esta y otras dudas sobre las pasadas elecciones en Alemania en este artículo.

Persona poniendo un voto en una balotera

Resuelve todas tus dudas sobre los comicios de la economía europea principal. Foto: Adobe Stock

LatinAmerican Post | María Fernanda Ramirez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: The Most Recent Elections In Germany Summarized

¿Qué partido fue el ganador de las elecciones en Alemania? ¿Por qué aun no se sabe quién es el sucesor de Ángela Merkel?¿Cuándo se conforma el nuevo Gobierno? Resuelve todas tus dudas sobre los comicios de la principal economía europea..

Con las recientes votaciones en Alemania se eligió al parlamento, Bundestag, que estará conformado por 735 diputados, quienes a su vez son los responsables de elegir al canciller para un periodo que comprende del 2021 al 2025. No obstante, al ser un régimen parlamentario, en el sistema electoral de este país se requiere de un 50% de los votos para que un partido forme gobierno y elija al canciller. Sin embargo, los resultados de este lunes dejaron incertidumbre, pues ningún partido alcanzó esta cantidad de votos para que su candidato ostentara el cargo de jefe de gobierno y la victoria de los socialistas fue pequeña y deja las opciones abiertas.

Este suceso evidencia la necesidad de los diferentes movimientos políticos de formar coaliciones que les permitan gobernar al país.  El partido socialdemócrata (SPD), de centro-izquierda, obtuvo un 25,7% de participación con 206 diputados. Por su parte, el partido gobernante de centro-derecha, la Unión Demócrata-Cristiana CDU, obtuvo el 24,1% con 196 diputados. Por otro lado, el partido  Alianza 90 / Los Verdes obtuvo un 14,8%, el Partido Democrático Liberal un 11,3%; el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) un 10,3% y el partido La Izquierda un 4,9%. De las alianzas que estos últimos partidos hagan con los socialdemócratas o los democristianos dependerá la elección del futuro canciller.

A pesar de que Merkel representaba a un partido conservador, sus posturas y gestión la hicieron muy popular en Alemania y Europa, logrando así unir a diferentes sectores. Según información del Pew Research Center , en 2021 la confianza en la canciller es de un 76% en la nación teutona. Además, en el resto de Europa, siete de cada diez personas confían en la líder.  No obstante, estos datos contrastan con la derrota histórica del bloque conservador, conformado por la Unión Demócrata-Cristiana (CDU) y la Unión Socialcristiana (CSU), un partido de la región de Baviera, que desde 1949 no obtenía unas votaciones tan bajas. Esto supone un gran reto para el líder de la CDU y ministro-presidente de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, quien sería el sucesor natural de Merkel, pero que ha cometido varios errores en campaña. La alternativa a Laschet es Olaf Scholz, candidato del partido socialdemócrata SPD, quien es el actual vicecanciller y ministro federal de Finanzas.

Te recomendamos leer: ¿Quién será el sucesor de Merkel?

En este escenario existen varias coaliciones posibles, que se han nombrado en función de la combinación de los colores de los partidos que las conformarían: 

  • Coalición semáforo: formada por los socialdemócratas, los verdes y los liberales (rojo, verde y amarillo). A esta opción, Scholz la ha llamado la opción  "social, ecológica y liberal".

  • Coalición Jamaica: estarían los conservadores, los verdes y los liberales. 

  • Coalición rojo, rojo, verde: conformada por socialdemócratas, los verdes y la izquierda. Sería un gobierno de izquierda, temido por los conservadores.

  •  La gran coalición: uniría a los dos partidos mayoritarios, igual que como han estado en el poder durante los últimos ocho años, pero con Olaf Scholz como jefe de Estado y no con un democristiano.

  • Coalición Kenia: existe la posibilidad de una coalición más amplia que la “gran coalición” que incluiría a los verdes, una fuerza política que ha crecido bastante en los últimos años y ha atraído a los jóvenes de diferentes regiones del país, en especial por su enfoque ecológico y sus propuestas para afrontar la crisis climática con mayor firmeza. 

  • Coalición Alemania: estaría conformada por los democristianos, los socialdemócratas y los liberales. Por las políticas económicas, sería una de las opciones favoritas de los líderes empresariales en el país.

Laschet ha afirmado que buscará una coalición Jamaica, aunque no cierra las puertas a otras posibilidades. Sin embargo, es evidente que el partido de Los Verdes tiene mayor afinidad política con los socialdemócratas, por lo que una coalición de tipo semáforo parece la opción más probable. A pesar de que los liberales se han negado a unirse con los socialdemócratas en elecciones pasadas, Scholz ha advertido a los líderes de dicho partido que una eventual unión de su partido con los conservadores sería ignorar las preferencias de sus electores.

Todos los partidos importantes han dejado claro que dentro de sus coaliciones, no estarán los ultraderechistas de AfD (Alternativa para Alemania). Este partido a pesar de haber logrado grandes votaciones en la antigua República Democrática Alemana (Alemania del este, dominada por el régimen soviético), ha perdido representación en el parlamento y quedó excluido a un quinto puesto. Esto también deja tranquilidad al saber que ante una gran coalición, el principal partido de oposición no sería del AfD.

Por el momento, la canciller Ángela Merkel permanecerá en el poder hasta que se formen las coaliciones y se elija al nuevo canciller. Si no gana la "gran coalición", sería la primera vez en la historia que Alemania tendría una coalición tripartita. Tanto Scholz como Laschet tienen que empezar a construir sus gobiernos, sabiendo que el otro está con casi las mismas opciones y dependerá de cuánto cedan a los partidos minoritarios, que ahora tiene la sartén por el mango. Pero de no llegar a ningún acuerdo, se deberán repetir las elecciones, panorama que buscan evitar todos, y ambos esperan tener nuevo canciller antes de Navidad.

El próximo canciller tendrá la tarea de liderar la economía más importante del continente, tras una de las crisis más grandes para la humanidad. Asimismo, deberá hacer frente al cambio climático y a las crisis migratorias, como prioridades en su agenda.