fbpx

Taiwán y China aumentan las tensiones, ¿Cómo entender este conflicto?

Recientemente el gobierno chino de Xi Jinping manifestó sus intenciones de reunificar Taiwán y China. ¿Por qué estas dos naciones siguen siendo en teoría el mismo país?.

Xi Jinping

Por más confuso que parezca, Taiwán y China siguen siendo, en teoría, el mismo país. Esto, a pesar de que ambos tiene gobiernos diferentes y tienen distintas representaciones en las Naciones Unidas, diferentes equipos de fútbol, bancos centrales, monedas, etc. Foto: gdb.voanews.com

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Taiwan And China Increase Tensions, How To Understand This Conflict?

Por más confuso que parezca, Taiwán y China siguen siendo, en teoría, el mismo país. Esto, a pesar de que ambos tiene gobiernos diferentes y tienen distintas representaciones en las Naciones Unidas, diferentes equipos de fútbol, bancos centrales, monedas, etc. En la práctica, ambos son dos países independientes. 

Sin embargo, tanto Beijing como Taipei se autoreconocen como el verdadero Gobierno chino y representante del pueblo. Auque este ha sido el discurso que han defendido ambos estados, en la actualidad, Taipei reconoce internamente que lo que esto implica y que una reunificación con China continental pondría a los taiwaneses bajo el dominio del Partido Comunista Chino.

¿Cómo empezó este confuso conflicto?

Justo después de la II Guerra Mundial, cuando las fuerzas aliadas y grupos chinos expulsaron a los japoneses de China, una guerra civil empezó a cocinarse en el gigante asiático. Dentro de los grupos armados que combatieron el yugo nipón sobresalían los dirigidos por Chian Kai-shek (previo presidente chino antes de la invasión) y Mao Zedong (líder del partido comunista). La guerra dejó a los comunistas como victoriosos y obligó a los nacionalistas a escapar a la isla Taiwán, perteneciente a China.

En ese momento, los republicanos abandonaron la China continental, pero con la intención de volver, derrotar a las fuerzas comunistas y restaurar la "República". Gracias al apoyo de Estados Unidos para el Gobierno de Kai-shek, Taipei terminó representando a toda China ante las Naciones Unidas y ante el Consejo de Seguridad. No fue sino hasta 1971 en que se volvió insostenible no permitir al Partido Comunista tomar la vocería de la mayoría del territorio. 

Te puede interesar: China: ¿la nueva superpotencia en Afganistán?

Precisamente, también fue el apoyo militar y económico lo que le permitió a Taiwán permanecer de manera independiente a la China continental. Como bien explicaba Henry Kissinger en su libro "On China", los chinos saben que el tiempo es su mayor aliado, no por nada han sido un pueblo milenario que ha permanecido a pesar de invasiones, guerras, dominios. Saben que si hoy son débiles, mañana volverán a tener su grandeza. Es precisamente lo que aceptaron y sabían que Taiwán, al igual que Hong Kong, terminará siendo parte de su territorio.

Pero eso mismo pensaban los taiwaneses, soñaron por décadas que el régimen comunista en China cayera y que ellos se elegirían como los dignos herederos. Sin embargo, el tiempo le ha dado la razón es a los seguidores de Mao. Lo que en su momento fue la forma en que China aceptaba la "autonomía" de la isla (ambos territorios reconocían que Taiwán era parte de China) es lo que hoy genera esta crisis diplomática.

Xi Jinping recordó hace poco que Taiwán es parte de China y que ellos no han renunciado a su derecho de anexarla (en forma pacífica). Sin embargo, hoy, los taiwaneses reconocen el riesgo que esto causaría para sus instituciones democráticas y liberales. El partido que hoy compite contra el KMT de Chian Kai-shek, el Partido Democrático Progresista, hoy en el poder, defiende una independencia total de la China continental, formalizar lo que ocurre hace décadas, ser un país completamente independiente y sin miedo a una anexión a China.

Acá es cuando China muestra sus dientes. El gobierno de China siempre ha defendido una solución pacífica con Taiwán. Sin embargo, se ha reservado el uso de la fuerza si la isla decide separarse formalmente. Taiwán cuenta con estados Unidos, que siempre han sido fuertes aliados, pero hoy China no es esa pequeña economía en desarrollo, hoy es la segunda potencia mundial y muchos auguran que superará a los norteamericanos pronto.

Entonces, el status quo es lo que mantiene la paz en la región. Sin unificación, sin independencia y sin uso de la fuerza. Aunque hoy en día, el partido de Gobierno en Taipei sea liderado por el PPD y con un apostura más hostil hacia China y sus política represivas.

"La completa reunificación de nuestro país debe y será lograda". Esto acompañado con el envío de más de 100 aviones de combates a las aguas de Taiwán. Es evidente que Xi Jinping quiere presionar y saber hasta donde está dispuesto a responder Estados Unidos por un territorio en el patio trasero de China. Una de las consecuencias es lo vivido hace algunos años en Ucrania, cuando Rusia se anexó la península de Crimea sin importarle las advertencias de la OTAN. Sin embargo, Crimea estaba llena de simpatizantes rusos y hoy Taiwán es un escenario diferente que resultaría en una confrontación que pocos desean.

Es por esto que a pesar de que es poco probable que estas tensiones escalen, no es ajeno pensar que China tiene serias intensiones de asegurar la unificación, como igual pasó con la isla de Hong Kong.

China y su mar del Sur
Esta tensión diplomática y militar que se vive entre China y Taiwán no es la única  que existe en la zona. Precisamente, uno de los lugares con mayores disputas fronterizas es el mar del sur de China. El gigante asiático ha mantenido una postura agresiva en la que reconocen mar territorial, islas e islotes de Taiwán, Vietnam, Filipinas, Malasia Y Brunei. 

Incluso, China ha incentivado la construcción de islas artificiales y de bases militares en el área en disputa, lo que ha llevado las tensiones a niveles elevados para todos estos países.